Por Sebastián Allende.

Insanity Origins es el debut en sociedad de la banda nacional Parasyche. Formados a principios del 2010 por Matías Becerra en la guitarra líder, Nico España en la batería y producción, Cristian Suárez en el bajo y Nico Borie a cargo de las voces y las guitarras rítmicas; este cuarteto de santiaguinos nos trae un disco cargado al metal pesado en todas sus denominaciones.

null

La primera canción del disco es “Box Of Hate”, la que parte con un riff demoledor, digno para un gran comienzo, en donde podemos apreciar la facilidad de la banda para transitar en distintas variaciones del Metal como el Thrash, el Groove y lo Progresivo.

“Vesania” es el segundo combo de este LP y sigue con la tónica de la velocidad. El tema tiene dos particularidades: es la única canción en español y, además, su letra está inspirada en el clásico del cine, Taxi Driver de Martin Scorsese.

“Detonation” y “The Treason” son dos de los temas más potentes del disco, del tipo de canciones que los amantes del género agradecen para poder cabecear hasta no dar más por sus guitarras potentes y doble bombos de batería. Una de los detalles que destacan, por sobre todo, es el gran solo de guitarra en “The Treason” por de la mano de Matías Becerra.

“Land of Lies” baja un poco las revoluciones. Esto se agradece y genera un bálsamo para el oyente a través de una densa canción que, perfectamente, puede ser parte del lado más pesado y melódico de actos tan disímiles como Metallica y/o Alice In Chains. Si se tratara de determinar influencias al escuchar la propuesta de Parasyche, es difícil que no se te venga a la cabeza el Big Four del Trash Metal norteamericano, aunque, tengo que decir, que Megadeth debe ser el gran referente para esta banda.

“Stolen Liberty” es otro tema en donde demuestran el buen gusto por los sonidos melódicos, un tema calmo que poco a poco toma potencia y que nos permite apreciar una vibra distinta en comparación con los temas anteriores. Si bien no se sigue el canon de las composiciones preliminares, es un punto de inflexión en el álbum que lo transforma, a su vez, en uno de sus puntos altos.

“Arise” le devuelve el punch al disco sin caer en la velocidad desmedida del comienzo. Este tema va “in crescendo” hasta entregarnos ritmos más acelerados, de buen corte y factura. Debo destacar la gran labor realizada por Nico España en la producción y masterización del disco, ya que se nota un sonido profesional y, por sobre todo, exportable.

“Cachafaz”, es otra de las buenas canciones del disco. Tiene un gran comienzo de arpegios de guitarra acústica, los que dan pie a un punteo de guitarra por parte de Matías Becerra. Esto se transforma en la introducción perfecta para la aplanadora que se viene encima, al momento en que todas las fuerzas de la banda se suman en esta canción. Además, posee uno de los coros más pegajosos del disco: “I want to be the very best. To rule them all. Nine nights ‘til meet I the demon. And sell my soul”.

El penúltimo tema del álbum se titula “Need” y debe ser uno de los temas mejor cuidados de Insanity Origins. Con una ejecución digna de grandes exponentes del estilo, el duelo de guitarras que se establece en este track está dentro de lo más destacado que ofreceel cuarteto.

Ya para finalizar el álbum, “The Wolf Inside” se transforma en el cierre perfecto para este disco, siendo este un tema que sintetiza en forma perfecta todo lo que oímos alrededor de los 60 minutos que dura la placa, la cual es, constantemente, una invitación para el headbanging.

Una gran propuesta que sorprende por su calidad y que estamos seguros de que, con el tiempo, nos entregarán discos más consistentes. En esta oportunidad no se puede dejar pasar lo demoledor que son sus riffs, la gran calidad de la base melódica de la banda y, sobre todo, el excelente trabajo vocal que nos presenta Parasyche, una de las buenas nuevas bandas chilenas con etiqueta de exportación.

X