Por Mackarena León.

Desde el verano de 2015, se veía una gran nube de expectación con respecto a las nuevas historias que nos trae la guerra de las galaxias (Star Wars), todo esto se aclaró y vio la luz, el día lunes 12 de diciembre, a las 10:15 hrs, en una función de prensa con altos niveles de seguridad y que dejó a muchos con la boca abierta.

Rogue One, que se estrena en los cines este jueves 15 de diciembre, es el primero de los “Spin Off” de la saga Star Wars. Una cinta sublime, impresionante y llena de acción, dirigida por Gareth Edwards, e interpretada por Felicity Jones, como protagonista principal, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Riz Ahmed, Forest Whitaker, y Mads Mikkelsen.

La película, ambientada entre el episodio III y el episodio IV, cuenta las aventuras y desventuras de Jyn Erso junto a la Alianza Rebeldes en el robo de los planos de “la estrella de la muerte”, el arma más letal que construyó El imperio Galáctico para oprimir a la resistencia.

Con una duración de 2 horas y 15 min, la pantalla se va llenando de sorpresas y emoción, Jyn Erso, la hija fugitiva de un ingeniero del imperio galáctico, aquel hombre que construyó la estrella de la muerte, pero que también le puso una falla para poder destruirla. Todo esto es ignorado, hasta cuando Garen Erso envía un piloto, generando un inesperado reencuentro en el que Jyn descubre el sentido de la rebelión, comenzando a hacerse parte del plan y líder de una aventura sin límites, en donde nadie asegura si es real o sólo una distracción, el robar los planos de esta destructiva arma creada para la opresión y que satisface con creces el deseo de destrucción de Darth Vader.

Rogue One es una trama llena de acción, con grandes efectos especiales, una banda sonora característica de la saga con aires modernos a cargo de Michael Giacchino, una potencia en el guión que le pondrá los pelos de gallina a los fanáticos, una gráfica que se disfruta en IMAX y que en 3D es un gran espectáculo a los ojos. Con una elenco variado y multicultural, que derrocha talento. Gareth Edward hizo un buen trabajo, destacando lo anterior y resaltando la potencia femenina de su actriz principal, y con un sorprendente final.

Un film para fans, pero también para los que no conocen la historia. Una cinta que sirve para comenzar a hacerse fanático, porque nunca es tarde para disfrutar de la magia de Star Wars.

¡Que la fuerza los acompañe!

Deja un comentario