Por Teany Cortés Lizama

La Mano Ajena es una banda que tiene ya una historia forjada en la escena nacional. Fundada el 2002 por el sempiterno Rodrigo Latorre (Las Mosquitas Muertas, Los Augustos), lanzan su primer disco homónimo el 2005, al que le siguen “Radio Galena” en 2008, “Raza Quimera” el 2011 y, recién el año pasado, “Éxitos Imbailables”. En estos 15 años de historia han pasado por la banda distintos músicos, innumerables instrumentos, diversas puestas en escena, además de experimentos varios con la música latinoamericana, de los Balcanes y el Rock&Roll, entre otras. Pero si bien en los tres primeros álbumes teníamos la certeza que dentro de a un disco de La Mano Ajena había una fiesta bailable, con ritmos que se movían entre lo frenético y sensual, esa certeza se pierde de manera drástica en el disco del 2016.

Es por esto que el nombre de este último álbum “Éxitos Imbailables”, funciona como una advertencia absolutamente necesaria. Si esperábamos el eclecticismo bailable al que nos tenía acostumbrados La Mano Ajena, definitivamente no lo encontraremos en esta última entrega. El cambio es radical y sutil al mismo tiempo. Sin dejar fuera las influencias de la música gitana, el klezmer y el jazz manouche, el rock adquiere mucha más fuerza en este álbum. Y no el rockandroll o el swing vintage de “Radio Galena”, sino un rock psicodélico, progresivo, metal incluso, que nos recuerda a ratos a Mr. Bungle o Alamaailman Vasarat.

Los ritmos de “Éxitos Imbailables” oscilan entre dos puntos extremos. Por un lado, a veces en un mismo tema, podemos encontrarnos con ritmos tan enloquecido que se vuelve inevitable el consabido cabeceo rockero. Al otro extremo encontramos el hipnotismo de una psicodelia que nos obliga a disfrutar el sonido en detalle, con los oídos bien abiertos. Entre estos dos puntos encontramos reminiscencias de La Mano Ajena de los discos anteriores. Podemos hallar pequeñas fracciones de ritmos bailables, que pronto se cortan de manera abrupta, dejándonos con las ganas. Pero también “Hora Jungla”, primer single del disco, “Devet” o “Briu Otalnesc”, suavizan esta propuesta que resulta a ratos dura y de difícil acceso, y nos recuerdan a singles como “Wewo” u otros temas de directa influencia klezmer y gitana.

Parte de esta mutación de estilo pasa por el cambio en la formación del grupo. De la orquesta pequeña que conformaban hasta “Raza Quimera”, el último formato es más parecida a una banda, con menos instrumentos, y, estos, de sonidos menos invasivos. Vuelve a primar el sonido eléctrico de la guitarra y el bajo por sobre lo acústico, y los vientos reemplazan a los bronces. Desaparece también el acordeón, y el cimbalom le otorga a la composición notas a la vez exóticas y oscuras. Otro punto importante es la salida de la banda de la voz icónica de La Mano Ajena, María Fernanda Carrasco. Quizás a causa de esto, las letras escasean en este disco. Sin embargo, las pocas que aparecen, por ejemplo la ya mencionada “Hora Jungla” o la irreverente “Pal pico”, mantienen el contenido social e irónico que el conjunto ha insistido a lo largo de su trayectoria.

Los catorce años que llevaron a La Mano Ajena a forjar “Exitos Imbailables” les ha dado la seguridad y la locura que entrega la edad. Si bien, esta última propuesta musical es de difícil aproximación e imbailable por donde se le mire, logra sorprender y admirar en cada uno de sus casi 37 minutos, a través de la experimentación y la libertad ecléctica llevada a un extremo poco común.

Lista de canciones
1. Patagón
2. New York
3. Hora Jungla
4. Le Mystère De L’Cymbalum Bulgare
5. Psychedelic Klezmer
6. Briu Oltanesc
7. Super Tutti
8. Pal Pico
9. Devet
10. Canalla

Puedes encontrar el disco en Portaldisc: http://portaldisc.com/disco.php?id=15055

Deja un comentario