Flema en Sala Metrónomo: La evolución del Punk
26 de agosto.

Por Katherine Reyes.
Fotografías por Francisco Vidal.

Entre remaches, chaquetas cloradas, de cuero y moikas de diferentes tipos y colores, da inicio el concierto de Flema la noche del viernes 26 de agosto, en Sala Metrónomo. No hubo una banda previa, pero los y las asistentes cantaron a todo pulmón las canciones de 2 minutos y de Zumo que eran puestas para calentar el ambiente.

Casi siendo las 21:30 da inicio el concierto, un concierto punk que anoche hizo política desde esa vereda. Entre gritos por los presos políticos y presos mapuches, Rossi Exclama “Personalmente apoyo su lucha, ojalá puedan ganar, la mayoría esta de un lado, y si no, les queda emborracharse y no ver lo que pasa”. Abriendo así el concierto con la canción «Ahogador en Alcohol».

Hasta ese entonces, toso estaba relativamente tranquilo (dentro de lo que se puede considerar tranquilo para esta escena) Pero bastó con que la banda comienza a tocar los acodes de «Degeneraciòn». En medio de una sala que de un momento a otro se repletó, para qué se diera inicio al esperado gran pogo, que se hizo presente hasta el final del concierto.

null

“La Música y la poesía no se puede prohibir, quizá, quizá, las canciones, dan un mensaje y esta fue escrita por Riki …tú hermana llena de Sangre”. Con esta canción el público que hasta ese entonces tenía sus posiciones marcadas (hombres en el pogo y las mujeres a un costado, impidiendo ser parte de él) Se abre a todas las asistentes. La euforia se hizo presente, girando el publico al ritmo de la canción, empujones, gente caída que era ayudada a ponerse en pie, mujeres sobre los hombros de hombres y entre ellos mocheando.

Luego de este tema, que narra el encuentro de una mujer tirada en un parque, en estado de shock tras una violación, se vienen los comentarios de Rossi muy de la mano al contexto histórico-político, “Nadie, debería violar, nadie debería ser violada, nadie, ni por ser una vigilante, o ser una concha” con cara de aceptación y critica, señala: “Eso lo deben saber, pero la canción está buena”, una frase que nuevamente responde al contexto histórico-político, que no ha quedado ajeno a la banda, cuestionando sus letras (letras que fueron escritas décadas atrás).

null

El sonido estuvo acorde y estable todo el concierto, las luces sin mayor producción de juegos ya que esto no era necesario, para generar un ambiente de excitación y euforia . Para este entonces, ya se encontraba repleto el lugar. “Tengo muchos amigos acá, hemos conocido sus luchas”. Estas palabras en respuesta a una bandera mapuche que flameaba durante el concierto y las consignas atribuidas a esa lucha. “Hemos conocido chicos, pero también chicas. Esta canción, con todo respeto es para ellas”. «Y aún yo te recuerdo», canción que narra un encuentro de dos personas en un recital, que con el paso de los minutos va subiendo de intensidad a un encuentro sexual casual. Esa fue la “canción romántica” de la noche y es que en ese momento, parejas besándose se incorporaron al caos del pogo, sin separarse el unos de otros, abriéndose camino en medio de ese círculo caótico. Mientras que quienes no se incorporaban, se tomaban de la mano y cantaban a todo pulmón, brindando con una cerveza.

null

Era constante por parte del vocalista, preguntar cómo lo estaban pasando, al igual que mirar la hora en su reloj de mano. Y es que ya decíamos, son una banda Punk Rock, y como tal, todo era inesperado, pues ¡Hasta un recreo se tomaron!. Sí, un recreo para ir al baño y reponerse. Momento de gran estrellato para la batería de Sergio Lencina, quién tocó alrededor de 3 minutos un solo que dejó al publico muy enérgico. Lo mismo con Luís, quién sacó sus mejores gritos de rock en compañía de su guitarra, para posteriormente, incorporarse a ese misterioso “recreo”.

De vuelta de ese pequeño descanso de alrededor de 10 minutos, Se vuelven a escuchar gritos recordando a Ricky Espinos (vocalista de la banda, que se suicida el 30 de mayo del 2002). La edad y el valor por la vida, fue un cuestionamiento en la segunda parte del concierto, así lo hizo sentir Rossi “El punk sigue, nosotros estamos aquí pero mañana habrán otros más jóvenes, nosotros ya estamos viejos, no es nuestra primera muda”, seguido a esto, se recordó a Santiago Rossi, hermano del ahora líder de la banda, dedicándole la canción «Lejos de casa».

null

Esta segunda parte del concierto, también estuvo cargado de anécdotas cómicas, una guitarra que se soltaba a cada rato de su correa, debiendo Luís hacer una seria de maniobras para seguir tocando, la confusión de canciones por parte del mismo, quién fue corregido entre bromas y chistes por parte de sus compañeros. Así como las constantes interrupciones a Rossi mientras se disponía a dar una que otra introducción, lo que sacó risa entre los y las asistentes.

El concierto culmina con la canción «Nunca seré policía», explicando que debían terminar a la hora para ceder el espacio, pero no sin unas palabras, como ya se venía dando “El punk, no es destruir todo, el punk es seguir, esta canción por lo general siempre termina mal, pero el punk es más que eso”, y así culmina el concierto, al corro y contó en conjunto de esta última canción.

null

Fue un concierto que sonó bien de principio a fin, con discurso político incluido haciendo alusión al Apruebo y en contra Pinochet que a ratos, se tornaba apolítico. Integrantes regalaron uñetas y baquetas, bajando del escenario para tomarse fotos con los y las últimas asistentes.

Setlist:
Ahogado en alcohol
Corriendo con Satán
Mejor quemarse
El Linyera
Degeneración
Siempre estoy dando vueltas
La sangre de tu hermana
Quizás
Maten a su suegra
Fernando anda en Skate
El sueño Americano
La Sal del mar
Y aún yo te recuerdo
Tanto tiempo
Recordándote
Angie
Lejos de casa
Vicky la Lunga
Vamos a Fumar
Metamorfosis Adolescente
Tiempo de morir
Más feliz que la mierda
Y si soy así
No pasa nada
Me tengo que ir
No te dejare
No quiero ir a la guerra
Vahos de ayer
Nunca seré policía

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X