Paradise Lost en Chile: El paraíso perdido de Medusa
Blondie, 6 de septiembre 2018.

Por Guillermo Ziem.
Fotografías por Javier Martínez.

Paradise Lost nos visitó nuevamente, en esta oportunidad, para presentar su más reciente álbum Medusa, en Blondie, un espacio ya acostumbrado a recibir lo más selecto del rock mundial.

El show de ayer tuvo un preludio rugiente por parte de los nacionales Soulinpain, quienes en voz propia relataron que están ahí por esfuerzo propio, y en su justicia total, estuvieron a punto de demoler el local antes del plato de fondo. Con una postura agresiva y robusta, estos hijos chilenos del Thrash Metal, liderados por Nicolas Guiñez en voz y bajo, en las guitarras Felipe Rivas y Jorge Gómez, y Antonio Cristi en batería, la banda es una de las propuestas de la última década en el rock nacional y se encargaron de repasar su discografía que contempla cuatro álbumes, de los que mostraron lo más destacado, entre ellos su última placa Adversary (2018). Los locales fueron, sin duda, una revelación para quienes a esa hora esperaban a Paradise Lost en un caldo de cultivo que seguía en aumento.

Antes del plato principal, recorramos un poco la historia de Paradise Lost, la cual tiene sus raíces en Halifax, Reino Unido, a fines de los años 80 y durante su primera década forjaron su expansión a través de los continentes, es así como nos visitaron por primera vez en 1995, en el marco del grandioso Monsters of Rock, que ese año se celebró en el Teatro Monumental (actual Caupolicán), donde además estuvo Megadeth, Faith No More, Ozzy Osbourne, Clawfinger, Therapy? y Alice Cooper. De ese show quedó una prenda que ha facilitado que casi todas las bandas de ese espectáculo, regresen a nuestro país para presentarnos sus nuevas propuestas. También en ese periodo participaron de numerosos otros festivales alrededor del mundo, donde el Doom Metal, como estilo, era parte de la exposición habitual.

Transcurrida su primera década, Paradise Lost ya cosechaba siete álbumes, algunos importantes cambios en su estilo, y mucha fuerza para continuar, teniendo como foco de impacto Europa Central y America. Por eso es tan importante verlos acá en la tercera década de la banda. Un tremendo grupo, con un rock impactante desde el inicio, eso es Paradise Lost, en un Club Blondie repleto de fanáticos de la banda.

A las 21:00 horas los ingleses subieron a escena para mostrar en grande lo que hacen es de verdad, con ganas y con excelente precisión. El primer tema en subir a la parrilla fue “From The Gallows”, del álbum que titula su gira Medusa de 2017, fusionada y muy de cerca con “Gothic” y luego “One Second”, con esto la banda terminó de reconocer a su publico, el viaje al paraíso perdido había comenzado.

El trayecto continuó por casi dos horas en las que los británicos, liderados por Nick Holmes, se pasearon por un sinfín de atmósferas de lo más selecto de la creatividad de estos músicos. Además, Holmes como maestro de ceremonias se encargó de presentar a sus compañeros, Greg Mackintosh en guitarra, Aaron Aedy también en guitarra, Steve Edmonson en bajo y Adrian Erlandsson en batería, una agrupación tremendamente precisa y cercana.

Entre los puntos álgidos del concierto estuvo la presentación en gran medida de su nuevo disco, destacando la presentación del tema que da nombre al disco, “Medusa”, así como los clásicos “As I Die”, “Benneath Broken Heart” y “Embers Fire”, que cerraron la primera parte del show.

Luego del descanso de los guerreros, estos volvieron a escena, con energías renovadas y animados por el millar de fanáticos que se entregaban al sacrificio final. Ahí, en ese momento, se desató la energía contenida con “No Hope In Sight”, “The Longest Winter” y “Say Just Words”, estas tres canciones fueron las elegidas para cerrar una noche en la que el metal con aires góticos de Inglaterra nos visitó para honrarnos con algo más que solo música, con una experiencia.

Los británicos dieron un largo tour por lo más granado de su repertorio de ya casi tres décadas en las que constantemente se han reinventado, siempre en formato de rock. Su espectáculo se enmarcó en una constante interacción con el público respetuoso, ferviente y con movimientos cervicales cadenciosos que acompañaron cada una de las canciones de Paradise Lost, que llenaron cada espacio de nuestro Club Blondie. Un show sólido y de alto nivel, que nos llevó a esos paraísos que se encuentran extraviados en el imaginario del rock.

Setlist:
From the Gallows
Gothic
One Second
Erased
Enchantment
Requiem
Medusa
An Eternity of Lies
Faith Divides Us – Death Unites Us
Blood and Chaos
As I Die
Beneath Broken Earth
Embers Fire

Encore:
No Hope in Sight
The Longest Winter
Say Just Words

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE SOULINPAIN <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE PARADISE LOST <<<

Deja un comentario