Ximena Sariñana en Club Amanda: Con el corazón lleno de amistad
11 de mayo 2019.

Por Amaranta Cartes.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

El 1 de marzo de este año vio la luz el último disco de la cantante mexicana Ximena Sariñana titulado ¿Dónde bailarán las niñas?. El nuevo trabajo de estudio tardó cinco años en llegar a manos y oídos de sus aficionados luego de que su álbum anterior fuera publicado en 2014. Esto debido, en parte, a que en el último tiempo Ximena se ha volcado a la tarea de la maternidad, sin evitar, por ello, entregar un nuevo sonido con tintes feministas e inmerso en las consignas del movimiento social. El título es un guiño a dos discos que marcaron su gusto y forma de pensar en los 90: ¿Dónde jugarán los niños? (1992) de Maná, seguido de ¿Dónde jugarán las niñas? (1997) de Molotov. Con este nombre, Sariñana da una respuesta femenina a lo que ella considera discos que marcaron una época musical y que ella quisiera revivir con las características de su presente social y artístico. Lo bailable y la sencillez musical de los nuevos amos de la radio como el reggaetón, según su visión intersecta con lo que ella realiza. Si bien en 2018 las giras continuaron, la de este año viene con nuevo material a cuestas y fue precisa y principalmente eso lo que escuchamos anoche en el Club Amanda.

El escenario de Sariñana tiene una estética propia y muy llamativa, con colores fuertes aportados principalmente por decoraciones que parecían ser frutas con piernas de mujer junto a cada uno de los instrumentos, además de imágenes planas y coloridas en movimiento en la gran pantalla que sirve de fondo para la escenografía. La apertura del show estuvo a cargo de la tecladista de la banda Valeria Cox, chilena que sorprendió con un gran talento, tanto al cantar como al interpretar en francés una versión de “La foule” versión cumbia mezclada con “Amor de mis amores” homenajeando su vida en México.

null

Treinta minutos después de las diez de la noche se encendió la pantalla gigante y con la voz de la artista principal salió al escenario nuevamente Vale Cox, pero esta vez con la banda completa y Ximena Sariñana, abriendo el show con la canción “Qué tiene”, uno de los singles del último disco que habla de la libertad femenina para vivir la diversión y su identidad sin importar que piensen otros. Desde el comienzo demostró ser un espectáculo con tintes teatrales, partiendo por la estética, pasando por las coreografías junto a las dos mujeres que la acompañan en los coros, que buscan aportar al mensaje de la canción más que sólo acompañar la música con baile, hasta videos entre las canciones con la voz de Ximena Sariñana como narradora y ella misma como protagonista. Son muestras de su faceta como actriz, la que se une con la música y su actitud en el escenario.

null

Si bien el público fue más bien discreto, quizás por la ubicación del recinto, la energía entregada desde el escenario por la mexicana se extendió por el lugar rápidamente sobre todo con los primeros acordes de “La vida no es fácil” de su disco anterior No todo lo puedes dar y aún más con “Si tú te vas”, canción que se asemeja a muchas de las que escuchamos en la radio como nuevo reggaetón, con la alegría bailable y la sencillez musical de los temas más comerciales y recordables de las radios hoy en día. Sencilla, pero efectiva, acorde a los tiempos y a la visión de sus nuevas creaciones, más bailables y masivas que las anteriores.

null

A lo largo del concierto, Ximena destacó en varias ocasiones la cercanía que siente con Chile, sobre todo debido a las amistades que conserva. Una de ellas es Francisca Valenzuela, junto a quien compuso “Pueblo abandonado”, tema que interpretó no sin antes lamentar no haber podido reunirse con la Fran en esta venida a Chile. Por un momento pensamos que todo esto era un distracción para bajar las expectativas y luego invitarla al escenario, pero lamentablemente estaba diciendo la verdad. Sin embargo, hubo una excelente recepción del público demostrando que ya conocen el nuevo material y corean sus canciones. Pasó lo mismo con “Que seas tú”, canción que invita “al cachondeo” como explicó la artista en su jerga mexicana.

null

Uno de los puntos más relevantes del show llegó con otro de los singles del disco titulado “Cobarde”, para cuya interpretación invitó a otra de sus amigas chilenas, Camila Moreno. Cantaron a dos voces, la llamó “amiga del alma” y la invitó a cantar también la siguiente, “Mediocre”, canción de 2010, en la que Ximena se sentó detrás del piano y Camila tomó el protagonismo. Debemos decir que si Sariñana tiene una voz inconfundible, particular y extraña, en Chile su equivalente en cuanto a rareza es Camila Moreno, lo que resultó en un dúo de voces muy distintivo y especial, dejando al público muy entusiasmado con la parte final del show. Dijo sentir una gran admiración por las cantantes chilenas, ser “fan” de Moreno y no dejó de reiterar sus votos de amistad con tantas mujeres en este país.

null

La primera parte del concierto finalizó con otro de los singles nuevos “Sin ti no puedo estar tan mal”, pero el público coreó rápidamente por el regreso. La banda retornó al escenario para tocar “Lo bailado”, otra de las canciones bailables que viene en el ¿Dónde bailarán las niñas?. El concierto finalizó con “Vidas paralelas”, el tema que la hizo conocida a nivel internacional y que permitió que anoche, después de años de ausencia se reencontrara con el público chileno y con sus amigas del alma. Muy agradecida y alegre, se despidió para ir a celebrar su maternidad y retornar a México con, como dijo, “el corazón lleno”.

null

Setlist:
Qué tiene
No sé
La vida no es fácil
Si tú te vas
Pueblo abandonado
Que seas tú
Chega pra ca
Cobarde (Con Camila Moreno)
Mediocre (Con Camila Moreno)
No vuelvo más
Sin ti no puedo estar tan mal



Encore
:
Lo bailado
Vidas paralelas

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE VALE COX PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA DE XIMENA SARIÑANA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario