Los Cafres en Teatro Coliseo: Tres décadas de amor al Reggae
7 de marzo 2020.

Por Nicolás Morán.
Fotografías por Germán Orellana.

En 1987 la vida era muy distinta. Se celebraba la Copa América en Argentina, Raúl Alfonsín era presidente de dicho país y un grupo de jóvenes Roberto Razul, Adrián Canedo y Guillermo Bonetto, buscaban cassettes y discos de reggae en la feria del parque Rivadavia. En cambio, acá en Chile seguíamos en dictadura. Porque claro que la vida era diferente, y es que 3 décadas cambian el mundo; Pero Santiago hoy es, sin dudas, una ciudad estresante. Llena de vida, sin embargo, con un ritmo acelerado y por lo mismo, a veces no nos damos los espacios para relajarnos, considerando la efervescencia social en la que nos encontramos.

Por suerte, anoche tuvimos la oportunidad de parar un poco el ritmo frenético de la vida urbana, disfrutando del Reggae que nos trajeron Los Cafres desde el país trasandino, porque este grupo ya lleva más de 30 años de historia y han sabido posicionarse como referentes latinoamericanos del género, al punto de que la función de ayer no es la primera de las que han tenido en Chile, pero aún así, la gente estaba expectante, porque a decir verdad, su público acá es enorme y fiel. No por nada es que el Teatro Coliseo se llenó en sus tres plantas.

A las 21 horas partieron con un intro que preparaba el ambiente para el disfrute de los asistentes. Con un setlist pensado para conocedores, pero sin caer en el sectarismo. La banda nos dio joyitas como “Tus Ojos”, “Aire” o “Casi que me pierdo”, dejando patente que venían a darlo todo en el escenario. Ya sea con el movimiento sobre las tablas o su voz armoniosa, el vocalista hizo que se sienta la atracción entre él y el público, dando la oportunidad de catarsis cuando Bonetto terminó de cantar “Puedo” y saludando al pueblo chileno, empezó con la frase “Las protestas son válidas”, cosa que hizo enloquecer al público.

En ese momento la energía era desbordante y el frontman aprovechó bien ese desborde para que cientos de personas corearan “Chile despertó”, despertando la algarabía que hizo de la presentación algo inolvidable y poderoso. Es que no deja de llamar la atención el cómo el arte o más bien, la expresión artística posee un mensaje que es compartido por tanta gente de manera espontánea.

El tiempo fue pasando y la fiesta parecía no acabar. La colaboración musical y la pericia de los músicos era magistral; al punto de que los bronces destacaron como plato fuerte de la composición, dejando claro porqué se han mantenido con tal nivel de vigencia durante tanto tiempo y mostrando que no hay edad ni excusa para no dar un buen espectáculo si de verdad sientes la pasión de cantar y tocar para cientos de personas que te esperan.

El show fue de primer orden. Limpio y con un sonido acorde al espacio. Tuvo una duración cercana a las 2 horas y logró el cometido de hacer bailar y cantar a la gente, con cercanía y energía, lo que dejó felices a los que fuimos, sobre todo porque las canciones parecían elegidas con pinzas, haciendo eco tanto del amor como de la realidad latinoamericana.

Los Cafres es un grupo que te puede acercar a escuchar Reggae si no eres de ese estilo, sumado a las letras que son cercanas y profundas, dan como resultado un mensaje social; razón por la que cerraron con “La Receta”, canción que habla sobre la conciencia, filosofía y armonía para el alma. Cosas que hoy por hoy nos hacen tanta falta como sociedad.

Setlist:
Intro
La música
Prefiero
La naturaleza
Puedo
Aire
Tus ojos
Se va de mí
Mula
Dale
Hace falta
De mi mente
Sensi- Revolution
Momento
Una perla
Imposible
Una flor
Tu meta
Amante sol
A las canciones
Si el amor se cae
Casi que me pierdo
La receta

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario