Iron Maiden en el Estadio Nacional: El fanático más allá del simple espectador
15 de Octubre 2019.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Felipe Morales.

La Doncella de Hierro y Chile. Chile y la Doncella de Hierro. Hablar de la agrupación británica y su fanaticada nacional es precisamente eso. Redundar al derecho y al revés. Pero no importa. Nada importa en realidad cuando frente a tus ojos se despliega una obra de arte musical imperiosa, un vuelo sin escalas que va derecho a todas partes. Al lugar que quieras para ser más exactos.

15 de octubre en el Estadio Nacional. Segunda jornada consecutiva en que Iron Maiden hace de las suyas con el público avezado de nuestro país y las baterías están tan cargadas como quedó registrado en Movistar Arena la noche anterior.

The Raven Age fue la banda que abrió la jornada y, si bien es cierto que dicho honor está cargado de un nepotismo evidente, también es cierto que para estar ahí hay que hacer las cosas bien y el puñado de canciones que interpretaron en la jornada ratifica la acepción. Entre las destacadas y más aplaudidas se lucieron con “Fleur de Lis”, “Surrogate” y “Angel in Disgrace” para cerrar su presentación.

null
null
null

Pocos minutos habían pasado sobre la hora pactada cuando empezó el magnánimo espectáculo. El sonido de las pantallas gigantes retumbó con la aparición de Eddie en el videojuego de Legacy of the Beast y acto seguido, tras vítores de ansiedad, con la canción “Doctor Doctor” de la banda UFO.

null

No obstante, los fuegos realmente los abrió Dickinson y compañía con la portentosa “Aces High”, éxito coreado a más no poder por las más de 50 mil almas que repletaron el recinto de Ñuñoa. Y hablar de fuegos no es exagerar porque sobre el escenario y bajo él, las llamas del infierno se estuvieron encendiendo de manera continua. Desde un lanzallamas manipulado por su frontman en “Flight of Icarus” hasta una serie de bengalas que aparecía de vez en vez en medio de la cancha como por ejemplo en la doble explosión, literal e intrínseca, al introducir la bullada “The Trooper” donde además se vive una batalla muy reñida entre Dickinson, espada en mano, y una versión militarizada de su mascota infranqueable.

null

Todo lo interpretado era carta segura para sus fanáticos, incluso canciones poco usuales en sus shows como “Sign of the Cross”. Sin embargo, siempre hay puntos altos y muy altos como las interpretaciones de temas pertenecientes a dos de sus discos más populares The Number of the Beast con las canciones “Hallowed By Thy Name” y “Run to the Hills” ambas aparecidas en el encore para cerrar de manera magistral su show, y la canción que le da nombre al disco y con la que la locura se expresó a niveles infatigables y desasosegados.

null
null
null

Piece of Mind también brilló con luz propia con vívidas interpretaciones de “Where Eagles Dare”, “Revelations” y, era que no, las ya mencionados “The Trooper” y “Flight of Icarus”.

null

Con años de circo, Iron Maiden es una banda de una prolijidad increíble. Desde la maqueta de un avión gigante hasta la aparición majestuosa de Eddie en proporciones inconmensurables. Tras cada canción, los gritos y la algarabía se multiplicaban y a medida que avanzaba el concierto la sensación de éxtasis perenne no aminoraba. Resaltar tres éxitos antes de terminar solo para dejar en claro el batallón inmortal de un setlist hecho para disfrutar: “2 minutes to Midnight”, “The Wicker Man” y “Fear of the Dark”. Nada que hacer ¿No es verdad? Esencia pura, virtuosismo innato, constelaciones que se apoderan del alma más pura para dar paso a la conexión sin fronteras del fanático más allá del simple espectador.

Setlist The Raven Age:
Betrayal of the Mind
Promised Land
Surrogate
The Day the World Stood Still
The Face That Launched a Thousand Ships
Fleur de Lis
Grave of the Fireflies
Seventh Heaven
Angel in Disgrace

Setlist Iron Maiden:
Aces Hight
Where Eagles Dare
2 Minutes to Midnight
The Clansman
The Trooper
Revelations
Fort he Greater Good of God
The Wicker Man
Sign of the Cross
Flight of Icarus
Fear of the Dark
The Number of the Beast
Iron Maiden
The Evil That Men Do
Hallowed Be Thy Name
Run to the Hills

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario