Noel Gallagher’s High Flying Birds en Lollapalooza Chile 2016: Oficio y estilo

Por Francisco Aguilar A. (Fotos y reseña)

Debo reconocer que este año Lollapalooza Chile no me motivaba como en otras versiones, donde los cabezas de cartel eran bandas de mi absoluto gusto, que había seguido mucho tiempo. No, para esta entrega el festival/experiencia más popular por lejos de Chile (según mi opinión) me tenia reservado solo ciertas píldoras de diversión, siendo, el show de uno de los hermanos Gallagher, uno de ellos.

Siendo casi puntuales, a las 19:20 hrs comenzó el show del ex Oasis, escuchándose un extracto de “Shoot A Hole Into The Sun”, donde de inmediato el publico sintió que se venia el show del artista que habían decidido ver en ese horario. La banda no es solo Noel, si no que también la componen connotados músicos como el anterior pianista de sesión de Oasis Mike Rowe, el baterista Jeremy Stacey de The Lemon Trees, el bajista de The Zutons Russell Pritchard y el guitarrista Tim Smith. Dentro de los temas que interpretaron estuvieron los más exitosos de la actual agrupación Británica como “The Death of You and Me”, “If I Had a Gun…”, “AKA… What a Life!” y ” Everybody’s on the Run”, el cual dio inicio a la presentación como tal, tras la introducción grabada que permitió que la banda se posicionase.

Noel transmite. Transmite desparpajo, antipatía constante, pero a su vez cercanía con el público y algo de amabilidad. En momentos se comunico con su gente, dió gracias en algunos de sus temas y tuvo tiempo para agradecer el poder estar en este show. Esa mezcla de entrega, si bien es rara, también provoca que si sumamos a ella una banda con un sonido impecable, logran un producto potente, el cual es un agrado poder disfrutar, incluso si no eres fan de la agrupación.

Hubo temas para el deleite de todos los que escuchamos radio por allá por los inicios de este milenio, canciones como “Champagne Supernova”, “Don’t Look Back in Anger” y “Wonderwall”, las que si bien fueron presentadas con otros arreglos, nos hicieron sentir que pueden pasar años, las bandas pueden separarse, pelearse, odiarse entre ellas, pero la música siempre estará ahí, lista y dispuesta para ser interpretada por alguno de ellos, cosa que la agrupación supo hacer de manera perfecta.

Ya cuando todo había terminado, escuché camino a casa una entrevista que se le hizo en una radio a Noel, donde éste indicaba que cuando no tuviese dinero ni fama quizá se reuniría con su hermano para rememorar la banda que en su minuto se autodenomino como “la mejor de la historia”. Si bien mucho hemos leído de eso y visto que pasado el tiempo las agrupaciones se reúnen y vuelven como si nada hubiese pasado, en este caso, sólo el futuro nos revelara lo que pasará.

Setlist
Everybody’s on the Run
Lock All the Doors
In the Heat of the Moment
Riverman
The Death of You and Me
You Know We Can’t Go Back
Champagne Supernova
Half the World Away
Listen Up
The Mexican
Digsy’s Dinner
If I Had a Gun…
Wonderwall
AKA… What a Life!
Don’t Look Back in Anger


 

Deja un comentario