La Brígida Orquesta en SCD Plaza Egaña: Viaje entre rimas y melodías
26 de enero 2018.

Por Carla Valdebenito.
Fotografías por Víctor Santibáñez.

Pasada las nueve de la noche, comenzaban a sonar los primeros acordes musicales. Entre luces bajas y humo, el cual invadía la sala, nos preparábamos para presenciar el despliegue creativo que supone ver, oír y sentir a La Brígida Orquesta.

Un comienzo marcado por la interpretación de sus once integrantes, quienes, en una intro, mezclan su música con el teatro donde todos se roban el protagonismo y las miradas del público que, expectantes observan cada detalle, pues no se sabe con qué nos podrían sorprender una vez más.

En cada tema hubo algo puntual que sobresalía y te dirigía hacia otro lugar, ya fuese sonidos, movimientos, acordes. Algo muy característico de ellos, donde dan lugar a lo mejor de cada uno para el deleite de quien los observa.

Durante todo el espectáculo pudimos ser testigos de los grandes ensambles de viento que compone a La Brígida Orquesta, dirigidos bajo la brillante participación de Gabo Paillao que no dejó a nadie indiferente. Así pasaban las canciones, sonaban las rimas y la noche avanzaba dejándonos atónitos con cada interpretación. Cada una mejor que la anterior. Sobre todo, quienes éramos participes del concierto por primera vez, pues disfrutamos de cada tema de principio a fin.

Al llegar casi al final de la noche, apareció Orquestina. Personaje que da vida y protagoniza el videoclip Inconsecuencia, aunque tal como dijo Chinaski “era la prima del sur” ya que, en esta ocasión fue un hombre quien dio vida a la irreverente pero, a la vez, fabulosa Orquestina. Apareció de sorpresa vestida con su ya clásico vestido celeste y su cara pintada de azul, dejando a todos pasmados con su ingreso y posterior performance tanto en el escenario como entre el público quienes observaban con cautela los pasos de la artista que se paseó por toda la sala, incluso llegando al público que se encontraba en el segundo piso observando el show.

11 voces y 22 manos tal como ellos dicen, fueron suficientes para disfrutar de un show de calidad. El triunfo de una propuesta musical que mezcla las artes escénicas tanto de la música como del teatro haciendo de esto, un espectáculo realmente completo y fácil de disfrutar y comprender, sobre todo para quienes siguen las rimas de gran Matiah Chinaski, quien siempre, sin pelos en la lengua, nos deleita con sus rimas aunque en esta ocasión Gabo Paillao también fue parte de ello.

Sin duda alguna, La Brígida Orquesta es el claro ejemplo de que no siempre menos es más.

Setlist:
Intro
Corte Elegante
Manifiesto
Inconsecuencia
Si te Busca
No hay Apuro
Canciones Viejas
Sin Nombre
Elba Surita
Disfruta

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario