We Are The Grand en el Teatro La Cúpula: The Grand Show, Grand
Teatro La Cúpula, 2 de junio 2017.

Por Gabriela León.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

El día de ayer se presentó en el Teatro La Cúpula, la banda simpatizante del indie rock, que este año estuvo presente en la edición chilena del festival internacional Lollapalooza y que, además, estará en su edición principal en Chicago en agosto, We Are The Grand, agrupación que nace en el año 2009 y que ya cuenta con los discos Until the Morning (2013) y Volver (2016).

El show de ayer, era un espectáculo más que difundido, pues llevaba meses siendo anunciado a través de sus diferentes redes sociales como “El grand show” que se venía y que, sin duda, iba a ser un encuentro tanto para sus fanáticos más fieles como para los nuevos, que de a poco nos hemos ido encontrando.

El show comenzó con la participación de dos bandas internacionales. La apertura estuvo a cargo de Telebit, una banda que nace de la escena independiente bogotana en el 2011 y que, según medios del país, vino a dar frescura a la escena rockera de Colombia. Una banda, que el día de ayer, nos entregó sonidos electrónicos, con bases de sintetizador y que, a los pocos que habían llegado a esa hora de la noche, los fue convenciendo de que se venía un buen espectáculo.

Luego se dio el paso a los mexicanos de Camilo Séptimo, banda independiente que ayer nos entregó momentos bien rítmicos y movidos y que sin duda nos dio a entender que son unos buenos exponentes de un ritmo nuevo mexicano, más bailable y que se aleja del rock y las baladas que están pegando fuerte en el país del tequila. Un show sencillo y entretenido que nos preparaba para el plato principal de la noche.

A eso de las 22:00 horas, se apagan las luces y el foco se centra en la batería y en el inicio del tema que abriría la noche. A ese punto de la jornada, el Teatro La Cúpula estaba completo, todos saltando y cantando el soundtrack que venían esperando por meses.

Los chicos de WATG nos deleitaron con temas como “Ecstasy”, “Pienso en Ti” y “Huellas”, temas de sus dos discos, y que muestran cómo se han ido reinventando, pasando de un disco completamente en inglés a uno en su totalidad en español, con canciones que sin duda, han cumplido el objetivo de llegar de forma más rápida al oído y al corazón de los que ya seguimos a esta banda que cuenta con uno de los mejores discos nacionales del año pasado.

Me parece también que se debe destacar el show de luces que acompañó el espectáculo de ayer, pues fue un espectáculo aparte la forma en que logró integrarse y complementarse la música con la iluminación. Se creó una atmósfera placentera y finalmente un momento lindo de ver, más que solo de escuchar.

Lamentablemente, el show que WATG venía planeando hace meses, no pudo salir al cien por ciento. Luego de presentar el cover de Depeche Mode, “Enjoy the Silence”, con Sebastián Gallardo cantando desde la gradería del Teatro La Cúpula, los ánimos empezaron a cambiar en el escenario. Con cara de decepción y rabia, nos contaron que por problemas de permiso y con la presencia de Carabineros fuera del lugar, el show tenía que terminar y no podían finalizarlo como lo tenían pensado. Sólo había tiempo para dos canciones más.

Con sus fanáticos sorprendidos y con ganas de pagar la posible multa con tal solo de escuchar lo que WATG tenía preparado, el show, abruptamente, debía terminar.

Las canciones elegidas para dar el cierre fueron “Dos” y “Al despertar”. A pesar del gusto amargo que tenían, sonaron increíble y se pudo sentir y palpar el cariño que su público les tiene, y que sin duda, esperarán el prometido concierto que ayer se comprometieron a dar para así poder concluir el show que no pudieron terminar.

No se si vale la pena dar palabras al cierre sobre cómo funciona el actuar de Carabineros ni de cómo funcionan los permisos en las municipalidades en torno a la cultura, y de la prepotencia de las autoridades y las fuerzas públicas para frenar eventos que no le hacen daño a nadie. Menos creo que gano algo diciendo que el acceso a la cultura se ve empañado y es difícil avanzar en una población que ama el arte y la música si no se da libre acceso a ellas. Prefiero hablar de lo que está proponiendo WATG, de los que se les espera, de la proyección musical que están forjando y cómo el Teatro La Cúpula se llenó ayer y escuchó fuerte el sonido de la música nacional. Y finalmente, cómo se crearon un nombre en la escena musical chilena, por lo que no tengo duda que será una banda que dará que hablar.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE TELEBIT Y CAMILO SÉPTIMO PINCHANDO <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE WE ARE THE GRAND PINCHANDO AQUÍ <<<

Deja un comentario