No había pasado un mes desde el incendio que afectó al Teatro Municipal de Santiago, en noviembre de 2013, cuando el Coro del Teatro Municipal, en representación de los tres Cuerpos Estables de esta institución –que suman más de 480 personas-, salió al frontis del edificio: fueron más de 60 cantantes los que entonaron “Gitanillas y toreros” y “El brindis” de la ópera La traviata, de Giuseppe Verdi, frente a los transeúntes que circulaban por los alrededores.

Se trataba de una intervención urbana para invitar a todos a unirse a la campaña “Teatro de todos”, que buscaba recaudar los fondos necesarios para la reconstrucción de las instalaciones del Municipal que fueron destruidas por el incendio del 18 de noviembre.

Casi dos años después el Coliseo de Agustinas sube el telón definitivamente. Porque este jueves 5 de noviembre el Teatro Municipal de Santiago inauguró sus obras de reconstrucción: Carolina Tohá, alcaldesa de Santiago y presidenta del Directorio de la Corporación Cultural de Santiago, junto a Andrés Rodríguez, director general del Teatro y Ernesto Ottone, Ministro Presidente del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, presentaron las nuevas instalaciones.

Se reconstruyeron 2.100 m2, respecto de 1.500 m2 app., que existían previo al incendio. La ampliación permitió construir una sala de ensayos para la Orquesta Filarmónica de Santiago, que era una antigua aspiración, dado que antes se debía utilizar la sala Arrau o el Foyer principal para los ensayos con los consiguientes problemas técnicos y de operación que estos espacios generaban.

El Ministro de Cultura, Ernesto Ottone, destaca que “La cultura la construimos entre todos los ciudadanos, el sector público y también el sector privado. No tengo duda que en los próximos años eso se verá reforzado aún más dentro de la diversidad de acciones que se están desarrollando ahora como parte de las políticas públicas y como un apoyo sostenido a lo que va a ser el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio”.

Los espacios reconstruidos cuentan con todas las medidas de prevención de riesgos de alta tecnología. Por su parte, las salas de ensayo del Ballet de Santiago fueron rediseñadas logrando una altura que permite el desarrollo óptimo de los ensayos. Al respecto Andrés Rodríguez recalcó que “son salas muy delicadas de construir, aquí intervino mucha gente y yo quiero agradecer de manera muy especial a quienes donaron para la reconstrucción, ya que sin sus aportes hubiera sido imposible realizar una obra de esta envergadura”.

También puntualizó que para homenajear a dos grandes artistas nacionales que contribuyeron con su talento al desarrollo de las artes escénicas: Ramón Vinay y Octavio Cintolesi, dos salas de ensayo de los Cuerpos Estables del Teatro llevarán sus nombres.

La reconstrucción se llevó a cabo, en gran parte, gracias a las donaciones de Banco Santander, Empresas CMPC, Grupo Falabella, Orania, Embajada China, Fundación Luksic, Consejo Nacional de la Cultura y las Artes y Fundación Ibáñez Atkinson.

Se estima que fueron casi 3 horas de trabajo para controlar este incendio, que involucró a 250 voluntarios de 16 compañías del Cuerpo de Bomberos de Santiago, quienes controlaron el fuego a través del techo del Teatro.

DETALLES

1.- Costo total de la Reconstrucción: $2.900 millones aproximadamente.
2.- Financiamiento:
2.1. Seguros: $1.682 millones
2.2. Donaciones: $860 millones
2.3. Recursos Propios: $358 millones

Sobre El Autor

Periodista 🇨🇱 #doglover🐶 #patiperra☀️ ❤️❤️ la música, el cine, el yoga, andar en bici, el sour y la #UC. Moviendo mi vida con Parlante.cl

Artículos Relacionados

X