El álbum contiene diez canciones con ritmos desde cueca chilena, candombe uruguayo a ranchera mexicana, entre otros, y una especial colaboración de Manuel García.

Un tributo a los sonidos de nuestro continente, es el que nos ofrece la compositora, intérprete e instrumentista múltiple chilena Miloska, en su segundo disco “Latinidad”. Un viaje sonoro en nueve canciones originales compuestas por ella y una de floklore uruguayo, contemplan un pedazo de varios países que van con ritmos desde la cumbia colombiana, chacarera argentina, merengue dominicano, cueca chilena, y ranchera mexicana como la podemos apreciar en “Cuartetas Despechadas” junto a la inigualable colaboración de Manuel Garcia.

También el abanico de ritmos como el candombe uruguayo, polo venezolano, presentándonos una paleta de colores que nos llevará en un recorrido musical, donde cada canción tiene un sello único.

Latinidad demuestra que la música folklórica puede actualizarse generacionalmente. Reconoce las formas tradicionales pero agrega sonoridades frescas desmarcándose de un folklore congelado en un tiempo y espacio que no le permite evolucionar. Por otro lado, propone la amplitud del concepto de lo “Latino” que se ha enfocado, más que nada, en la cultura centroamericana. Latinoamérica también es pueblos originarios, influencia europea, africana e incluso asiática. Es cuna de un sincretismo cultural único que ocurre en nuestro continente.

Sobre haber creado y lanzar sus primeros adelantos de este disco en tiempos de confinamientos e incertidumbre a nivel global a causa de la pandemia señala: “Me siento más fortalecida que nunca. Si somos capaces de sortear las situaciones extremas de la vida, éstas nos entregan herramientas mucho más poderosas para seguir adelante y es así como me encuentro. Ha sido difícil, una montaña rusa de emociones y situaciones pero sin duda todo ha sido para salir más fuerte”.

Además agrega: «este es el segundo LP donde plasmo un trabajo de investigación dedicado a la música folclórica latinoamericana por más de veinte años. Por otro lado, representa la resiliencia tanto en lo personal como en lo colectivo ya que fue gestado y parido en el contexto de la pandemia del 2020 y 2021. A pesar de estar rodeado de tanta muerte, este disco está lleno de vida». “Latinidad” que ya se encuentra disponible en las principales plataformas digitales, se edita bajo el alero de su casa productora Rustiklab Music, dando comienzo a una nueva etapa de su carrera de canto popular y música folklórica latinoamericana.

Miloska también docente de música e investigadora, en 2013 lanza su primera producción bajo el nombre “Amasijo”, inspirado en la música folklórica chilena en donde se destaca su interpretación en la guitarra traspuesta y guitarrón chileno. También participó en 2017 del centenario de Violeta Parra en importantes álbumes conmemorativos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.