Ruminot y Mandel en “Tenemos que hablar”: Una pareja explosiva.
Teatro Coca Cola City, 5 de noviembre 2015.

Por Jorge Tello.
Fotografías por Francisco Aguilar.

La noche de ayer, pudimos presenciar una de las presentaciones de Stand Up Comedy hecha por una pareja y, a la vez, individualidades muy reconocidas en la comedia, como lo son Alison Mandel y Pedro Ruminot, con su show “Tenemos que Hablar”, todo esto en uno de los escenarios favoritos para éste tipo de espectáculos “Teatro Coca Cola City”. Después de distintos proyectos individuales, la dupla decidió unir sus talentos y cualidades, con una complicidad aún mayor, al ser pareja en la cotidianidad de sus vidas.

La apuesta comienza con una intro de la dupla, muy graciosa, quedando rápidamente Alison sola en el escenario. Inicia el juego vocal que involucra su rutina, desde un punto de vista muy femenino donde ellas son las principales aludidas, produciendo muchos momentos cómicos acerca de la realidad que esconden las mujeres en su mayoría, donde la ex panelista de “Así Somos” saca a relucir y reírse de las experiencias que vive en esta etapa de su vida y que muchas féminas comparten.

Luego de 30 minutos en el escenario, Alison da paso a Pedro Ruminot donde éste termina de romper ágilmente las corazas de los asistentes, desatando efusividad por doquier al momento de reír, de todos los que presenciamos sus primeras frases e historias. Pedro con oficio y relajo máximo, recuerda al Comandante de Tierra 2, ya que es muy distinto al que vemos en TV, porque su lenguaje es mucho más distendido, lo que ayuda muchísimo al remate de cada historia que nos va contando. El comediante pasea por nuestra historia religiosa, acontecimientos noticiosos, tragedias, etc., a pesar de relatar episodios no tan cargados a un género en particular, no deja de nombrar ciertas experiencias de sus relaciones amorosas y de lo que sucede en su intimidad, de la manera más cómica, al estilo que ya nos tiene acostumbrados.

Luego de una hora de show, donde cada uno nos entrega su particular sello, entran ambos a escena, momento en el cual se produce lo que muchos esperaban, el diálogo e interacción de la pareja, que constantemente hace participar al público y desata las carcajadas de los asistentes.

Con ese pasaje, la dupla finiquita su espectáculo, que deja conforme a quienes deciden romper con la rutina y asistir a una jornada de buenos relatos. La amabilidad de los protagonistas se agradece al final de la presentación, donde accedieron a compartir con el publico quienes siempre desean acercarse y están asiduos de obtener una fotografía con los comediantes.

Recomendado para ir sólo o en pareja, los sábados de Noviembre en el mismo Teatro.

Les dejamos nuestra cobertura fotográfica:


 

Deja un comentario