Niño Cohete en el Teatro La Cúpula: Su último viaje por los escenarios capitalinos
6 de mayo 2017.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Gabriel Padilla.

El día sábado 06 de mayo en el Teatro La Cúpula del Parque O´Higgins, Niño Cohete, banda penquista con seis años a cuesta, emprendió un vuelo sin boleto de regreso. Pablo Álvarez (voz, guitarra), Matías Pereira (guitarra), Camilo Benavente (bajo), Cristian Dippel (teclados) y Joaquín Cárcamo (batería), tomaban la palabra de vez en vez, para agradecer al público y entablar pequeños diálogos entrecortados por la emoción de no saber qué decir ante un recinto repleto que aplaudía y gritaba tras cada intervención.

Era su última presentación en la capital y no podían desentonar. Por ello, recurrieron a su mejor repertorio, contenido en los discos Aves de Chile (2013) y La Era del Sur (2015) y lo tradujeron en un espectáculo que superó las dos horas. A esto se debe sumar un excelente sonido y un potente montaje que cautivó de principio a fin.

Los fuegos los abrió “Rengo” y tras los primeros aplausos fueron avanzando entre “Osos y Cazadores”, “Fiordos” y “Botes”, pasaron por “Continente” y siguieron con “El Escondite”, “Monstruo” y “Verano”, entre otras tantas que figuraron en esa cargada primera parte que, a juicio de los propios músicos, avanzaba más rápido de lo esperado.

Pese a que sus sonidos resuenen en nuestros oídos como algo ya presente en otras bandas relacionadas con el Pop o el Rock Alternativo, Niño Cohete tiene un sello que los distingue y los hace ver auténticos. Sus letras son relatos que deambulan por los alrededores de lo natural, que atraviesan ríos, que se insertan en bosques, que nos transforman en animales y nos hacen formar parte del paisaje que ellos logran vislumbrar. Por momentos, nos veíamos lejos de la ciudad, corriendo entre hojas secas aplastadas por doquier, en su natal Concepción o a orillas del Lago Lanalhue, sector ubicado al sur de la Octava Región donde grabaron su primer disco.

Por supuesto, no quedó de lado ninguno de sus más grandes éxitos, los que fueron apareciendo conforme avanzaba la noche. Así, la devota fanaticada fue intensificando su voz al escuchar los primeros acordes de “Pájaros Rojos”, “Cazando Lagartijas”, “El Bosque” y “La Muerte”, por nombrar algunas. El telón se cerró luego de “Máquina del Tiempo”, tema solicitado por el público durante gran parte del concierto.

Niño Cohete se despidió a lo grande, tal como se lo merecían, pues en todo momento hubo sencillez, armonía y encuentro sincero entre los artistas y los espectadores. Su despedida definitiva de los escenarios será el próximo 20 de mayo en su natal Concepción. De ahí en más, tomarán rumbos distintos, que esperamos, sigan la senda musical.

Setlist:
Rengo
Los alemanes
Osos & cazadores
Hierba de San Juan
Fiordos
Botes
Continente
Sigamos los camninos
Hombres de la niebla
La era del sur
Escondite
Verano
En las trincheras
Puerto tranquilo
Monstruo
Pájaros rojos
Amuleto
Vultur
Cazando lagartijas
Semillas de volcán
De donde soy
El bosque

Encore:
Fábula
La muerte
Máquina del tiempo

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario