Por Jorge Fernández.

Se les conoce como los chicos malos de Boston y bien ganado tienen su apelativo, pues luego de más de 45 años de carrera desenfrenada, aún se mantienen en el pináculo del hard rock mundial. La banda liderada por Steven Tyler viene nuevamente a Chile como cabeza de cartel de uno de los eventos más potentes de los últimos tiempos, el Stgo. Rock City, concierto que, en dos días, nos regalará una alta dosis de guitarras y voces influyentes, en las que además de Aerosmith también estarán otros grandes como The Who, Def Leppard y Guns n´Roses.

Corría la década de los 70 cuando nació esta legendaria banda, posicionándose rápidamente en los puestos más altos de las listas norteamericanas y del mundo occidental en general. Desde su disco homónimo que han cosechado adherentes de manera exponencial. De hecho, uno de sus temas más recurrentes hasta hoy en día es “Dream On” perteneciente a ese primer álbum. De ahí en más, dicha década sólo tuvo logros y éxitos para los oriundos de Massachusetts. De sus siguientes discos nacen canciones como “Sweet Emotion”, “Draw the Line” y el himno con que suelen terminar sus presentaciones: “Walk This Way”.

Siempre tuvieron una vida cargada de excesos. Las sobredosis de drogas y alcohol han sido el único motivo por el que tuvieron que cesar ciertos años esporádicos. Sin embargo, debido a constantes rehabilitaciones y ganas de seguir unidos haciendo lo que mejor saben hacer, se han mantenido a flote. Debido a todo esto, los 80´s comenzaron de mala manera. El éxito ya no les sonreía como antes. Su salvavidas vino recién a finales de esos intermitentes años con los discos Permanent Vacation (1987) y Pump (1989) de los que salen grandes canciones tales como “Dude (Looks Like a Lady)”, “Love in a Elevator” y “Janie´s Got a Gun”.

Con canciones provocativas, sensuales y cargadas de excesos se mantuvieron creciendo con la industria musical en los años 90´, adaptándose a las nuevas tendencias sin dejar de lado nunca su esencia. Desde ahí es que surgen nuevos temas exitosos y grandes baladas rock de todos los tiempos tales como “Cryin”, “Amazing” y “Crazy”, todas estas pertenecientes a Get a Grip (1993), disco que ha tenido enorme popularidad durante su extensa carrera. Cabe destacar, además, que los videos musicales están protagonizados por la actriz Alicia Silverstone quien, por estos roles, incluso llegó a ser llamada “La chica Aerosmith”.

Uno de sus últimos éxitos estuvo determinado por la canción “I Don´t Want to Miss a Thing”, grabada para ser parte de la banda sonora de Armageddon, película protagonizada por Bruce Willis, Ben Affleck y Liv Tyler, hija del vocalista de la banda quien también aparecía en el video musical de “Crazy” junto a la citada Alicia Silverstone.

Referirse al historial y popularidad de esta longeva banda, muchas veces, es redundar. Tildar de manera grotesca la ansiedad de sus fanáticos ante una nueva presentación en nuestro país es absolutamente necesario. Para algunos, los años no pasan en vano. El tiempo los desgasta o lo mantiene en el pináculo del éxito. En el caso de Aerosmith se cumple la segunda máxima. Los chicos malos de Boston están de vuelta y eso nos hace tremendamente felices.

X