Vuur y Delain en Teatro Cariola: La calidez del metal
19 de mayo 2019.

Por Rodrigo Guzmán.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Las idas y venidas de Anneke van Giersbergen signan una ruta musical que desde The Gathering hasta la fecha se ha caracterizado por concretar una búsqueda sonora siempre activa, pero a la vez, siempre estructurada en torno a la melodía de y en el metal. Por ello, cada vez que la holandesa retorna al país, encuentra un público cautivo que una y otra vez acude ante el llamado de su canto asirenado.

Esta vez, la neerlandesa recaló en tierras nacionales para presentarse con su último proyecto Vuur en el Teatro Cariola. Sin embargo, llegó acompañada de otros viejos colegas, pues sus compatriotas de Delain se dejaron sentir con potencia ante la mirada extasiada de un público que coreó cada una de las canciones propuestas por el conjunto.

Para una fecha como esta, regentada por dos reconocidos conjuntos de los sonidos cercanos al metal progresivo, sinfónico y épico, también hubo espacio para la presentación de un artista nacional. De este modo, la velada vio su inicio con la presentación de Caterina Nix, quien junto a su pequeño ejército de músicos vino a presentar cortes de su trabajo solista, luego de haber trabajado con Timo Tolkki en Chaos Magnetic.

null

En una mixtura que conjugó riffs pesadísimos y altos breakdowns, la cantante nacional interpretó distintos cortes que se pasearon por un sonido elaborado entre el metal más clásico y el más moderno, todo para temperar el ambiente de manera contundente y melodiosa, cortesía de su propia voz y notoria presencia escénica. Metal regentado por una mujer, efectivo y de factura cuidada.

null
null

Luego de esto, vino la esperada presentación de Delain, quienes provocaron las primeras muestras de fanatismo entre los asistentes a dicha velada con tintes de festival. Nada más al poner un pie sobre el tablado del Cariola, Charlotte Wessels fue aclamada con intensidad por los asistentes, quienes reconocieron la presencia de la cantante como un signo inequívoco de lo que venía. El primer corte elegido por los neerlandeses para abrir su presentación fue “Go Away”, extraído de su álbum April Rain. Las características de dicha composición marcaron el sonido que estiló la jornada en su totalidad: riffs muy pesados, conjugados a la luz de las guitarras de siete cuerdas de Timo Somers, que en conjunción a las atmósferas y armonías de teclado de Martijn Westerholt y las voces de Wessels produjeron una aleación sonora equilibrada, tan potente como delicada.

null

La pericia instrumental de los músicos de Delain quedó plasmada en una sesión de improvisación entre Timo Somers y Joey de Boer, quienes dieron rienda suelta a un fragmento regido por una rítmica precisa, colmadas de un sonido derivado de los famosos breakdowns de conjuntos como Meshuggah. Pesado y rítmico. Toda esta maquinaria saturada y grave se vio matizada una y otra vez por la voz de Wessels, quien, a pesar de excusarse por sufrir ciertos problemas vocales, dotó de la brillantez necesaria para el género a cada uno de los cortes de Delain. De este modo, canciones como “The Glory and the Scum”, “Sing to Me”, “We Are the Others”, “Hunter’s Moon” y “The Gathering”, interpretada a modo de cierre, fueron parte del show de Delain, que hizo explotar al público asistente entre breakdowns brutales y melodías impostadas a la perfección.

null
null

Tras esto, vino el turno de Vuur, conjunto liderado por la siempre inquieta y risueña Anneke van Giersbergen, que a lo largo de la velada se vio tan enérgica como siempre. Todo comenzó con, “Time – Rotterdam”, que echó mano a la misma rítmica, pesada y sincopada, que se conjugo a lo largo de todos los cortes de Vuur, en una sesión que bien recordó tanto a Meshuggah como a Gojira en el sonido de los compases. Asimismo, Anneke y compañía se dieron el gusto de interpretar una serie de covers, ante un público que desde un principio manifestó su interés por oír algunos destellos de The Gathering. Y el deseo fue complacido, pues tras la interpretación de “On Most Surfaces (Inuït)”, vino luego una versión de “Fallout”, original de Devin Townsend, donde la voz de la neerlandesa brilló en su máximo esplendor. La gira de Vuur se enmarcó en la promoción de In This Moment We Are Free – Cities, razón por la que los cortes de dicho álbum tomaron especial protagonismo. De este modo, el single “My champion – Berlin”, junto a “Days Go By – London” y una hermosa interpretación de “The Martyr and the Saint – Beirut”, concretaron la propuesta de Vuur, donde las guitarras toman tanto protagonismo como la ilustre voz de Van Giersbergen, todo esto para llegar a finalizar con la insigne “Strange Machines”, natural de The Gathering.

null
null

La presentación de una noche neerlandesa supuso una distinguida fiesta para el espectro más melódico y nostálgico del metal, donde la dureza del género se vio fortalecida al calor de las melodías vocales más preciosas del género. De este modo, lo acontecido anoche en Teatro Cariola será recordado como una fecha cálida e intensa, que vino a musicalizar los primeros días de otoño de esta ciudad.

null
null
null

Setlist Delain:
Intro
Go Away
Suckerpunch
The Glory and the Scum
Get the Devil Out of Me
The Monarch
Hands of Gold
Sing to Me
Timo & Joey Jam
Pristine
Mother Machine
Don’t Let Go
We Are the Others
Hunter’s Moon
The Gathering
The Monarch

Setlist Vuur:
Time – Rotterdam
On Most Surfaces (Inuït)
My Champion – Berlin
The Storm
Days Go By – London
The Martyr and the Saint – Beirut
Freedom – Rio
Fallout
Your Glorious Light Will Shine – Helsinki
Reunite! – Paris
Strange Machines

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE CATERINA NIX <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE DELAIN <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE VUUR <<<

Deja un comentario