Aguaturbia en Teatro Nescafé de las Artes: 50 años de Rock y Psicodelia
6 de Noviembre 2020.

Por Paulo Domic.

“Nunca aflojamos. No se me ocurre otro espíritu en un artista que no sea seguir sus sueños, lo que quiere en la vida, coma o no coma”. Así de clara fue Denise, cantante de Aguaturbia, en la entrevista que nos concedió el pasado 29 de Octubre, como antesala a este show por los 50 años de su banda en el Teatro Nescafé de las Artes. Una celebración que se da en el mismo lugar donde dieron sus primeros shows hace cinco décadas, el otrora llamado Teatro Marconi, escenario fundado en la década del 1940 y que por esos años sirvió de refugio musical para muchas expresiones musicales y artísticas de vanguardia, a fines de los años sesenta.

Aguaturbia escribió la historia de nuestro rock criollo, desde un lugar no privilegiado. Ellos no eran de plata, no tenían acceso fácil a los vinilos, a la cultura de otros países. Se inspiraron en lo que escuchaban desde la radio y en las discotecas. Por ello, su rock fue siempre muy genuino. No conocieron la psicodelia en un viaje a EE.UU. o Europa. Su música y sus dos primeros trabajos, con tres meses de separación el uno del otro, fueron un reflejo auténtico de lo que el rock les inspiró a crear. No fueron un intento artificial de ponerse a la moda.

A Aguaturbia no le contaron historias. Las protagonizaron ellos mismos. Primero con la polémica portada del disco Aguaturbia, inspirada en la de Two Virgins de John Lennon y Yoko Ono. Luego con la de su Volumen 2, en que Denise aparecía crucificada. Si hoy, 50 años después, nuestra sociedad aún miraría con recelo ese tipo de expresiones desde una mujer, no es difícil imaginar todo lo que debió enfrentar Denise en un país como Chile, muy conservador y católico.

Llama la atención el culto que los rodea hoy, habiendo sacado sólo dos discos hace 50 años, y uno más el 2017 llamado Fe, Amor y Libertad. Coleccionistas de rock de todo el mundo aprecian mucho su música, que fue pionera de la psicodelia en Latinoamérica. Se ganaron respeto y admiración desde latitudes muy diversas, y por supuesto aquí en su tierra. La cita de anoche debió ser muy distinta. Una celebración que honrara su leyenda de la forma que se merecen, a tablero vuelto. Sin embargo, la pandemia no lo permite y debieron adaptarse a esta nueva realidad transmitiendo el show vía streaming. Una experiencia a la que realmente cuesta acostumbrarse. Porque ver música por el computador o por el celular ya es una práctica muy antigua en este vertiginoso mundo. Ya son años en que estamos a dos toques de pantalla para ver en YouTube el concierto que queramos. Nada que hacer. Es lo que por ahora hay disponible y por lo mismo tiene mucho mérito el tener la valentía de armar un show especial y ofrecerlo de esta forma. Y en este caso, la verdad es que la calidad de la transmisión y del sonido, en general estuvo muy bien, muy profesionalmente entregados.

La experiencia en vivo es un ritual. Desde salir de la casa, llegar al recinto, comer algo afuera, encontrarse con amigos, hasta el momento de inicio del show donde luces, música y sonido envuelven en un remolino de sensaciones que sólo se pueden vivir ahí. Para quienes aman esa ceremonia única, estos tiempos han sido un castigo. Y Aguaturbia tuvo el coraje de obviar el adverso panorama y celebrar de todas formas sus bodas de oro, en un show de 90 minutos en el que repasaron lo mejor de su repertorio.

Puntualmente a las 20 horas comenzó la presentación, que abrió con “Aún nos Queda Tiempo” y “Si Lo Sabes Todo”, canciones de su disco Fe, Amor y Libertad que fue el gran protagonista del show. Dos fuertes cartas de presentación donde la banda mostró una gran energía. Algo a lo que aportan mucho Javier Barahona en el bajo y Jimmy Correa en la batería, jóvenes músicos que se entregan por completo al show y que contribuyen a darle una base muy sólida a la guitarra de Carlos Corales y a la voz de Denise.

Una diva rockera por excelencia es Denise. Su voz resuena fuerte y sólida, demostrando que la experiencia le ha dado muchas herramientas para mantener su voz en excelente estado y con un registro muy amplio. Su carisma se apodera de la presentación y se comunica muy bien, lo cual realmente hizo extrañar al público que pudiera darle retroalimentación. Y pese a esa tan enorme ausencia, ella brindó un show como si estuviera en el Radio City Music Hall. La banda completa se paró con mucho profesionalismo para ofrecer a sus espectadores virtuales un espectáculo a la altura de la ocasión que estaban celebrando.

“El blues es lo mío”, confesaba Denise. Que brilló en “Insostenible” y “Ya No Quiero Ser”, canciones blueseras que interpretaron con mucho sentimiento. Posteriormente con “Corazón Bye Bye” y el instrumental “Blueslero”, que la cantante describió como una fusión entre blues y bolero, terminaron una primera parte del show para dar paso a un momento acústico.

Aquí finalmente pudimos escuchar bien la participación de la invitada especial que acompañó a la banda durante todo el concierto, la cellista Ángela Acuña. El cambio a guitarra acústica y contrabajo le dio mucho más espacio para destacar el sonido de su instrumento. Un punto que pudo ser mejor a lo largo del show, ya que una invitada de lujo como ella, requería más presencia en la mezcla. Su rol fue fundamental para darle atmósfera a un punto altísimo del show de anoche, la interpretación de “Manifiesto” de Víctor Jara. Denise la cantó con el alma, un emotivo homenaje a uno de nuestros mayores íconos de la música chilena.

Los instrumentos eléctricos regresaron para adentrarnos en la esencia psicodélica que es la marca registrada de Aguaturbia. Probablemente el momento que más estaban esperando los fanáticos conectados desde sus casas. Partiendo con el cover de “Heartbreaker” original de Grand Funk Railroad y cerrando con la épica “E.V.O.L.”, se pasearon por sus clásicos que los han hecho célebres en Chile y en el extranjero. Mucha energía y pasión, la cual no aflojaba incluso adentrándonos en la última parte del show.

Luego de ese viaje a 1970, aterrizamos directamente a este 2020 para escuchar “Siempre Estarás Presente”, la única canción grabada totalmente por la actual formación y que fue lanzada como single en Junio de este año. Una balada rockera que explora un terreno que no habíamos escuchado antes en la banda. Luego vino “En mi lugar”, con todo su mensaje de igualdad de género y el cierre con “Fe, Amor y Libertad”, después del cual Denise sostuvo que se sienten “llenos de energía para seguir adelante”. Y la verdad es que sí se les nota y mucho. Denise y Carlos se mantienen muy bien y sigue siendo un placer verlos en vivo entregándose como lo hacen y sin muestra alguna de pérdida de vigencia. Ellos representan un rock que tuvo muy poco espacio en Chile y nunca aflojaron, tal como comentaba Denise en la cita inicial de estas líneas. Gran respeto es el que debemos sentir por ellos, por su coherencia y por su motivación a seguir entregando lo mejor de sí mismos.

Setlist:
Aún nos queda tiempo
Si Lo Sabes Todo
Insostenible
Ya no quiero ser
Corazón Bye Bye
Blueslero
Manifiesto (Victor Jara)
Este Camino (Mauricio Redolés)
Aguaturbia
Heartbreaker (Grand Funk Railroad)
Blues on the Westside
Waterfall
E.V.O.L.
Siempre Estarás Presente
En mi lugar
Fe, Amor y Libertad

Deja un comentario