Marc Anthony en Movistar Arena: Escena imperdible de la música latina
1 de septiembre 2022.

Por Amaranta Cartes.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Marc Anthony ha vuelto a tocar en Chile en el marco de su gira Viviendo Tour. Y a pesar de estar más vivo que nunca, hace mucho que forma parte del panteón de los grandes salseros del mundo, como Héctor Lavoe, Celia Cruz o Frankie Ruiz. Su impecable show y su personalidad de estrella, cumplen con los requisitos para posicionarlo dentro de tan selecto grupo y es por ello que sus visitas a nuestro país nunca pasan desapercibidas. Luego de tres años de ausencia, el cantante de 53 años, logró repletar el Movistar Arena la noche del 1 de septiembre, y abrir una segunda fecha para el 2, para la que aún quedan algunas entradas.

La fiesta tropical empezó poco antes de las 20 hrs con Noche de Brujas, quienes encendieron el ánimo con las canciones más ineludibles de su repertorio. Cuesta resistir las ganas de pararse a bailar con cuando suenan los primeros acordes de “Óyeme”, con su teclado de sonidos graves, o “Entrégame”. Esto, sumado a trajes brillantes y arengas como “¡Haceme una bulla!”, fue incluso más de lo que se necesitaba para convertir la noche de jueves en un viernes de pachanga. Para qué decir que cuando los vientos lanzaron el comienzo de “Me gusta todo de ti” el Movistar se vino abajo, sobre todo cuando Kanela cantó “si me besas me llevas al Anthony…”, provocando el grito de la fanaticada del artista principal. Entre gritos y aplausos de completa aprobación, la banda dejó el escenario para dar paso a la espera por el cantante, espera acompañada de unos buenos reggaetones y baladas románticas para mantenerse a tono con el probable gusto musical de los asistentes.

Como decíamos, Marc Anthony tiene la mística de los salseros antiguos y desata la euforia de sus fans que gritan como ya no gritan las personas en otro tipo de conciertos. Su salida al escenario genera un ambiente ensordecedor que se extiende durante las primeras estrofas de la canción. Apareció así el artista, entre un mix de algunos de sus mayores éxitos e importantes colaboraciones como “I need to know”, “La gozadera” y “Felices los cuatro” para abrir el espectáculo con “Pa’llá voy”, primer sencillo y éxito de su decimotercer y último disco que lleva el mismo nombre, estrenado en marzo de este año. Con la energía a tope, continuó con “Valió la pena”, enloqueciendo al público más que al comienzo y finalizando con sus brazos abiertos hacia el cielo como en un rezo de agradecimiento por el reencuentro con Chile.

null

El segundo par de canciones fueron drama. “Y hubo alguien” y “Hasta ayer” no solo sacan lo mejor de su voz, sino que proporcionan el estado de ánimo para el reproche amoroso y el despecho, algo que Marc Anthony sabe interpretar muy bien al cantar. Habilidades de actor que sirven, sin duda, para aportar al melodrama que ya viene contenido en las letras. Y por si fuera poco, el nivel de pompa aumentó aún más con el solo de guitarra trágico hacia el final de “Hasta ayer”, luciendo el talento de uno de los quince músicos presentes en el escenario. Y con “Contra la corriente”, cerró la primera mitad del concierto llevando el escándalo hasta otro extremo, primero, con un solo de batería impecable por parte del músico a cargo de este instrumento, pero luego en una batería colocada estratégicamente en la parte más alta del escenario, Marc Anthony procedió a tomar asiento y a sumarse a su colega, sorprendiendo con sus habilidades como baterista. La canción retornó a su cauce con la gente repitiendo el conocido pregonar del coro “Yo lucho y lucho, ay como lucho. Yo trato y trato, pero es en vano” y con Marc respondiendo sobre la melodía para acabar entre gritos y aplausos que nuevamente resultaron atronadores.

null

Las luces bajaron y apuntaron al centro del escenario para disminuir la intensidad del momento. La balada se hizo presente y con ella, el homenaje a tres enormes artistas de la música romántica, Juan Gabriel, José José y José Luis Perales, con las canciones respectivas a cada uno de ellos, “Abrázame muy fuerte”, “Almohada” y “¿Y cómo es él?”. Tres canciones que el artista puertorriqueño-estadounidense ha sabido adoptar dentro de su repertorio con la calidad y competencia interpretativa que tres artistas como ellos merecen. Pasó por cada una sin terminarla, pero con tiempo suficiente para que el público las cantara como si de un karaoke se tratase. Hasta algunas lágrimas se asomaron en los ojos del vocalista en la última canción de este bloque. Mirando al público con una vulnerabilidad del intérprete que realmente siente lo que está cantando – y sabiendo que su cara está en pantalla gigante -, siguió demostrando que el paquete de salsero incluye cada gesto, cada mirada y cada movimiento que le permita al público creerse el cuento contado por la música.

null

El concierto cerró con éxitos consolidados y estrenos recientes. “¿Qué precio tiene el cielo?” clausuró el menú baladístico y con “Mala”, canción del disco Pa’lla Voy, la salsa volvió a llenar la cúpula. El momento cúlmine fue, por cierto, la interpretación de “Te conozco bien”, una de sus canciones más antiguas e icónicas, que no pierde su popularidad, aunque hayan pasado casi 20 años desde su estreno. Al ritmo de una más bachatera, “Parecen viernes”, canción de su disco Opus estrenado en 2019, el músico y su banda se despidieron del escenario para dejar al público pidiendo otra haciendo uso de las linternas de los celulares. La vuelta fue épica. Con “Tu amor me hace bien” varias parejas salieron de sus sillas a ocupar los pasillos que los guardias trataron tanto de resguardar para poder bailar la salsa con propiedad. Finalmente hubo que ceder a la necesidad de baile que supera las reglas de comportamiento. Los aplausos y gritos tan estruendosos y que se prolongaron por tanto tiempo, terminaron por dejar a Marc Anthony con cara de emoción e incredulidad antes de agacharse a besar el escenario y ofrecer una última canción para un público realmente enamorado y fiel a su carrera. Con “Vivir mi vida” terminó la primera jornada de Viviendo Tour Santiago 2022, pero si usted se lo perdió, la recomendación es comprar ahora alguna de las entradas que quedan y sin dudarlo, asistir a esta escena imperdible de la música latina.

Setlist:
Pa’lla voy
Valió la pena
Y hubo alguien
Hasta ayer
Flor pálida
Contra la corriente
Abrázame muy fuerte
Almohada
¿Y cómo es él?
¿Qué precio tiene el cielo?
Mala
Te conozco bien
Parecen viernes
Encore:
Tu amor me hace bien
Vivir mi vida

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X