Por Francisco Aguilar A.

Gianni Canisso, más conocido como Bubaseta, es un MC originario de Suiza, que a los 11 años emigro a Chile y se ha hecho conocido por su voz y su forma muy particular de rapear.

Actualmente Bubaseta se encuentra trabajando para mostrar su nuevo disco Babybumblebee, el que será lanzado el día de mañana domingo 28 de abril a las 12 hrs. vía Youtube; material que mezcla rap, melodías y variados ritmos. El artista de Quilpué, ha recorrido más de 16 países y ha llegado a presentar su lírica en distintos continentes.

Pudimos conversar con Bubaseta en la previa del lanzamiento de su nuevo disco de éste y otra variedad de temas. Todo el detalle, en la siguiente entrevista:

Gianni, gracias por tu tiempo, para comenzar nos gustaría saber ¿cómo nace tu interés por dedicarte a la música?

Nací en Suiza, nacido y criado allá hasta los 11 años. Cuando era pequeño, mi madre, ya que era una persona muy inquieta, decidió probar con artes marciales, futbol y con todo. Si bien era bueno, también intentó con música. Al hacer esto, la profesora de piano, una señora francesa, descubrió que tenía un oído absoluto, ósea que podía interpretar melodías sin escribirlas y le dijo a mi mamá que tenía un gran talento y que ella me iba a instruir. Cuento corto, al aprender con ella, comencé a escribir en partitura, lo que he aprendido 2 veces en mi vida y se me ha borrado, por arte y magia. A los 3, 4 años ya estaba escribiendo mis primeras composiciones musicales, cosa que pude exponer en un evento privado en Suiza y por lo que tengo recuerdo, mi madre me dijo que salió todo bien y saque hartos aplausos. De ahí me vine a Latinoamérica y todo eso se borró, como que me reinicié, no sabía nada y salí a la calle, porque no había mucho que hacer cuando llegué y acá estaba el bum del hip-hop. Antes se bailaba, más de lo que se cantaba. Se hacían grafitis, la gente hacia freestyle en las calles, bailaban y yo fui un espectador de todo esto. Partí burlándome un poco de todo, pero empecé a descubrir que podía rapear, y comencé a admirar a muchas personas y a aprender técnicas, lo que mezclé con mi oído musical y “pum”, nació Chocapic.

Cuéntanos sobre tus primeros años en la música acá en Chile

Mi primer grupo oficial que se dio a conocer fue Ninja Sekta, pero antes siempre ensayé con otro grupo que no dio resultado por “x” motivo. Yo partí en Viña con Sinopsis. Recuerdo al Huaso, al Nigga, los que fueron los que me mostraron el primer disco de Flipmode Squad, donde cogí una influencia muy grande. Adquirí esa escuela, porque no escuché rap nunca, yo escucho cumbia, salsa, bachata. Me motivó el rap porque escuché ese disco y de ahí en adelante me hice rapero. Investigando me fui dando cuenta que el hip-hop era una cultura y el rap un instrumento musical, una forma de expresarse, pero el hip-hop era trascender, hablar a la sociedad y mejorar al humano. El hip-hop tiene varias ramas: grafiti, dj, mc y breakdance. Fue algo muy interesante que fui aprendiendo y entender que el movimiento trascendía más allá de la música y eso me hizo tenerle mucho más respeto.

¿Cuáles eran tus referentes musicales en esa época?

Es todo una mescolanza de cosas, pero raperamente hablando, Busta Rhymes siempre me ha volado la cabeza, siempre me ha gustado, es así como me gusta escuchar el rap, porque el resto me aburre. Me aburre que siempre estén con el mismo tonito, frasean bonito, riman, pero eso se puede hacer con matemáticas, pero ponerle una intención teatral a la voz, a la interpretación, hace que la palabra tome vida. En este personaje en especial me concentré y aprendí cosas de él. Luego lo mezcle con melodías, experimentando más allá de las emociones y salió una mezcla muy bonita. De hecho, hay un grupo que también se inspiró en Busta Rhymes, que mezcla ese estilo con la melodía, los franceses de Saian Supa y un tiempo me molestaron bastante con ellos, pero al tiempo se dieron cuenta que era inútil porque no me afectaba en nada.

Al hablar de la “época dorada” del hip-hop en Chile, ¿Cuál es tu relación con los referentes de esa época, llámese así a Tiro de Gracia, Makiza y tantos otros?

Siempre los admire. Yo iba al colegio y estaba Calambre, Rezonancia, Tiro de Gracia. Era un orgullo que existieran ellos porque formaron la base del hip-hop. Y antes que ellos De Kiruza y Panteras Negras. Quizá pueda no estar de acuerdo con letras, con estilos, pero siempre voy a respetar personas que apoyaron a hacer lo que hoy en día me da de comer a mí, es muy importante agradecer las raíces, cosas que hoy la juventud no hace, ya que no tienen idea de sus raíces.

¿Cómo ves tu evolución musical desde esos inicios hasta ahora?

Tengo sentimientos encontrados, porque agregaría cosas del pasado al presente y viceversa. Antiguamente tenía mucho estilo, pero se me entendía poco, por la calidad de micrófono que usaba, yo mezclaba, siempre he sido autodidacta. Fui desarrollando de a poco mi lado melódico, que hoy encuentro que esta afinadito. Antiguamente hablaba mucho desde el ego porque tenía mucho que demostrar por la ansiedad de imponerte hacia los demás, era un niño. Hoy lo que más quiero es tratar de ayudar a sanar al mundo. Entregar letras que motiven a los niños, como que mi percepción y mi prioridad ante la música ya no es un “yo”, es un todo.

Al hablar de referentes actuales del rap, como por ejemplo Kendrick Lamar, ¿cuál es tu opinión sobre su trabajo?

No me gustan. Puedo respetarlos, porque no los conozco. Sinceramente no me he puesto a indagar mucho en sus discos, encuentro que se perdió algo en el rap. Quizá las letras se fortificaron, pero se perdió lo teatral, la interpretación. Quizá me estoy equivocando y no he investigado lo suficiente, pero ya escuche al mejor de Estados Unidos y ya. Yo no escucho rap, yo hago rap. No escucho otros referentes, porque inconscientemente a veces uno aprende cosas que el cuerpo no quiere y quedan en tu subconsciente y te van cambiando tu verdadera esencia, cosa que estoy cuidando mucho.

Has tenido la oportunidad de viajar por hartas partes gracias a tu carrera, nos gustaría conocer tu visión respecto al movimiento hip-hop en Latinoamérica.

Va bacán. A veces la prensa hace creer que el trap es el nuevo rap, porque rapean. Si es parte del rap, pero no del hip-hop, entonces creo que a Sudamérica es donde se mudó el hip-hop, acá está. Trato de mantener vivo el hip-hop junto con muchos compañeros más que se mantienen fieles y hay otros que se cambian la chaqueta por una tendencia sin importarles lo que trae, si es vacía, una música tecnológica. Yo aplaudiría a los productores, porque hacen magia con las voces de los muchachos. En un futuro no vamos a necesitar al humano, vamos a escuchar al humano y un holograma va a estar ahí y el músico puede quedar desplazado. La intención de la música es ser un lenguaje universal, da lo mismo el idioma que sea, tu sientes a través de frecuencias y vibraciones. Y a través de esas mismas vibraciones, las elites que trabajan para el mal, las usan para tratar de hipnotizar a los muchachos y se idioticen, ahí está la guerra entre el bien y el mal, en la música, porque en política, todos sabemos que derecha o izquierda, da lo mismo, todos trabajan para el mismo.

¿Como ves la diferencia entre los públicos que has visitado?

En todos los países ha sido prendido, incluso acá en mi Chile, hace poco toqué en Chocolate y la cosa se llenó y prendió como si hubiese estado en otro país. Las malas lenguas dicen que no hay profeta en su tierra y yo digo lo contrario. Yo viajo de punta a punta, he recorrido casi todo Chile y nunca ningún problema, siempre lleno, harto amor, el público en Colombia, Ecuador, Perú, Argentina, Canada, en todos lados, ¡uf!. La gente que te va a ver, te quiere. Aquí en Chile al principio, hace 10 años atrás, te iban a ver para odiarte, hoy en día no es así, la gente va a verte y te quiere. Todo ha avanzado.

Recién hablabas del trap, ¿qué opinas del estilo?

Son niños divirtiéndose. Hay adultos haciendo esto por un motivo oscuro. Los niños que lo están siguiendo lo hacen porque es lo que ellos conocen. Es como cuando mi abuelo me dice que el hip-hop es basura y yo les decía que no, pero ellos con el tiempo se dieron cuenta que no. Hasta el momento el trap no me seduce, no es lo mío, no quiero hablar nada destructivo, porque tengo fe que todos esos niños van a despertar y sacar su verdadero talento, porque no lo han mostrado.

Hablemos sobre el rol del músico en la sociedad, ¿ves que éste tiene que dar un mensaje o no es necesario?

Mira, ¿cuáles son las personas a las que eliminan en el mundo?, a los que más tiene voz y voto: a los políticos, los líderes sociales y los músicos. A Michael lo mataron, Bob Marley, Lennon, Amy, los callan porque hablan cosas que la prensa no hace, ya que trabajan para el lado amarillista. En cambio, el músico, tiene el poder de usar el arma a su favor y ese es un peligro. El peligro más grande para la sociedad elitista, es la música, siempre lo va a ser. He ahí mi lucha, para ver dónde están los músicos dignos y con honor, que sirven al pueblo y a la verdad, porque hay muchos que por hablar estupideces y tener millones que no tienen, venden su alma.

¿Como ves la comunicación que ahora se establece entre el músico y su auditor a través de las redes sociales?

Es un arma que favorece totalmente, sea bueno o malo. Ahora el público puede acceder a ver si esa persona a la que sigue coincide su música con su realidad.

Hablemos ahora del nuevo disco “Babybumblebee”, el que vas a lanzar este domingo a través de Youtube, cuéntame cómo nace esa idea.

Vamos a estar desde las 12 del día hasta las 6 de la tarde, donde vamos a cerrar lanzando el videoclip del tema “Lova del Barrio”. El disco se llama “Babybumblebee” en honor a mi hija. La idea de hacer esto es de Andrés Alvarez, que está detrás de muchas estrategias que implanta mi nombre como Bubaseta. Mi equipo tiene mucha gente detrás, en terreno, en el área digital, en diseño, video, fotos; está metida mi mujer que es fotógrafa y videomaker, hay un equipo bien entrete que juega este juego conmigo, no estoy solo.

null

En el disco hay varias colaboraciones, ¿como se gestaron?

Solas, solo pasan. Llegan a mi casa y me dicen “grabemos” y lo hacemos. Hay algunas que se gestionaron porque hay un rato que no hablábamos. Por ejemplo con Aerstame (Movimiento Original), no nos hablábamos hace rato porque ellos estaban en un camino y yo en otro. Los caminos a veces se separan por cosas normales, cosas de la vida, como el trabajo. Ellos pasan viajando y no hay mucho tiempo para mantenernos en contacto todo el rato. La mayoría fueron completamente naturales.

Si tuvieras que definir lo que entrega el disco en pocas palabras, ¿cuales serían éstas?

Madurez, más aciertos que antes, magia.

¿Con respecto a lanzar el disco en vivo, hay algo planificado, alguna fecha agendada?

Hay propuestas y planificaciones, pero no puedo decir nada concreto. Voy a tomar la mejor propuesta y si no me satisface la gestionaremos nosotros.

Una vez lanzado el disco, ¿cuáles son tus planes en el mediano plazo?

Primero, fumar y relajarme (risas). Recostarme y pensar en nada, lo necesito, porque ya el ojo izquierdo me palpita. Tengo mucho stress porque estoy atrás de todo el equipo, tengo que cortar el queque todo el rato, tengo que estar pendiente todo el rato. Se viene el disco de King Kong, mi banda. Tengo una o dos semanas que me voy a tomar y después vuelvo al trabajo, no hay descanso.

Los 22 tracks del nuevo disco de Bubaseta, titulado Babybumblebee, junto con el lanzamiento del video clip de “Lova del Barrio”, serán lanzados el día de mañana via Youtube a las 12 hrs. en el canal del artista.

Deja un comentario