Alison Mandel en “Brava”: El stand up para reír sin parar sola o en pareja
Teatro Nescafé de las artes, 4 de noviembre 2016.

Por Mackarena León.
Fotografías por Gabriel Padilla.

Alison Mandel es una actriz de treinta y tantos, que ha desarrollado su carrera con una calma que la ha llevado a iniciar una gran trayectoria de forma paulatina. Es por lo anterior que ayer 4 de noviembre se presentó a las 21 horas en el teatro Nescafé de las Artes, en el lanzamiento de su primer stand up comedy en solitario, llamado “Brava”.

El show comenzó pasadito las 21 horas, con una actriz cercana y sencilla. Atuendo casual, zapatillas blancas, falda acampanada plateada y un simple top negro, dando las gracias y explicando el porqué del nombre de su espectáculo, haciendo alusión a su personalidad. Luego de eso tocó diversos temas, el primero, su amor por los animales, con su pensamiento de que cuando maneja y aplasta algo ruega a Dios que no sea un gato. Siguió con la soltería en donde todos nos sentimos claramente identificados, para pasar a la no tan brillante idea de volver con el ex, como también las ganas de ser madre soltera y como nosotras nos autoconvencemos de que es la mejor idea del mundo que no podemos llevar a cabo. Posterior a eso tocó su matrimonio y la “sorpresa” de la petición, sacando risas a montones de mujeres que sueñan con ese momento.

La noche avanzó de forma vertiginosa en un teatro lleno, que se reía a carcajadas. Los hombres rieron a caudales reconociendo sus errores más comunes, tales como, el desorden, el andar “oliéndose” (ombligo, axilas, partes intimas) a cada rato y su “cochinada” de olfatear los calzoncillos para saber si están sucios, determinando que igual “aguantan otra postura”. Las mujeres siempre con su risa identificatoria, aprovechando de repasar lo manipuladoras que somos, el amigo que nos tiene ganas y no cortamos porque “iguals” puede salvar, el allanamiento al celular de la pareja con el método de investigación profunda, y por sobre todo de la búsqueda de una razón para pelear cuando todo está en paz.

Desde mi perspectiva fue una velada divertida, simpática, para reírse a carcajadas con los asuntos de la vida cotidiana y los errores que cometemos en pareja. Podría decir que tal vez fue un poco corta o quizá muy intensa, porque sentí que la hora de show se pasó volando, queriendo seguir riéndome mucho más. Recomendada para personas solas o con pareja y por sobre todo a parejas que tienen una complicidad al punto de mirarse y decir ese eres tú.

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario