Joss Stone en Movistar Arena: Pocas pretensiones y mucho talento
9 de junio 2022.

Por Amaranta Cartes.
Fotografías por Javier Martínez.

Muchos recordamos a Joss Stone como la cantante que se hizo famosa siendo una niña con una voz sobresaliente. Era noticia que tenía solo 16 años cuando debutó en radios y canales musicales con un extraño, pero atrapante cover, en clave R&B, de la canción de The White Stripes “Fell in love with a girl”, a la que llamó “Fell in love with a boy”. Desde ese momento, y a partir del nuevo single emanado de su primer disco, The Soul Sessions, “Super Duper Love”, la pequeña Joscelyn Eve Stoker se transformó en la niña prodigio de un estilo musical que no es propio de gente tan blanca y tan británica como ella. Su talento era indiscutible. Hoy, a casi 20 años del lanzamiento del disco que la catapultó a la fama, sigue reafirmando que su voz y su carisma son su mayor activo.

El show propuesto en un inicio para la noche del 9 de junio en Movistar Arena contaba con la presencia de la cantante escocesa KT Tunstall, conocida por canciones como “Other Side of the World» o «Suddenly I See», además de Francisca Valenzuela como antecesoras de Joss en el escenario. Sin embargo, por temas de salud, KT dio de baja su gira por latinoamérica. A pesar de esto, la noche no perdió el brillo ni la compatibilidad para la fanaticada de Valenzuela y Stone, la que, evidentemente, comparten.

Faltando pocos minutos para las ocho de la noche, Francisca Valenzuela llegó vestida de flamante rojo a un Movistar Arena todavía semi vacío. Sin embargo, con las primeras notas de “Normal Mujer” emanadas de un piano blanco en medio del escenario, la poca gente que había se hizo notar para aplaudirla. Su single “Qué sería” fue coreado por los y las asistentes mientras el recinto comenzaba a recibir más público. Aprovechando las luces del show venidero, Fran y su banda, compuesta por Valentín Trujillo en teclados y Cristóbal Orozco en batería, repasaron canciones muy queridas por sus fans como “Tómame”, “Quiero verte más” y “Ya no se trata de ti”, dejando de lado, eso sí, las canciones de su primer disco, del que no interpretó ninguna, demostrando que repertorio tiene de sobra. Le dio prioridad a sus creaciones más recientes, entregando principalmente material de su cuarto disco La Fortaleza (2020), como la canción “Corazón” en la que invitó a cantar a Francisco Victoria, y de su último estreno, Vida Tan Bonita (2022), como “Hola Impostora” y la que da el nombre al disco, “Vida Tan Bonita”. Cerrando su show, la cantante nacional quiso hacer un pequeño homenaje a quien estuvo ausente, interpretando “Suddenly I see” de KT Tunstall, para terminar con “Buen Soldado”, cuando el Arena, ya comenzaba a llenarse.

null
null

La voz de Joss Stone se escuchó por los parlantes antes de salir al escenario. Apareció cantando, brillando y embarazada. Suponemos que también estaba descalza, ya que suele cantar en esas condiciones, pero su largo vestido de fiesta no permitía ver sus pies. También estaba su tradicional pañuelo colgando del micrófono que combinaba con el dorado de su ropa y aportaba a su estilo hippie glamoroso. El concierto arrancó la energía alegre, de la canción “Free me” y la sonrisa de la artista que monopolizó el escenario durante todo el evento. La vibra era la de un concierto íntimo. Luces cálidas y la cantidad precisa de gente. Era también de banda antigua con look moderno, de jazz, de soul, de blues, de años 50 o 60, con su cantante principal deslumbrando y con una banda increíblemente profesional y con estilo y personalidad propios.

null

Por la segunda canción, Joss hizo notar el frío que hacía, tanto en Santiago como en el Arena, y pidió a los y las presentes que bailaran y se movieran para resistir. Y la verdad es que hubo pocos momentos en los que la gente se sentó. Hizo al público cantar con ella en «Big ol’ game» y con «Oh to be loved by you», canción de su último disco Never Forget My Love, dedicada a su pareja, el frío dejó de ser un problema.

null

Además de cantante, Joss Stone es compositora. Pero también es sabido que una de sus especialidades es cantar covers del estilo que a ella le gusta. Así lo hizo en su primer disco y también en The Soul Sessions Vol. 2. Por eso vemos que aprovecha las instancias en vivo para mezclar sus canciones con las de otros artistas, homenajeando, por ejemplo, al reggae al fusionar su canción «Tell me what we’re gonna do now» con «Turn your lights down low» de Bob Marley and The Wailers, o incorporando pedazos de canciones que le muestra su hermano Harry en «Harry’s symphony», o interpretando «The love we had (Stays on my mind)» de The Dells y haciéndola propia.

null

La simpatía de la cantante fue otro de los grandes atractivos del concierto. Conversadora, intentando hablar español lo más claro posible y tomando té, haciendo honor a su país de origen, hizo reír al público en casi todas sus intervenciones. El show siguió con un repertorio variado temporalmente con canciones como «Jet Lag», un megamix de sí misma en el que cantó seguidas «Don’t cha wanna ride», «Bad habit» y «Baby baby baby» llegando a «Super Duper Love», éxito inmediato y remedio para el frío. Hacia el final de la primera parte, aparecieron nuevos covers interpretados sin nada que envidiarle en calidad a las originales. Con «Midnight train to georgia», «I say a little prayer» y «It’s a man’s man’s man’s world», los músicos salieron del escenario.

null

El encore, por supuesto, vino con la fórmula de mostrar una canción nueva, en este caso «Never forget my love» y terminar con los hits, en este caso, «You had me» y, como si el público no la hubiera pedido desde el comienzo, «Right to be wrong», que cerró con toda la esencia de Joss Stone puesta en una canción: profesionalismo, talento y simpatía. Su voz no es la del pop, dónde grandes discográficas quisieron encasillarla alguna vez. Ella no tiene esas pretensiones. Esta chica no puede sino cantar R&B, soul o blues. Para eso nació y con eso deslumbró a Santiago en esta fría noche de junio.

Setlist:
Free me
Big ol’ game
Oh to be loved by you
Tell me what we’re gonna do now / Turn your lights down low
Harry’s symphony
Jet lag
You’re my girl
Don’t cha wanna ride / Bad habit / Baby baby baby
Music
Super duper love
Karma
The love we had (Stays on my mind)
Midnight train to Georgia / I say a little prayer / It’s a man’s man’s man’s world

Encore:
Landlord
Never forget my love
You had me
Right to be wrong

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X