De La Tierra en Backstage Life: Tembló la tierra
6 de noviembre 2017.

Por Rodrigo Guzmán.
Fotografías por Gabriel Padilla.

En el planeta Tierra existen 17 países considerados como megadiversos, es decir países que albergan el mayor índice de biodiversidad del mundo. De aquellos, casi la mitad se encuentra en América. De este modo, las características definitorias del continente son la fertilidad y la diversidad que se dan en sus tierras. Y en este sentido, la agrupación De La Tierra aparece como una excelente muestra de aquello.

Como se sabe, la llamada super banda latinoamericana de metal formada el 2012, se presentó por tercera vez en Chile, tras su vertiginoso paso por la primera versión del festival Santiago Gets Louder. Esta vez fue en un espacio bastante más reducido, pero que, al parecer, y según las propias palabras de Andrés Giménez, fue de todo su agrado, a causa de la cercanía constante entre banda y público.

El conjunto compuesto por Andreas Kisser, Alex González, Harold Hopkins y Giménez, vino a presentar su segundo álbum, II, publicado en noviembre de 2016 y producido por el célebre Ross Robinson, cuyo trabajo con bandas como Korn, Sepultura, Fear Factory o Slipknot, lo han hecho conocido en los circuitos cercanos al metal moderno.

Tras un cambio de locación, desde el Rock y Guitarras hacia el Backstage Life de Patio Bellavista, la fecha se vio favorecida por un espacio ajustado y una acústica precisa pero que no acostumbra albergar eventos como estos. Por lo mismo, la vibración constante del piso sugería un sismo sónico que se sucedía a cada pesada nota que De La Tierra interpretaba.

Tras una espera que impacientó a más de alguno, el conjunto se presentó a las 22:00 hrs. en punto, dando inicio a la jornada con la interpretación de “Señales”. Desde el primer minuto se advirtió la potencia y el grosor del sonido de De La Tierra. El bajo de Harold Hopkins se sintió intenso y poderoso en toda ocasión y la gravedad de las composiciones se vio acentuada por los constantes breakdowns, donde se podía advertir el sonido tanto de A.N.I.M.A.L. como el de Sepultura post Chaos Ad. Luego de esto, vino la interpretación de “Maldita Historia”, primer single extraído de su álbum debut, cuya conjugación y contraste entre el riff pesado de la estrofa y la vocalización melódica del estribillo hicieron recordar a Fear Factory o algunos tracks de Machine Head.

Tras la subsiguiente interpretación de “Rostros” y “Valor Interior”, vino la puesta en escena de “San Asesino”, cuya línea de percusión en conjunción al riff de Giménez y los generosos solos de Kisser, trajo consigo el sonido de Roots, o al menos de un metal con una denominación de origen cierta: América Latina. Este track, junto a “Dois Portais” y “Ciénagas de Odio”, marcó la presencia vocal de Andreas Kisser, cuyo desempeño ante el micrófono si no superó lo hecho por Giménez, sí al menos lo igualó en presencia, más no en octavas. Si bien los años pasan para cada uno y la voz tiende a ser el primer instrumento que se desgasta, el líder de A.N.I.M.A.L. aún conserva una escala vocal por la que puede transitar con comodidad, o al menos así se apreció en la dimensión de las voces limpias, sobre todo cuando este se aprestó a entonar algunas estrofas a capella de “Cafetín de Buenos Aires”, del tanguero argentino Enrique Santos Discépolo. Esto fue una muestra más de la conjunción de estilos, influencias y perspectivas musicales que los miembros de De La Tierra manejan. Asimismo, en “Dois Portais” manipularon junto al metal, una estela reggae y dub que apenas se había escuchado algo en temas como “Bring It”, de Soulfly.

Uno de los elementos más característicos de la presentación de De La Tierra en Santiago, fue la progresiva y afable interacción entre Andrés Giménez y los espectadores, quienes, tras su enérgica y entusiasta recepción, motivaron al trasandino a compartir historias, chistes, reflexiones sobre el abuso policial, la expoliación y la asimilación que sufren los pueblos indígenas a manos del Estado, en este lado de la cordillera y en el otro. En dicho sentido, lo de Giménez no se quedó sólo en el discurso, pues en la interpretación de “Ciénagas de Odio” se dio paso a un pasaje donde este emula ciertos cantos aborígenes. Asimismo, interpretaron “Chamán de Manaus” y “Cosmonauta Quechua”, donde el insistente riff, pesado y saturado, se vocalizaba con motivos autóctonos.

Tras el paso de De La Tierra por Santiago, es inevitable advertir la potencia del sonido de estos, potencia que se logra atisbar mejor en II que en su álbum debut, pero que de todas maneras se vio notablemente incrementada en vivo. De este modo, De La Tierra es, definitivamente, una banda para disfrutar en vivo y en directo, pues allí, en el contacto con el público y sobre el escenario, es donde Kisser, Gimenez, Hopkins y Gonzalez duplican lo que muestran en sus discos. Por supuesto, y aparte del alto nivel técnico de Kisser, es imposible no mencionar el desempeño de Alex Gonzalez en las percusiones. Lo que para algunos descreídos y para los puristas de siempre, era el elemento pintoresco del conjunto, debido a su militancia en Maná, termina siendo la estructura de poder donde se cimienta el sonido de De La Tierra. A lo largo de la presentación, el negro crash Paiste Rude sufrió los embates endemoniados de un baterista que reparte kilos de sonido, con fills arriesgados y breaks impredecibles, dueño de una noción poli rítmica de la percusión, con una pegada formidable y un sentido del espectáculo visto en pocos bateristas de la escena, Alex González dejó en claro que, hace rato, está más que capacitado para sentarse a tocar lo que sea y lo que quiera de manera eximia.

De este modo, la presentación de De La Tierra supuso una conjunción entre ritmos, lenguajes, discursos y sonidos que afloran con fruición en este continente y que, en las manos de Giménez, Kisser, Hopkins y González, fue una turbulencia que en vivo se agigantó sin ningún tipo de concesiones.

Setlist:
Intro
Señales
Maldita Historia
Rostros
Valor Interior
San Asesino
Puro
Detonar
Dois Portais
Somos Uno
Sin Limites
Chaman de Manaus
Cienegas de Odio
Fome
Cosmonauta Quechua

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X