Kabinete de Madame Forest, es el nombre del recientemente estrenado espectáculo de Cirkoqoshka, la compañía chilena de circo teatro que se inspiró en los gabinetes de curiosidades de hace 500 años -y sus exhibiciones de colecciones de rarezas- para crear una obra familiar, que además incluye danza, música, pantomima y marionetas.

“Miramos hacia el pasado y el referente indiscutible es el circo y su historia”, dice Álvaro Pacheco, co-creador de la obra y miembro del elenco, quien agrega: “cuando se crearon estos cuartos de maravillas, fueron tiempos de grandes descubrimientos naturales, y el despertar de espacios para la curiosidad por los reinos animales, minerales y vegetales. Allí gran parte de los circos tenían artistas con peculiaridades de la naturaleza, como la famosa mujer barbuda, pero muchos otros eran charlatanería para atraer audiencias”, explica.

Kabinete de Madame Forest estará este fin de semana en el Centro Cultural GAM los días sábado 19 y domingo 20, con funciones dobles, a las 12.00 horas y a las 16.00 horas. Se trata de un espectáculo familiar fantástico, exuberante y barroco y reúne en un solo lugar a una niña jaguar, un hombre pájaro, la mariposa japonesa y a una fantástica diversidad de personajes circenses, como un mago, acróbatas y una mujer barbuda.

En tanto, a contar de septiembre, el colectivo inicia una itinerancia por distintos puntos del país. El 2 de septiembre se presentan en el Centro Cultural de San Antonio; el 16 de septiembre en el Espacio Matta en La Granja; el 23 de septiembre en el Teatro Municipal de Paine y el 30 de septiembre en la Casona Dubois en Quinta Normal. Y a partir del 4 de noviembre Cirkoqoshka da curso a una nueva temporada de su obra en Matucana 100.

El montaje está dirigido por Carolina Gimeno y es interpretado por un grupo de artistas circenses integrado por Álvaro Pacheco, Carola Sandoval, Fernanda Ledesma, Bárbara Achondo, Mario Escobar y la actriz Carla Casali. La idea original pertenece a Álvaro Pacheco y Carola Sandoval.

“La curiosidad y el humor son transversales a cualquier edad, y son precisamente los ejes principales de nuestro espectáculo”, dice Pacheco. “Cuando logras hacer dialogar la destreza física con un contenido y un viaje emotivo, no importa si es teatro, danza o circo, el niño y el adulto se dejan llevar por el universo que se revela frente a sus ojos”.

La obra es recomendada para niños y adultos, y apuesta por lo lúdico y humano como guía para el espectador, independiente de su edad.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.