Por Tomás Soto.

Callan Brunker, director de arte de las películas animadas más exitosas en el último tiempo, como lo han sido Gru: Mi villano favorito, La Era de Hielo 4, Los Minions y Mascotas, llega esta vez con una historia de similares características a las anteriores, pero que fuera de todo, deja un mensaje muy importante y real.

En un comienzo todo se desarrolla perfectamente para la ardilla morada Surly (Will Arnet) y sus amigos, puesto que, al vivir hace un tiempo en un local abandonado de nueces, las preocupaciones por buscar alimento se convirtieron en cosa del pasado, ahora lo que importa solo es comer hasta no poder más. Del otro lado de la calle en Liberty Park, se encuentra Andie (Katherine Heigl), una ardilla que, en comparación a los demás, se resiste a dejar la vida normal como roedor y se esmera por conseguir con esfuerzo y dedicación su alimento diario.

Sin embargo, luego de una noche más de festejar y comer sin parar, el lugar que era el paraíso para ellos termina explotando, obligando a los aficionados por las nueces a volver al parque sin consuelo y aceptando el hecho de retornar a sus antiguos días de recolectores. Y como por si esto fuese poco, los roedores verán como la alternativa de volver al parque tampoco será tarea fácil, debido a que el malévolo y perverso alcalde (Bobby Moynihan), decide construir LibertyLandia, un parque de diversiones que promete acabar con todos los animales y vegetación del lugar.

El largometraje; que más allá de lo que busca entregarle a un niño a través de una película animada, sea risas, situaciones emotivas y de aprendizaje; busca también dejar un mensaje claro y real, y eso es tremendamente rescatable. Sin ir más lejos, la manera en que la que el alcalde y toda su comitiva, llegan a irrumpir en un lugar lleno de naturaleza y vida, con el solo hecho de verse beneficiado él y su abultado bolsillo. A los más grandes nos hace rápidamente recordar casos y situaciones que ocurren todos los días y que en esta oportunidad se transforma en una animación, pese a que es real y muchas veces tremendamente peor. Por otra parte, tenemos la representación de la respuesta de la naturaleza, que obviamente en este caso se representa de manera fantástica e inimaginable, pero que, a decir verdad, sirve para demostrar que la naturaleza está por encima de todos los planes del hombre.

El filme, de 91 minutos de duración, cuenta con las participaciones de grandes actores en las voces: El experimentado y popular Jackie Chan, representa a Mr. Feng, un ratón experto en artes marciales y la actriz y comediante estadounidense Maya Rudolph en el papel de Preciosa, una bromista perra Pug.

La película, llega a las principales salas de nuestro país hoy 31 de agosto y se convierte a su vez, en un excelente panorama para finalizar el mes del niño.

https://www.youtube.com/watch?v=Xw-JC_Vl_iE

Deja un comentario