Neruda: No tan solo un gran escritor
Cine Arte Alameda.

Por Mackarena León.

Ayer, sábado 5 de noviembre visite el Centro Arte Alameda, mi objetivo era ver el Films Colonia Dignidad, pero como era primera vez que iba, me equivoque de sala y entré a otra película. Cuando las luces se apagaron y comenzaron los agradecimientos al banco de los patitos, fondos nacionales, entre otros auspiciadores que son propios de nuestro país, pensé “creo que esta no es mí película” miré la hora y ya habían pasado 10 minutos de la otra, así que con ánimo de “puta que soy pava” me auto convencí y quede para darle una oportunidad a aquella cinta Chilena que jamás pensé que vería.

Como todos sabrán Neftaly Reyes Basoalto fue un gran poeta Chileno, ganador del premio Nobel de Literatura, pero además de eso, Neruda fue miembro del comité central del Partido Comunista, Senador de la República de Chile (1945-1948) y embajador de Chile en Francia.

La película está ambientada entre 1948 y 1949 en el Gobierno de Gabriel González Videla, interpretado por el actor Chileno Alfredo Castro, donde Pablo Neruda, interpretado por Luis Gnecco, era un Senador Comunista que manifestó públicamente su repudio al actuar del Presidente con respecto a la vulneración de los derechos humanos de los trabajadores y que desencadena en la prohibición del Partido Comunista, mediante la Ley de defensa Permanente de la Democracia, es ahí donde Pablo es desaforado y comienza a ser perseguido por la justicia Chilena, pasando a la clandestinidad errante entre Santiago, Valparaíso, Valdivia y Futrono.

El principal encargado de llevar a cabo la tarea de capturar a Pablo fue Oscar Peluchonneau, caracterizado por el Mexicano Gael García Bernal, un detective de la Policía de Investigaciones, hijo de una prostituta y del más grande Jefe de su Institución, quien no lo reconoció. Peluchonneau le siguió los pasos, así como también leía los libros que le dejaba, conoció a sus esposas y se involucró profundamente en una cacería monumental. Mientras Neruda en su encierro sufría la falta de libertad y comodidades, comenzó a escribir su Gran obra Canto General, la cual sus amigos cercanos comenzaron a repartir por Chile y el extranjero, dando a conocer el sufrimiento de los episodios históricos chilenos. Es así como se muestra una toma, a mi punto muy emotiva del campo de reclusión en Pisagua, de unos trabajadores de una escuela y la gente de un campamento, todos entonando los versos.

Así avanza la película, con el detective cada vez más cerca de Pablo, y más involucrado. Pablo ya no puede seguir en el país y decide viajar al sur, donde es apoyado por unos Mapuches y luego por un Patrón de Fundo interpretado por Marcelo Aloso, quien dice que es más interesante ayudar a un comunista que ser sapo del gobierno. Es aquí donde se entra en la recta final cuando Pablo es guiado a cruzar la cordillera para llegar a Argentina y Oscar le sigue los pasos tan de cerca que se escuchan a lo lejos, pero ocurre lo impensado, uno de los acompañantes del policía le propina un golpe en la cabeza que lo deja muy mal herido y abandonado en la nieve, comenzando a dar pasos errantes, pensando en su vida y en que también fue una víctima más del estado, un perro sin cabeza que dio la vida por los intereses de otros. Pablo se da cuenta de que el policía está muy cerca y comienza a buscarlo, quería conocerlo, quería hablar con su chacal, pero llega tarde, Oscar ya estaba muerto. Y es así como Pablo manda el cuerpo del fallecido donde el patrón de fundo que le prestó ayuda para que recibiera una sepultura digna, logrando así su cometido de llegar a Argentina para luego establecerse en París como exiliado político.

Para mí una película dirigida por Pablo Larraín con mucho sentimiento, mostrando el lado más burdo de Pablo, el mujeriego y fiestero, pero también el lado político, sentimental, y preocupado por la sociedad, destacan una escena muy emotiva, cuando abraza a una niña indigente y le da su abrigo. O también en la última fiesta que realiza en donde una comunista cualquiera le pregunta “cuando llegue el comunismo, ¿seremos como usted o como yo, que desde los 11 años le limpio la mierda a los burgueses?” dando a conocer que el proletariado siempre ha sido el que paga los platos rotos de la sociedad adinerada.

En referencia a los actores, Luis Gnecco me sorprendió gratamente, ya que todos sabemos que es una persona no muy histriónica, y Gael García un gran actor que me transmitió mucha emoción sintiéndome impresionada con su actuación. Pero a mi punto el único gran error de esta película, fue su asesoramiento en la publicidad, se mostró como una cinta ridícula y superflua, sus trailers no mostraron el trasfondo del tema. Recomendada especialmente para las personas que les gusta el cine arte y para la gente común que se quiera sorprender. Aprovechen porque estará en carteleras solo hasta el jueves 10 de Noviembre.

Deja un comentario