Por Manuela Beltrán.

El cine CCC, cuyas siglas responden a Cine, Contingencia y Comunidad, nos regala gratuitamente, todos los martes de agosto, una película como parte del ciclo Un cine para hoy, una selección que aborda temas de contingencia para Chile y Latinoamérica.

En su proyección inaugural online, anoche, se presentó la película 7 años en mayo (2019) de Affonso Uchôa, la que nos lleva al estado de Minas Gerais en Brasil, y en la que conocemos el profundo e íntimo relato de Rafael Dos Santos, un joven de Belo Horizonte que fue brutalmente detenido y torturado en manos de la policía brasileña siete años antes del estreno de la película en 2019. De una estética oscura y sobrecogedora, el documental que dialoga continuamente con la ficción busca representar las reflexiones de uno de tantos casos de violencia policial, con pocos elementos narrativos y sin caer en el morbo.

La película es simple, fuerte y extraordinaria y en el diálogo que se generó luego de la proyección se reflexionó sobre su relevancia y sus paralelos vigentes con nuestro país. Muriel Torres de la Organización de familiares y amigxs de presxs políticxs de la revuelta (OFAPP), comentó desde su lucha por la exigencia de indulto, la necesidad de seguir visibilizando los casos de violencia policial ocurrida durante el Estallido social, así como aquellos que aún tienen a presos políticos sin un debido proceso.

Por su parte Nayra Illic del colectivo de audiovisualistas Ojo Chile comentó también, desde su propia vereda, el trabajo que se realizó en las calles y gracias a lo cual se dio testimonio de la brutalidad policial. El dialogo recordó la importancia del registro que tanto ayudó a romper el cerco mediático desde octubre 2019, e hizo un paralelo de lo que se vive en todo el continente, incluso desde mucho antes que esa fecha.

Los hermanos Sanhueza, familiares de Muriel Torres, están presos desde el 3 de enero 2020, en la actualidad con arresto domiciliario nocturno, pero así como ellos, muchas personas más han pasado a ser cada día más marginados, segregados y estigmatizados por la cárcel. Si bien Muriel comentó que han recibido solidaridad desde distintos lugares, aún en Chile es un tema sin resolver cómo nos defendemos del descontrol y violencia ejercida por agentes del Estado. “El mundo no es injusto sólo por la policía” plantea el fantasma de Raphael Dos Santos en la película. Su legado nos interpela y nos hace la pregunta sobre nuestra capacidad de movilizarnos unidos, en organización y solidaridad, para crear un mecanismo de defensa contra esta realidad Latinoamericana de violencia institucional. Tarea pendiente.

El ciclo continuará todos los martes de agosto desde las 19:00 hrs. a través de la Sala virtual de CCC en www.cineccc.cl. Es un evento gratuito y para participar solo deben llenar el formulario https://forms.gle/zo2xyh5rzLU5RFkaA o escribir al correo [email protected]

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.