El pop electrónico del dúo Lágrima o Alienado vuelve con fuerza a las pistas de la mano de “Lo que quería era”, vibrante nuevo sencillo y primer adelanto de su segundo disco de estudio a estrenarse este 2021.

Si bien han pasado tres años desde la salida de su álbum debut La caída de las paredes (2017), el proyecto compuesto por los saladillenses Laura Mastantuono –aka Sharon B3– y Juan Pablo Ojeda –aka 1pm4uj 4d3j0– se encuentra lejos de haber estado en una pausa. Con dos singles presentados en versiones en vivo (“Sumergida” y “Máquinas de Tiempo”) y varios conciertos realizados en diferentes espacios culturales de La Plata entre 2018 y 2020, Lágrima o Alienado se mantiene vigente y fresco gracias al trabajo diario y la exploración constante, factores que han ayudado a preservar y activar cada vez más la esencia del dúo: el juego, la libertad y la expansión.

“Lo que quería era” -primer single del inminente nuevo LP e inicio de una renovada etapa creativa para la dupla- nació en medio de una sesión de improvisación que se desató luego de un viaje a la Patagonia durante el verano del 2020. Grabada entre su home-studio en La Plata y los Estudios ION de Capital Federal, la nueva canción de LOA cuenta con influencias directas de los dúos The Dø y Cocorosie, pero también se oyen guiños a Sara Hebe, al glorioso y detallista pop de Violeta Castillo o a los ágiles fraseos de la chilena Dadalú. Una mezcla en la que convive lo sintético y glittero del electropop con una letra que llama a frenar un segundo para valorar lo esencial, lo natural. Una invitación clara a bailar y a no olvidarse nunca de lo poderoso del presente y del juego: “La canción transcurre en dos escenarios: la vorágine de la rueda y la enseñanza de la naturaleza que en todo su esplendor nos recuerda que todo es un juego y que respirar profundo y conectar con lo que nos rodea, es la clave”, comenta Sharon B3.

El más reciente material de Lágrima o Alienado fue masterizado por Ariel Schlichter y lanzado junto a un videoclip grabado durante la cuarentena: “El video lo filmamos en dos largas noches en las que no dormíamos, solo filmábamos y probábamos cosas que nos resultaban plásticamente interesantes”, recuerda 1pm4uj 4d3j0, y agrega Sharon B3: “Queríamos transmitir la libertad de jugar y la única forma de que eso fuera genuino era jugando de verdad. Nos divertimos muchísimo y le echamos luz a un momento difícil de atravesar como humanidad”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.