Por Constanza Paredes.

La música estadounidense ha dejado grandes exponentes a lo largo de la historia, uno de ellos fueron The Jackson 5, que ahora solo utilizan el nombre The Jacksons. Este grupo se convirtió en una especie de cuna del que sería uno de los más grandes artistas del mundo y también es una banda que dejó canciones de los años 70 que todavía suenan de cuando en cuando en más de alguna fiesta Kitsch. Es así que, a raíz de la celebración de su medio siglo como banda, llegan a nuestro país por primera vez este 23 de marzo al Teatro Caupolicán.

La agrupación, compuesta por los hermanos que comparten el apellido que la nombra, tiene una historia hecha a punta de esfuerzo, un camino que no fue fácil, pero que gracias al talento de la familia pudo llegar al estrellato gracias a la dura exigencia y perseverancia del patriarca Joe Jackson. Todo comenzó en Gary, Indiana, un pequeño lugar de Estados Unidos, a principios de los años 60 y en un inicio solo participaban los hermanos mayores: Jackie, Tito y Jermaine Jackson, sin embargo, después de que los dos más pequeños, Marlon y Michael, mostraran sus capacidades -tanto vocales como de baile- se unieron a la banda y se conformaron como The Jackson 5. Desde el primer momento comenzaron a pegar su sonido por los rincones de Indiana recorriéndola de principio a fin como una gira inicial y participando de un importante concurso de talentos que se convertiría en el definitivo destello a la fama y al resto del mundo, desde ahí su gira se masificó y los llevó a lugares como Chicago, uno de los sitios donde la música podía triunfar tanto a nivel de la industria como de la cantidad de público a la que llegaba.

Sus primeras producciones fueron al alero del sello Motown, que para los artistas Afroamericanos fue el lugar donde pudieron representar su música desde la raíz. No obstante, después de un tiempo comenzaron a tener problemas con las grabaciones y producción de sus discos, por lo que decidieron cambiarse de sello discográfico, pero no fue todo así de fácil, Motown se quedó con los derechos del nombre y no pudieron seguir llamándose The Jackson 5.

Después de ese impase en su prometedora carrera musical, los tomó el sello de la CBS conocido como Epic, configurándolos solo como The Jacksons, un nombre que no estaba tan lejos de lo que ya eran. Llegaron a este sello con cierto descenso en su carrera, pero esa misma dificultad surgió como una oportunidad: aparece uno de los discos más importantes de su historia, Destiny, un álbum que vendió millones y que dejó la canción “Blame it on the Boogie” que ha sido tocada y modificada por muchos artistas, entre ellos el mismo Luis Miguel. “Shake your body (down to the ground)” fue otro de los éxitos de la producción.

Para finales de los años 70, Michael, el integrante más joven de la banda, comienza su carrera solista, pero sin dejar la banda que lo vio nacer. Fue así como ya en la década de los 80 aparece el disco en solitario llamado Off the Wall, que marcaría de manera definitiva la salida del menor de los hermanos debido a su gran éxito de ventas y los nuevos ritmos que incorporó en su trabajo. MJ fue un ente primordial en la historia de la banda, ya que fue el principal compositor de los grandes éxitos y su voz única dejó momentos inolvidables.

Quizás influyó bastante en la continuidad de la banda el hecho de que Michael iniciara su carrera solista, pero no se puede negar que pudieron seguir pese a eso y que fue una banda que dejó muchas canciones que varios hemos bailado o tratado de cantar en algún momento, aunque la llegada de su receso era de esperarse pues el resto de los integrantes también trató de armar proyectos en solitario.

Desde hace algunos años están juntos nuevamente y han hecho giras para recordar su carrera, las que han sido todo un éxito, dejando críticas muy positivas a su espectáculo. En sus shows recuerdan los grandes temas de sus primeros discos como por ejemplo la primera de sus canciones convertidas en número 1 de la lista Billboard “I Want you Back” o la infaltable y tierna “ABC” comandada por la dulce voz del pequeño Michael, lo que llena de nostalgia a sus fans. También se dan el tiempo de hacer un pequeño homenaje al fallecido rey del pop con los temas que precedieron a la carrera solista del artista mencionado como “Torture”, “Goin´Places” o “Even though you´re Gone”.

Es importante señalar que este 23 de marzo en el Teatro Caupolicán será una fecha histórica, pues no cualquiera celebra 50 años de trayectoria y mucho menos con sus integrantes originales. The Jacksons fue una de las primeras “boy band”, un grupo que hizo evolucionar la música de su generación y que incorporó el baile como principal reflejo de su talento, por lo que resulta imperioso no dejar de ver a esta legendaria agrupación.

null

Deja un comentario