“Siempre estás diciendo que te vas” en San Ginés Bellavista: Un grato momento para recordar una canción
28 de abril 2017.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Gabriel Padilla.

Hace tiempo atrás, el actor, dramaturgo y director de teatro, Juan Bennett, tenía una pequeña radio a pilas donde, ya con sus cortos ocho años, sintonizaba el dial AM para escuchar los sonidos y letras potentes de artistas de renombre como Camilo Sesto, Julio Iglesias y Nino Bravo, entre otros. Hoy, una de sus mundos imaginarios ha salido a la luz a partir de esos fragmentos de canciones que, desde niño, estuvieron dando vueltas en su cabeza.

“Siempre estás diciendo que te vas”, aparte de ser el nombre de una canción de Raphael, es también el título de esta obra de teatro que inició sus presentaciones la noche del viernes 28 de abril en el Teatro San Ginés de Bellavista.

Esta comedia trata de un matrimonio, separado de palabra desde hace más de un año, pero con el conflicto de que Gastón (Gabriel Prieto) no quiere dejar el hogar en el que ha vivido por 25 años junto a Maura (Magdalena Max-Neef). Tras una serie de discusiones alternadas, siguen conviviendo, pese a los sinsabores absurdos que esta idea presupone. Luego, todo se vuelve aún más caótico tras la aparición del sargento de carabineros, José Luis Carrasco (Nicolás Mena), quien, en primera instancia, llega por un llamado de alerta, pero que con el correr de los minutos se instala en la escena como un problema más para la situación que prontamente su convierte en un triángulo amoroso, o algo parecido a ello.

Hay varios puntos a favor que tiene la obra, los cuales principalmente radican en el desplante escénico que tiene la dupla Max-Neef – Prieto, con más de 30 años de trayectoria juntos y acompañados de un sólido Nicolás Mena en el rol decadente de un miembro de la fuerza policial. Los diálogos son fluidos y trabajados en detalle por manos bien cuidadas, lo que permite que un texto, sencillo en esencia, tome un atractivo relevante para los espectadores. Hay un lenguaje bien cuidado y deslenguado a la vez y es precisamente ese transitar a la deriva lo que distiende y hace de la risa, una compañera con diferentes matices.

La construcción de los parlamentos a través de diversas letras de canciones, genera un espacio de nostalgia que, insertas en un contexto de comedia como este, permiten disfrutar aún más del espectáculo. Sobre el escenario, desfilan fragmentos de “Y Cómo es Él? de José Luis Perales, “Y Volveré” de Los Ángeles Negros, “Ahora me Voy” de Emmanuel y “Te Perdí” de José Alfredo Fuentes, sólo por nombrar algunos.

“Siempre estás diciendo que te vas” es una obra hecha para pasar un grato momento por medio de una historia sólida y un grupo de actores que la ha sabido masticar correctamente. Se produce, no de manera forzada, una amalgama entre el pasado de una pareja que se juraba amor eterno, se dedicaba canciones y era feliz y ese presente discontinuo en que son las mismas canciones las que trazan el camino de una separación que de tanto estirarla, se vuelve absurda y poderosamente atractiva a la vez.

Revisa nuestra galería fotográfica a continuación:


 

Deja un comentario