Por: Mackarena León

Katwe es la capital de Uganda, uno de los países más pobre de Sudáfrica, donde los niños deben dejar la escuela y comenzar a vender hortalizas para no morir de hambre.

“La reina de Katwe” , es una película del género comedia-dramática, basada en la vida de Phiona Mutesi (interpretada por la actriz africana Madina Nawalna), una niña que en 2007 tenía 11 años, cuatro hermanos y su padre muerto, por lo que su madre (interpretada por Lupita Nyong’o) tuvo que hacerse cargo de la familia, viéndose obligada a vender a orillas del lago, mientras sus hijos vendían hortalizas en la calle. La vida era muy dura, sólo tenían para comer y a veces ni eso. A raíz de eso, el hermano de Fiona comienza a asistir a la iglesia de la localidad, donde practican deportes y ofrecen alimentos a los niños. Es ahí, donde Robert Katende (interpretada por David Oyelowo), un ingeniero hidráulico desempleado por no pertenecer a una familia importante, comienza a ser maestro de los niños y decide abrir un club de ajedrez llamada “los pioneros”.

Phiona se percata de que su hermano en las tarde se va hacia otro lado, lo sigue y los espía, pero es descubierta por Robert, que la invita a jugar. En un comienzo es rechazada, por ser pobre y desaseada, pero ella es fuerte, tiene hambre y es luchadora, características que la van fortaleciendo en el ajedrez. Katende se arriesga por los niños, hace lo que sea para que estos demuestren sus capacidades, que logren ser reconocidos y aceptados por una sociedad clasista. Participan en muchos torneos, Phiona es la mejor en su grupo, pasa por muchos campeonatos locales e internacionales, aprende a leer y estudia como nadie el ajedrez, logra llegar a un torneo de adultos en Alemania, pero es derrotada y todos sus sueños se desvanecen, además pasa por una crisis familiar llegando a vivir en la calle. Hasta que en 2012 con 16 años, descubrió a donde pertenecía y cuáles eran sus sueños, entró a la escuela y siguió practicando su deporte favorito.

Una película dirigida por Mira Nair, que muestra la verdadera pobreza de África, lo clasista que es la sociedad africana, lo difícil que es llegar a ser aceptados por el lugar de origen, también que no se necesita ser letrado para ser bueno en algo, que la constancia es la clave del éxito, y que perteneces al lugar donde puedes desarrollar tus sueños.

Una historia de superación y aceptación, recomendada para toda la familia, ya que los hará reflexionar en el lugar al que pertenecemos, pensar en cuáles son nuestros sueños y si lo que queremos se condice con lo que hacemos, una película emocionante, pero que también los hará reír. Agradable en gráfica, paisajes impactantes y sorprendentes, una música que coincide con el ambiente, música africana y entretenida. Una buena película que se estrena este 17 de noviembre en cines.

Deja un comentario