Jarabe de Palo en el Teatro Cariola: Un regreso mágico y en grande
17 de octubre 2017.

Por Carla Valdebenito.
Fotografías por Felipe Morales.

Dos años tuvieron que pasar para que Jarabe de Palo volviera a Chile, dos años que se hicieron eternos para sus seguidores, los que dejaron en claro la lealtad hacia la banda agotando todas las localidades del mítico Teatro Cariola. Como pocas veces sucede en nuestro país, el concierto comenzó muy puntual, respetando a un público leal, ansioso y, sobre todo, expectante por saber cómo sería la gran velada que prometía el formato mucho más íntimo y acústico que ha presentado en otros países que ya fueron testigos de la gira “50 palos”.

Siendo las 21 hrs., la sala se quedó completamente a oscuras por unos segundos, una pausa breve que duró hasta que unos destellos de luces iluminaron un costado del escenario. Ahí, se encontraba Pau junto a su guitarra y su característica camiseta negra con la fecha de su nacimiento. Lleno de aplausos y gritos, comenzó un concierto que fue tildado por muchos como ‘especial’, debido al ambiente de intimidad que logró crear junto a Jaime de Burgos (pianista), Andrea Amador (violonchelo) y Jordi Vericat (contrabajo), los tres músicos que lo acompañan en este cálido viaje musical.

Uno a uno fueron sonando los temas del setlist preparado. Una de las sorpresas que trae la gira es “Humo”, el único tema inédito de su última placa; el cual, a pesar de ser nuevo, fue coreado por la audiencia con gran emotividad debido al contenido de su letra y la historia que el mismo Pau se dio el tiempo de contarnos antes de interpretarla. Tras ese momento, la banda supo generar un quiebre interpretando “Yep”, uno de los temas con más ritmo de la noche. Tanto para Pau como para el público, el concierto avanzó rápido, canción tras canción, lo que demostraba el disfrute de todos quienes estábamos presentes y que no queríamos que la cita finalizara.

Si bien para los fanáticos de Jarabe de Palo todas las canciones son temazos, la noche de ayer tuvo algunas canciones como favoritas; “Bonito”, “La Flaca”, “Déjame vivir”, y “Agua” fueron, sin duda, las canciones que causaron un revuelo mayor, siendo también aquellas que todos querían compartir con quienes no estaban ahí físicamente (todo gracias a la tecnología).

Durante el show, hubo tiempo para la emoción, la alegría e incluso el baile; también instantes para recordar y mencionar a la tremenda Celia Cruz, quien fue participe en algún momento de la carrera de Jarabe de Palo y fue recordada con mucho cariño y emoción con un beso al cielo. La noche incluyó, además, historias varias sobre el origen de algunas canciones, lo que provocó una gran conexión con un público que incluía pequeños admiradores (demostrando que su música ha trascendido por generaciones). Asimismo, hubo espacio para momentos de humor, tal como cuando, con tono gracioso, nos dijo que ellos “solo tocaban viernes y sábado”, sacando las risas de todos los asistentes quienes quedamos confundidos y relajados.

Como es habitual, Donés hizo de una noche de martes, una velada especial y llena de música. Pese a presentar un formato al que no todos estamos acostumbrados, Jarabe de Palo supo superar con creces las expectativas con un show que estaba planeado para interpretar los temas de la manera en la que, como dijo el mismo Pau, “vinieron al mundo”: voz y guitarra.

Llegando ya al final de la jornada, Donés, notoriamente agradecido, abandonó el escenario junto a sus músicos. Esta acción, como todos sabemos, ya es parte de cualquier concierto; sin embargo, revolucionó de igual forma al público. Gritos, aplausos: todo era válido para hacernos notar y lograr que el artista regresara a seguir con el show, el llamado “bis”. “Tu me hacías sonreír” y “Grita” fueron las canciones que hicieron que el teatro se llenara de alegría.

Luego de este concierto, solo nos queda desear que Pau Donés gane la lucha contra el cáncer; que tenga una recuperación total para que pueda seguir deleitándonos con su arte. Así, podemos esperar que no pase tanto tiempo para la próxima visita de Jarabe de Palo a nuestro país, ya sea con nuevo material o de regreso con sus ya clásicas canciones, las cuales han sido parte de la banda sonora de la vida de muchos.

Setlist:
Mucho más, mucho mejor
Dicen
Tiempo
Depende
Estamos prohibidos
Déjame vivir
Mama
Bonito
Hoy no soy yo
Humo
¡Yep!
Que bueno que bueno
Me gusta como eres
Agua
Completo incompleto
No te duermas
Te miro y tiemblo
El lado oscuro
Dos días en la vida
La flaca

Encore:
Tú me hacías sonreír
Grita.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Sobre El Autor

Carla Valdebenito

Artículos Relacionados

Deja un comentario