Por Jorge Fernández.

Era fines de los años noventa y principios del nuevo milenio. Algunos pasaban las horas preocupados de lo que se avecinaba. El supuesto fin definitivo de una era, las especulaciones, alucinaciones y vaticinios efímeros estaban a la orden del día en el mundo entero y, era que no, en nuestra sociedad chilena, siempre dispuesta a creer en lo que se dibuja con pintura desechable.

Otros, más cuerdos, vibraban con las tendencias musicales que el rock nos entregaba. Las tribus urbanas se repartían entre poleras negras con símbolos pseudo-satánicos, pantalones a medio muslo, jeans rotos, chaquetas de cuero y tantos otros característicos atuendos.

De esa época, emergió una nueva tendencia musical que marcaría a una generación completa, el Aggro Metal o Nu Metal, entre cuyos forjadores incipientes estaban los californianos Korn, banda liderada por Jonathan Davis, cuyos inicios datan del año 1993.

Con sonidos que mezclaban Heavy Metal, Hip-Hop y otros estilos musicales como el Grunge y el Funk, Korn, junto a otras bandas emblemáticas como Deftones, Papa Roach y Limp Bizkit, fueron creando una fanaticada enorme que hasta el día de hoy los sigue admirando con devoción.

Al parecer, los astros se unieron para dar vida a Korn. Y no estamos hablando en sentido figurado, pues la incorporación del frontman a la banda que aún no tenía nombre a esas alturas, se dio precisamente porque alguien de su familia que practicaba la astrología, le dijo que esa sería una buena decisión. Así, con Jonathan Davis (voz), Brian Welch (guitarra) James Shaffer (guitarra), Reginald Arvizu (bajo) y David Silveria (batería) nace esta emblemática banda, quienes desde sus inicios han dejado su huella en el mundo del rock con temas como “Falling Away From Me”, Somebody Someone” y “Make me Bad”. Canciones que de seguro podremos corear este 27 de abril en el Teatro Caupolicán, en lo que será su quinta presentación en nuestro país.

Korn, en estos casi 25 años de carrera, ha pasado por diferentes momentos tanto en el plano musical como en su núcleo constitutivo. Silveria dejó la banda el año 2006 y es Ray Luzier quien se hace cargo de las baquetas desde el 2008 hasta la fecha y Brain “Head” Welch estuvo ausente durante varios años y se reintegró el 2012. Sin embargo, lo que ha encendido más a los fanáticos es que para esta gira por Sudamérica, Korn no contará con su bajista original, Reginald Arvizu y en su reemplazo temporal estará el joven adolescente de 12 años, Tye Trujillo, hijo del emblemático bajista de Metallica, Robert Trujillo.

Seguramente, Korn nos hará un recorrido por todos sus temas clásicos, desabrochando el primer botón de la camisa de aquellos fanáticos que disfrutaban de su música hace quince o veinte años atrás. Por supuesto, en gran parte de su setlist, estarán incorporadas canciones de su última placa, “The Serenety of Suffering” (2016), álbum aclamado por la crítica y su público de antaño, pues al parecer de muchos, tiene altas dosis de lo que hicieron en sus primeros discos. Esos mismos que lo llevaron a la fama mundial y que, en muy pocos días, podremos volver a disfrutar.

null

Evento en FB: https://www.facebook.com/events/707397992750473/
Compra de entradas: http://www.ticketek.cl/

Deja un comentario