Los Beetles con 2E: Pleitesía de gran calidad
Club Amanda, 24 de marzo 2017.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Agustín León.

Pasadas las 22:30 hrs. comenzó el show en Club Amanda de Vitacura. Cuatro músicos de melena sesentera y vestidos a la vieja usanza del disco Sgt. Pepper´s Lonely Hearts Club Band, se distribuían en el escenario, rodeados por una hilera de instrumentos de cuerdas que se fueron utilizando durante la presentación. Como telón de fondo, la batería de Ringo Star (Franco Cancino) con un tatuaje en el bombo donde se leían dos palabras: Los Beetles.

Y es que este cuarteto que tributa a The Beatles quiere dejar en claro su adoración a la banda, por ellos descrita como la mejor del mundo, sin desmerecer su condición latina y profundamente nacional. Sin ir más lejos, Paul McCartney (Jorge Villagrán) y John Lennon (Carlos Vásquez) hablaban en sus interludios en español, lo que facilitó la conexión con el público que aplaudía y cantaba cada una de las canciones.

La presentación de Los Beetles con 2E fue un recorrido por algunos de los hitos más importantes de la banda británica. Espectáculo de poco más de 30 canciones sin un tiempo cronológico establecido, pero dando pie a verdaderos hits por medio de anacronías constantes. Clásicos como «Lucy in the Sky whit Diamonds», «Yellow Submarine», «Penny Lane» y «All You Need is Love», fueron los primeros acordes de gargantas que se hacían una, para corear las letras.

La segunda parte la abrió «Imagine», con un John Lennon solo en el escenario y se cerró con «Yesterday», donde Paul McCartney se nos presentaba en las mismas condiciones. Era la pleitesía necesaria. El silencio sólo hacía eco a través de tímidas intervenciones de los comensales, porque ante esos himnos, más que todo, se estaba dispuesto a oír respetuosamente. Entre estos dos temas, desfilaron canciones como «Something» (George Harrison, interpretado por Renato Vidal, también tuvo su espacio, aunque no en solitario), «I Want You», «Don´t Let me Down» y «Revolution». Para terminar el momento y mientras un Paul McCartney ambidiestro (bajo en posición de zurdo y guitarra como diestro) le hablaba al Mirlo que canta de madrugada, el resto de artistas se preparaba para dar rienda suelta a una seguidilla de nuevos éxitos.

Era el momento para despertar a la fanaticada. El rock con marca registrada de Beatles se manifestó a través de temas de sus inicios: «From Me To You», «She Loves You», «I Want to Hold Your Hand», «A Hard Day´s Night», «Can´t Buy My Love» y «Help», entre otras. A esas alturas la gente se había tomado ciertas atribuciones. Los coros eran más sonoros y los músicos desnudaban su felicidad al ver el nexo que lograban con el público. Una de las últimas llamas, la encendió Ringo Star con «I Wanna Be Your Man». La canción encargada de cerrar la velada musical de Los Beetles con 2E fue precisamente el tema que la banda original utilizaba para abrir sus espectáculos. Con la gente de pie, «Twist and Shout», fue cantada y ovacionada. La banda se retiró agradeciendo y el sentimiento se volvió contemporáneo una vez más. La música se difuminó en el aire y quedó almacenada en la nostalgia y el imposible olvido.

Existen muchas discrepancias a la hora de hablar sobre las bandas tributo, sobre la poca originalidad y los altibajos que ello puede arrastrar. Toda crítica queda en desuso cuando se mezclan factores que esta banda nacional tiene: The Beatles, como tal, dejó de existir, Eran músicos de primera calidad a nivel mundial por lo que resulta placentero como fanáticos, escuchar sus canciones en vivo por medio de artistas de gran calidad como Los Beatles con 2E.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X