Slayer en Chile: Devoción absoluta por una banda de clase mundial
Movistar Arena, 8 de mayo 2017.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por DG Medios.

En los hombros de un papá emocionado, un niño de no más de ocho años levantaba sus brazos en medio de la multitud. El pequeño vestía jeans negros y chaqueta de cuero; A su lado, un hombre de pelo corto, zapatos de vestir, camisa y sweater claros, movía su cabeza hacia adelante y hacia atrás, mientras coreaba los temas de su banda favorita; Entre los cientos de poleras con el estampado de la banda que dirigía los pasos de los fanáticos aquella noche, había algunas de otras agrupaciones del género como Iron Maiden, Sepultura y Black Sabbath; Adolfo, oriundo de Valdivia, luego de un largo viaje a dedo desde su ciudad natal, gozaba a más no poder, con cada una de las canciones que iban apareciendo; Todos disfrutaban a su manera el regreso de Slayer a nuestro país.

La banda de Thrash Metal, formada a principios de los años 80 por los guitarristas Kerry King y Jeff Hanneman, el baterista de origen cubano, Dave Lombardo y nuestro representante nacional en voz y bajo, Tom Araya, vino a hacer lo que mejor sabe: conquistar a una fanaticada que busca emprender un viaje sin rumbo hacia lo mejor de la música metalera.

Si bien los integrantes originales ya no son los mismos, Slayer ha sabido mantener su mística. Muchos han sido los cambios desde su alineación titular, donde la baja más sensible fue el reciente deceso de Hanneman en 2013. A pesar de todo, el talento sigue intacto y así lo reconocieron los miles de fanáticos que repletaron el Movistar Arena la noche del lunes 8 de mayo.

En el sector central del ticket para entrar a este magno evento se leía “Héroes del Metal”, lo que no era un hecho aislado ni sin sentido, pues acompañando a los norteamericanos hubo dos bandas teloneras que se encargaron de encender la mecha que culminaría con la explosión musical de fondo.

La primera banda en aparecer sobre el escenario fue la sólida agrupación nacional Dekapited, quienes mostraron un buen show para el público que, poco a poco, comenzaba a ocupar el lugar. A ellos se sumó, minutos después, la presentación de la banda argentina A.N.I.M.A.L. (Acosados Nuestros Indios Murieron Al Luchar), quienes cargados de humildad, tuvieron tiempo para hablar en defensa de los pueblos originarios, de la decadencia televisiva del metal en canales de televisión que antes valían la pena y de levantar la bandera mapuche en medio de la nostalgia y el cariño que sienten por nuestro país. El público fue respetuoso en su totalidad y, gracias a ello, se pudo apreciar durante poco más de treinta minutos, todo el talento de estos trasandinos a través de canciones como “Sólo por ser indios”, “Latinoamérica”, “Sol” y “El nuevo camino del hombre”, entre otras.

Cuando el reloj marcaba las nueve de la noche, hizo su aparición Tom Araya y el resto de su banda, quienes regresaron a nuestro país en el marco de la gira promocional de su último disco Repentless (2015). La presentación fue iniciada con dos temas que provienen precisamente de esta placa: “Delusions of Saviour” y la homónima “Repentless”. El show continuó con un repertorio que dejó a todos conformes, pues a medida que pasaban los minutos se escuchaban canciones como “Disciple”, “Mandatory Suicide”, “Fight Till Death” y “Seasons In The Abyss”.

A esa altura del espectáculo, el sudor de los asistentes era continuo y las poleras en el aire dibujaban una fiesta a torso desnudo. El cierre no podía ser mejor. Las cuatro últimas canciones provocaron la catarsis necesaria para quedar conformes del todo. Sin escalas de por medio, aparecieron “South of Heaven”, Raining Blood”, “Black Magic” y “Angel of Death”, con lo cual se selló una gran noche del más puro y genuino metal.

El niño ya no se veía entre los fanáticos. Tras los últimos temas, el hombre de camisa y zapatos de vestir se fue a meter en la multitud y desapareció entre su devoción y Adolfo, el joven de Valdivia, aceleró el paso para volver a su lejana y paradisíaca tierra del sur. Fueron poco más de 90 minutos los que estuvo Slayer sobre el escenario y no pude obtener una respuesta certera cuando quise preguntarle si había valido la pena el inmenso trayecto recorrido, aunque su rostro y el aplauso cerrado de todos los demás, respondieron por él.

Setlist
Repentless
The Antichrist
Disciple
Postmortem
Hate Worldwide
War Ensemble
When the Stillness Comes
You Against You
Mandatory Suicide
Fight Till Death
Dead Skin Mask
Captor of Sin
Die by the Sword
Chemical Warfare
Seasons in the Abyss
Hell Awaits

Encore:
South of Heaven
Raining Blood
Black Magic
Angel of Death

Deja un comentario