Primavera Fauna 2015: Un día soleado donde florecieron los mejores sonidos.

Por Jorge Tello.
Fotografias por Juan Maralla y Fauna Producciones.

El día de ayer se dio sitio a uno de los festivales musicales más esperados del año que, a título personal, está luego de Lollapalooza, a pesar de que existen otras reuniones de artistas y estilos, el nivel de espectáculo y producción que nos entrega el PRIMAVERA FAUNA, ya en su quinta versión, son un indicio de que presenciamos uno de los mejores. Un festival que a pesar de que siempre ha traído algún número interesante, como Yann Tiersen y Pulp, fue silenciosamente consagrándose y hoy en día es un cartel que se espera desde principios de año. En una jornada maratónica, con cerca de 16 horas de música sin pausas y más de 25 artistas, el festival posee con una gran cantidad de fanaticada, todo esto en las piscinas del Espacio Broadway, un recinto capaz de albergar un gran número de público, sin molestar a nadie, debido está emplazado en la solitaria periferia de Santiago Poniente.

El recinto cuenta con muchas zonas para poder disfrutar los espacios y el festival los aprovecha entregando zonas para distenderse y disfrutar, ya que la jornada es larga y las áreas verdes ayudan a encontrar algo de sombra para descansar entre show. Sin embargo, ese espacio es menor, ya que está muy bien sincronizado para que los shows importantes no coincidan y poder alternar entre los grandes escenarios.

Fueron cuatro escenarios, de los cuales dos estaban pensados para albergar los show de mayor convocatoria, el Ray-Ban Stage y Movistar Stage, siendo éste último el principal.

null

La música electrónica y “alternativa” son la tónica del festival, con un marco de asistentes importante, estacionamientos repletos y una caravana de gente entrando hasta largas horas de la tarde, ya que siempre existe público que desea contemplar a algún artista en particular y va exclusivamente a ese show.

Este año el festival era encabezado por Empire of the Sun, Morrissey y Explosions in the Sky, con la presencia además de una banda muy popular de los 90’s como lo es The Cardigans y otras agrupaciones con mucho menor difusión y popularidad y que me sorprendió que figuraran en la lista de presentaciones como es Rhye.

De todas las presentaciones del día de ayer, tomaré ésta tribuna para centrarme en tres de ellas, comenzado por Explosions in the Sky, banda compuesta por Munaf Rayani (guitarra), Mark Smith (guitarra), Michael James (bajo y guitarra), Chris Hrasky (batería y percusión). Cuando se acude a un festival, está dispuesto a escuchar más de una banda que desconoce o quizás nunca le puso real atención y por éste último punto quisiera ahondar más en ésta banda. A las 20:11 hrs. me acerqué al Movistar Stage para presenciarlos, creo que literalmente fui raptado a un viaje, era una especie de juego musical el que realizaban cuatro individuos con guitarras y bajos, con una batería detrás, donde no vocalizan nada, es algo realmente distinto a lo que acostumbramos a escuchar en una banda de rock tipo progresivo, lo asociaba al mar, cuando los escuchaba, como una marea que subía y luego bajaba, con buenos cambios de ritmo, sonidos que merman y desaparecen lentamente, instrumentos que suavemente iban dejando de sonar, me hacían sentir que, papeles cortados y de colores caerían del cielo junto con la canción terminando. Los asocié en parte a Sigur Rós. Era tal el sonido que creaban que parecía una invitación a entrar a un portal, teletransportarse y aparecer en la arena junto al mar, correr y encontrarse con quien amas pero que no ves desde hace tiempo, con una banda sonora que no deja de acompañar. Es también como la musicalización de una película que es muy enredada, donde llega el momento en que empieza a desentramarse y comienzas a unir cabos, a entenderlo todo. A veces son dos guitarras y un bajo, otras tres y uno, sin límites de creación, parecen en un trance, sobre todo Munaf Rayani, quien deja su guitarra en el suelo y la mueve como haciéndola bailar, luego se despoja de ella a un costado y se arrodilla cerrando los ojos como meditando, se siente una inspiración de todos ellos en ese momento. Para un momento así nada debería intervenir, menos el viento como lo que a ratos sucedía con un ir y venir de las ondas musicales, ya que en aquel entonces era muy intenso.

null

Junto con los instrumentos de cuerda, la batería de Chris Hrasky siempre acompaña, a veces es golpeada con fuerza y otras acariciada por baquetas con fieltro, otra parte del juego que nos entregó Explosions in the Sky, que en poco más de una hora, dejó un gusto demasiado bueno y una admiración de muchos quienes no habían ahondado en esos sonidos provenientes de Texas.

Otras de las bandas que me gustaría destacar es Rhye, canadienses que hoy en día tienes su base en Los Angeles, California, U.S.A., liderada por el músico Mike Milosh. Para resumir podría decir que es similar a Sade, pero interpretado por una voz masculina, que no deja de ser muy aguda, una especie de Rhythm and Blues (R&B) con sonidos modernos y una destacada presencia de violines, los cuales son cruciales para la pasión y melancolía que Rhye posee. Todos sus integrantes a la vez, cooperan en las voces a Mike, mientras el se pasea por todo el escenario ayudando a generar la música, a veces en la percusión otras en el teclado, las palmas también son un aporte a las bases, el cambio de guitarra eléctrica a guitarra electro acústica, ayuda en su canción “One of Those Summer Days” dando un toque muy dulce y reflexivo, eso es Rhye, es la banda sonora para soñar o para recordar, en esos momentos introspectivos que todos tenemos. En cerca poco menos de una hora, Rhye repasa su única producción ”Woman” del año 2013, y es lo que me llamó la atención cuando los vi en la promoción de Primavera Fauna, ya que es una banda con poco material que había tenido la oportunidad de conocer con anterioridad en mis ratos de ocio, cuando busco bandas similares a las que escucho con regularidad, y fue así como los encontré, una agrupación de alta calidad, canciones hermosas, lo que me provocó una emoción y una sorpresa inmensa contemplarlos, que pudo ser disfrutada a la vez, por un gran número de personas en el Ray-Ban Stage.

null

Cerrando la noche de bandas, pero no así de la fiesta que fue Primavera Fauna, fue el momento de apoderarse del escenario y de toda nuestra atención, me refiero a los australianos de Empire of the Sun, donde no puedo decir que hayan sido los más esperados, para no pasar por sobre el gusto y preferencias de los demás, pero para mí si lo eran, (es aquí donde debería poner un emoticón de Msn o Facebook). Es su estética, mística pleyadana o concepto traído de algún viaje por el tiempo, lo que me atrae de la banda, una puesta en escena, un verdadero espectáculo, caracterizaciones dinámicas, las bailarinas que acompañan a lo largo de todo el show quienes van adoptando distintos papeles y personajes, coreografías con movimientos fuertes y rápidos, lentos y pulcros, al unísono o con roles independientes. La voz de Luke Steele, la psicodelia y sonidos alternativos de “Old Flavours” terminaron con la espera. desde ese momento, la intensidad esperada y que coronaba una excelente jornada, Empire of the Sun, posee dos álbumes con canciones identificables tanto por los fanáticos como por los que regularmente escuchan alguna radio de rock o similar, temas que a ratos fueron himnos coreados por todos los que estábamos presente, ya que el esfuerzo de estar a esa hora aún incólume, es algo que no cualquier banda provoca y a la vez no cualquiera quiere puede aguantar, ya eran casi 12 horas de festival y el cuerpo lo hacía sentir a ratos, pero fue un espectáculo tan completo que nuestro ser pasó a segundo plano ya que fue abducido por los sonidos de la banda, haciéndonos sentir que todo había valido la pena. “We Are the People”, “Walking on a Dream”, “DNA”, fueron parte de los éxitos de la banda que entregó anoche. Fue cerca de una hora veinte lo que estuvo la banda antes de abandonar el escenario, pero el público aún no estaba para irse sin escuchar uno de sus canciones insignes, la cual estaba en el tintero aún, por lo cual los gritos y vitoreos no se hicieron esperar, provocando la vuelta de la banda e interpretando dos canciones más, cerrando con “Alive”, momento en el cual, las luces, humo y toda la puesta en escena erupcionó, y nos devolvió una vez más a la tierra, luego de aquel viaje hacia otras dimensiones, con trajes de aluminio, personajes surrealistas bailando al ritmo de los sonidos espaciales que nos entregó Empire of the Sun.

null

Un largo, provechoso y recordado día, lo que fue la jornada de ayer, en el Primavera Fauna 2015.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.