Por Mackarena León.

¿Quién no ha pensado alguna vez, el poder robarse un camión de valores? Esto es de lo que trata la comedia “De- Mentes maestras”, dirigida por Jared Hess (Napoleon Dinamita) y protagonizada por Zach Galifianakis (el gordito de Hangover), Owen Wilson (Vaquero miniatura de Una Noche en el Museo) y Kristen Wiig (la rubia de Cazafantasmas).

Basada en uno de los robos en efectivo (USD 17.000.000) más grandes de EE.UU, efectuado el 4 de octubre de 1997, por un empleado de Loomis Fargo y Co. En Charlotte, Carolina del Norte. Los autores David Ghantt (Zach), su novia Kelly Campbell (Kristen), fueron empleados de la empresa, mientras Steve Chambers (Owen), amigo de ella, fue la mente maestra y el mayor responsable. Tristemente estas personas fueron descubiertas y encarceladas, porque el dinero pertenecía a los bancos, y esto pasaba a ser un asunto federal, pero a la ves reconocidos en la cárcel por el gran robo que habían efectuado.

En la película se muestra toda la historia de manera exagerada, ridícula, burda y con muchos errores que en la realidad no se dejarían pasar, esto claramente asociado a su género, la comedia. Con un David torpemente enamorado e influenciable, que poco a poco comienza a abrir los ojos y reaccionar como debería haber sido, un autor del robo; una Kelly manipuladora e interesada, con muy poca conciencia, y que empieza a enamorarse de su títere; además de un Steve con una gran mente, sin escrúpulos y ni límites, porque hizo de todo para acabar con David y quedarse con todo el botín. Una historia que se mueve entre Carolina del Norte, México y una isla del mismo país, ambientada en los 90` con peinados extraños y pantalones hasta la cintura, una música acorde al ambiente y una imagen relajada y sin muchos efectos especiales. Además de un FBI e Interpol que dejan mucho que desear y para qué decir del sicario que le encanta matar de maneras inimaginable.

Una comedia divertida, relajada y que te sacará muchas carcajadas, ya que tiene bastante exageración, en donde Zach Galifianakis encaja a la perfección, ya que se nota que aquel hombre nació para interpretar comedias, y un Owen Wilson que destaca por su nariz especial, su manera de encajar en los papeles que le asignan y esa capacidad de lograr personificar un villano ridículo y manipulador. Sin duda una gran comedia para ver en familia, en cines desde mañana 24 de Noviembre.

Deja un comentario