Samael en Blondie: Cruzando el pasaje hacia un nuevo horizonte
Banda invitada: Folkheim
7 de diciembre 2022.

Por Paulo Domic.
Fotografías por Javier Martínez

Los suizos Samael regresaron a Chile para festejar los 25 años de uno de sus discos clásicos: Passage de 1996, que marcó un momento importante para la historia de la banda. También dieron espacio a lo mejor del resto de su catálogo. La cita fue en un lugar muy adhoc para su sonido oscuro e industrial: la mítica Blondie. Comandados por Michael Locher, popularmente conocido como Vorph, el cuarteto ofreció un concierto intenso y potente para conmemorar una pieza que fue clave para su desarrollo y que abrió nuevos portales artísticos por los que continuaron orientando su carrera. Junto a ellos, desde el norte llegó Folkheim para abrir una jornada en la que densos riffs de guitarra y desgarradoras voces fueron protagonistas.

Activos desde 1987, Samael se ha transformado en una banda referente para muchos de los nuevos grupos que han adoptado los sonidos del metal industrial. En sus inicios, fueron una banda de black metal bastante blasfema. De hecho, hasta su tercer disco, la estética de sus portadas así lo indicaban. En Ceremony of Opposites de 1994, retratado estaba Jesús con su corona de clavos saliendo de su cabeza. Pero ese disco ya comenzaba a avisar sobre una evolución en la música, la cual definitivamente explotó en su álbum sucesor: Passage.

Para este disco, el baterista Xy, hermano de Vorph, decidió comenzar a tocar teclados y a programar las baterías. Todo esto en sintonía con la nuevas influencias que sumó la banda a través de los años. Hace unos días conversamos con Vorph y nos contó: “Ese fue el primer disco que hicimos con baterías electrónicas. Y eso cambió toda la perspectiva. Nos hizo una banda más única. Nos diferenció de los otros grupos y bueno, aún seguimos haciéndolo. Además, fue un disco en el que evolucionamos mucho. Ya habíamos ganado también bastante experiencia como músicos y con la vida misma. No es una decisión consciente. No te sientas y piensas ´ok, ahora vamos a cambiar´. Ocurre por las influencias y la nueva música que uno va conociendo en el camino. Bandas como Godflesh o Ministry calaron hondo en nosotros y nos dieron muchas ideas. Y así vas mezclando y encontrando tu propia variación”.

Passage también marca un cambio radical en los temas líricos. Atrás quedaron los himnos a Satanás y en su lugar quedaron canciones sobre la transformación individual, la creencia en uno mismo por encima de cualquier deidad y el empoderamiento personal.

Por todo esto, celebrar los 25 años de esta pieza se hace muy relevante puesto que desde ahí Samael comienza a encontrar la identidad artística que les dio su identidad más propia. Fue el pasaje hacia un nuevo horizonte musical que les llevó a transformarse en una banda de culto. Además, era importante también venir recién por segunda vez a Chile y consolidar una relación de cariño que recién comenzó el 2020, curiosamente en el último recital que ofrecieron antes de tener que detenerse producto de la pandemia.

Y toda buena celebración tiene buenos invitados que la hacen aún más inolvidable. En este caso, quienes tuvieron el honor de abrir la velada vinieron desde Antofagasta. Folkheim, una experimentada agrupación de folk black metal con casi 20 años de trayectoria y que trajeron su propuesta de enorme carga étnica al escenario de la Blondie. La voz de Aleksi traspasó como un bisturí los tímpanos de los presentes durante su presentación, demostrando gran potencia y enorme presencia escénica. A través de poco más de 30 minutos interpretaron lo mejor de su repertorio, evidenciando la calidad de su arte y recibiendo generosos aplausos y vítores por parte del público.

null
null
null
null
null

La precisión de relojería suiza puso a las 21:00 clavadas a Samael sobre el escenario. Tal como se prometió, la partida sería con el disco Passage tocado íntegramente, así que igual que en el orden del disco, la primera fue la demoledora “Rain”, un clásico de la banda que siempre está en los repertorios y que fue un perfecto inicio para este oscuro ceremonial. Si bien el baterista Xy estuvo hoy más tiempo detrás del teclado y de la batería electrónica, también tenía en su set de instrumentos una batería acústica más sencilla al costado de sus equipamiento. Y en esta canción fue la primera en que la usó al final para darle un remate de total clímax mientras apaleaba los parches de sus tambores.

null
null

Luego vino “Shining Kingdom”, con su pesada marcha, que puso a saltar a toda la Blondie. Muy celebrada fue también “My Saviour”, otra habitual en los repertorios del grupo, que fue cantada a todo pulmón. Y así continuaron hasta llegar al final de esta parte del espectáculo con “A Man In Your Head”, que selló la celebración de Passage con una tremenda ovación de la audiencia. Y no era para menos, ya que un disco tan clásico interpretado de pe a pa, es sin duda una gran emoción para los fanáticos de cualquier banda. Un viaje a los recuerdos, a tiempos en que probablemente no había mucho más de qué preocuparse aparte de escuchar música y ser feliz. Pero aún faltaba mucho. Samael tocó diez canciones más y ellas cubrieron 8 de los 9 discos restantes de la banda. Por lo tanto, prácticamente todas las épocas fueron representadas. Un deleite para los seguidores más acérrimos y que conocen toda su discografía.

null
null

Clásicos como “Baphomet’s Throne”, “Slavocracy” o “Black Supremacy” no podían quedar fuera. Hicieron delirar al público que no se ahorró manifestaciones de cariño y agradecimiento hacia Samael y el espectáculo energético e intenso que ofrecieron. Vorph estuvo permanentemente conectado con su audiencia, mostrándose muy carismático y cercano a través del bastante bien español en que se comunicación. Dominó a la masa a voluntad y se entregó por entero al show.

En esta segunda visita a Chile, la historia de amor de Chile con Samael continuó creciendo. Una atracción mutua que parece que continuará estrechándose, basada en el altísimo espectáculo que ofrecen tanto en lo musical como en lo visual, transformando la cita en toda una experiencia. Una prueba viviente de que pese a los más de 35 años que están tocando, no hay muestra alguna de cansancio o tristeza. Se les ve disfrutando mucho lo que hacen y eso se traduce en una actuación muy profesional y perfecta. Fue una muy buena experiencia musical, con más ánimo sensorial que de estimulación cerebral, y que puso frente a nuestros ojos a unas leyendas del metal industrial.

Setlist:
Rain
Shining Kingdom
Angel’s Decay
My Saviour
Jupiterian Vibe
The Ones Who Came Before
Liquid Soul Dimension
Moonskin
Born Under Saturn
Chosen Race
A Man in Your Head
Samael
Luxferre
Son of Earth
…Until the Chaos
Infra Galaxia
Reign of Light
Baphomet’s Throne
Into the Pentagram
Slavocracy
Black Supremacy

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X