Weezer en Movistar Arena: El triunfo del perdedor
24 de septiembre 2019.

Por Sebastián Allende.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Hubo una época en que los sweaters de botones y los anteojos de marcos gruesos eran sinónimo de desprolijidad, lentitud, estudio y de un cierto aura a perdedor. Si bien con los años y las tendencias de la moda y la estética han vuelto cool lo que durante épocas pasadas fue distinto e incluso impopular, siempre ligaremos esas características a los mal llamados nerds. Bajo esos parámetros es que hubo (y de verdad hay) un amo y señor de ese mundo y su nombre es Rivers Cuomo.

El Movistar Arena serviría de testigo, este martes 24 de septiembre, para los miles de fans que vivirían una de esas grandes jornadas que siempre quedaran marcadas en la memoria y retina de muchos por la calidad y sonidos de la banda que dejaría atónitos a todos los presentes.

La apertura de la velada estuvo a cargo de los chicos de Protistas, quienes, desde el año 2008 vienen pisando fuerte el circuito indie nacional y durante la velada sacaron a relucir lo mejor de su repertorio, para así convertirse en el plato de inicio perfecto para un show que al pasar los minutos hacia agotadora su espera.

Con un Movistar que ya se encontraba a tope, Solo bastó que la banda se asentara sobre el escenario del recinto del Parque Ohiggins para que el público comenzara a estallar en éxtasis. No debe existir mejor canción que “Buddy Holly” para dar inicio al show para que la gente tanto de cancha como de tribuna saltara y vibrara con los sonidos de Weezer que debutaban en nuestro país y pagaban una espera que con años aumentaba como una verdadera leyenda.

null

Rivers Cuomo en voz y guitarra, secundado por Brian Bell en la guitarra y la gran base melódica que conforman Scott Shriner en el bajo y Patrick Wilson en la batería; se hacían presente en Santiago y marcarían la pauta de una noche que sería vivida a full y en donde cada uno de los fanáticos presentes la sentiría y atesoraría a más no dar.

null

Tras el primer golpe de la noche “Beverly Hills” seguiría con lo que se transformaría en una de las tónicas de la noche. Un coro cantando a todo pulmón: “Beverly Hills, Rolling like a celebrity!”, ya sentíamos toda la potencia de la W.

“(If You’re Wondering If I Want You To) I Want You To” y “Surf Wax America”, serían los siguientes temas que no darían descanso a una audiencia, que, si bien era joven, estaba dominada por treinteañeros que atesoraban y se notaba, para ser honestos, felices y completos por la entrega de la banda dueña de la noche, situación que era recíproca y que era visualizable con las intervenciones que durante la noche compartía Rivers con los presentes y en donde demostraba una comodidad y felicidad con la respuesta entregada por los fanáticos chilenos.

null

Fue el Blue Album (y con justa razón) el disco que más llenaría la noche de su repertorio con canciones como “Surf Wax America”, “In the Garage”, “Holiday”, “Undone – The Sweater Song”, “My Name Is Jonas”, la anteriormente nombrada “Buddy Holly” y “Say It Ain’t So”, las que pagarían la deuda con los devotos más longevos.

null

Si bien Weezer es una banda de un extenso catalogo de canciones propias, fue este 2019 que nos sorprendería con un disco de covers conocido como The Teal Album en donde nos demostrarían las grandes cualidades de la banda de Cuomo para hacer propias canciones de otros artistas, la noches nos entregaría “Take On Me”, “Happy Together” y “Africa”, temas que fueron coreados por los presentes que aumentarían la sonrisa y la vibra de la noche demostrada por Rivers, quien nos devolvía el cariño con un “Chile es Bakan”.

null

Para los que conocen a Weezer, saben que Nirvana es y será una de las grandes influencias en la vida de su líder y fue así (como lo viene haciendo en esta gira) que el tributo fue pagado y a creces con la tremenda interpretación de “Lithium”, uno de las canciones más saltadas y cantadas de la velada, que más de una sonrisa volvió a dejar en un Rivers Cuomo que sentía que el Movistar Arena era su casa y que cada uno de los presentes era parte de su familia.

null

Tras una breve parada, la banda vuelve a los escenarios con la interpretación de la versión de “barbería” de “Buddy Holly” y debemos decir que al apreciar las caras de todos los testigos a este show, se noto lo conforme que estaban todos de presenciar este concierto, que para ser sinceros, nunca pensamos se daría en nuestro país.

La presentación de Weezer, que finalizó a tope con “Say It Ain’t So” fue una demostración de calidad, emotividad, entrega y sobre todo corazón. Un premio para un público que, de principio a fin, se emocionó, gozó, saltó y disfrutó de este grandioso show, en el cual Weezer y Rivers Cuomo, demostraron una entrega total y una calidad (aunque se haya sentido corto tras 21 canciones) que, seguramente, al hacer los recuentos del año, será parte de lo más destacado de este 2019.

Setlist:
Buddy Holly
Beverly Hills
(If You’re Wondering If I Want You To) I Want You To
Surf Wax America
Island in the Sun
Take On Me
Perfect Situation
Holiday
Happy Together
In the Garage
The End of the Game
Undone – The Sweater Song
Lithium
Hash Pipe
My Name Is Jonas
El Scorcho
Pork and Beans
Africa

Encore:
Buddy Holly (Barbershop Quarter version)
Paranoid
Say It Ain’t So

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario