Por Paulo Domic.

Michael Schenker es un guitarrista cuyo nombre no es tan célebre como otros de su generación y ese perfil más bajo ha sido una opción propia. El prodigio alemán a muy temprana edad tomó la guitarra de su hermano Rudolf siete años mayor, y así comenzó a construir su estilo que luego ambos plasmarían en el disco debut de Scorpions, cuando sólo tenía 15 años.

Ahí empieza su viaje musical que lo lleva al Reino Unido, su actual residencia. De la mano de UFO y de clásicos como “Rock Bottom”, “Lights Out” y “Doctor Doctor”, su figura se volvió especialmente relevante para muchos otros guitarristas que luego fueron protagonistas de la evolución del heavy metal. De hecho, bandas como Metallica, Iron Maiden, Megadeth y Guns N’ Roses los citan frecuentemente como influencias directas para su música.

null

Su disco Immortal lanzado este año y que cuenta con la participación de connotados músicos y cantantes del metal mundial, es la obra con que celebra su medio siglo de carrera. Entre sus nombres, destaca no sólo para nosotros, sino para el mismo Michael, el de Ronnie Romero. Cantante chileno avecindado en España quien desde que fuera convocado por el legendario Ritchie Blackmore, ex guitarrista de Deep Purple, para reunir a su mítica banda Rainbow en 2015, se ha convertido en un importante protagonista del rock y metal internacional.

Tuvimos la oportunidad de entrevistarlo en exclusiva y nos regaló muchos detalles sobre su trabajo actual, sus sabrosas historias musicales y también nos dio pistas sobre sus planes futuros.

¿Qué te motivó a celebrar con un disco tus 50 años de trayectoria?

En 2019 decidí hacer este 50 aniversario, para completar mi ciclo. Iba a celebrarlo con músicos, amigos y fans de todo el mundo, pero fue muy difícil juntarlos a todos. Conseguir músicos de todo el mundo es una dura tarea. Y en algún punto me di por vencido. Pensaba en que la primera nota que puse en un disco fue en 1970, pero mi agente me dijo que el Lonesome Crow fue realmente lanzado en 1972 y dije “¡Oh, entonces tengo dos años más!” Entonces, me decidí hacerlo más simple. Le pedí a Ronnie Romero que cantara todas las canciones. Tenía a Barry Sparks (Dokken, Yngwie Malmsteen) mandándome correos diciendo que quería tocar el bajo en el álbum. Y así las cosas comenzaron a acomodarse, ya tenía un nuevo concepto para este quincuagésimo aniversario, de forma más simple.

¿Y cómo lo hiciste en el contexto de pandemia?

Eso se transformó en un gran problema. Las fronteras se cerraron y tenía que ir al estudio en Alemania desde el Reino Unido. Así que tuvimos que encontrar la forma de hacerlo, a través de Holanda por barco. Y lo logramos, pude grabar mis partes. Y ahí llegó el momento para que Ronnie Romero cantara. Lo llamé y me dice “Lo siento, no puedo, no se puede salir del país por la cuarentena”. Entonces le dije que no se preocupara, que lo llamaría después. Entonces mi pareja que es bajista y tiene muy buen gusto, me recomendó a Ralf Scheepers (Gamma Ray, Primal Fear). Yo no escucho música hace 50 años, no se qué es lo que hay afuera, así que confié en ella. Así que le dije a Michael Voss, productor del disco y también cantante en dos de sus canciones, qué le parecía y le encantó la idea. ¡Al otro día ya estaban grabando! Realmente no sabía que había cantantes como él, fue sorprendente. Hizo un gran trabajo con la canción “Kiill to Drill”. Y luego conseguimos que Derek Sherinnian (Dream Theater, Sons of Apollo) tocara los teclados y terminó siendo una tremenda canción.

Volvimos a llamar a Ronnie, y no contestó que aún no podía. Así que Michael Voss me preguntó qué me parecería sumar a Joe Lynn Turner (Rainbow, Deep Purple). ¡Uno de mis cantantes favoritos! Él hizo la conexión y al otro día ya estaban grabando dos canciones. Realmente no podía creerlo. Todo lo que yo no pude hacer antes, de repente estaba pasando. Incluso Brian Tichy (Billy Idol, Gilby Clarke), uno de los mejores bateristas del mundo, llamó ofreciendo contribuir para el disco aniversario. ¡Quedé en shock! Y luego se sumó Simon Phillips (Toto, Gary Moore) y todo se iba desarrollando paso a paso en una forma asombrosa que no podía comprender.

Finalmente, logramos la disponibilidad de Ronnie Romero e hizo un trabajo fantástico. Él es un cantante increíble y lo que hizo con sus canciones fue asombroso. También grabamos un bonus track que será usado como single para promover la próxima gira. Así que después de todo, quedé sorprendido de que lo que quise hacer desde un comienzo y que no puede lograr, todo sucedió por si mismo y el resultado final fue fantástico y no podría estar más feliz.

¿Como conociste a Ronnie Romero?

Él cantó en Michael Schenker Fest, la canción “We are the Voice” en el disco Revelation y quedé impresionado, fue fantástico. Cuando íbamos a comenzar la gira, Graham Bonnet (Rainbow, Alcatrazz) no estuvo disponible porque tenía que someterse a una operación al hombro. Y teníamos una gran gira por Japón, un programa de 5 horas con 2 bateristas. Sería uno de los espectáculos más grandes que hubiéramos dado. Así que le preguntamos a Ronnie si podría reemplazar a Graham Bonnet. Estuvo de acuerdo y cuando lo escuché cantando en la sala de ensayo todas esas canciones, fue sorprendente, él puede cantar como cualquiera de los grandes. Increíble. Es muy profesional y una gran persona. Estoy agradecido de que él haya aceptado las ofertas. Y cuando vino lo del quincuagésimo aniversario, él era mi primera opción para cantar el disco completo.

¿Qué haz aprendido con todo lo que ha pasado este año con la pandemia?

Yo vivo el ahora, tomo las cosas como vienen y hago lo mejor de cada situación cuando aparecen, cualquier tipo de dificultad. Porque este virus es muy duro. Tuve que hacer 42 días de cuarentena para hacer el disco del Aniversario 50. Estaba determinado a hacer cualquier cosa para hacer que todo ocurriera. Básicamente, cualquier circunstancia difícil, tenemos que lidiar con ella. Y en este caso que afecta a todo el mundo, todos tenemos que adaptarnos a una nueva forma de vivir. Que hace todo más complicado para todos. Gente sin trabajo, sin dinero. Afortunadamente en algunos países, al menos aquí en el Reino Unido, estaban ayudando y haciéndolo más fácil para los músicos y otras personas que no podían trabajar. Así que rebajaron impuestos y otras cosas, muchas ayudas. Ha sido muy chocante ver a tanta gente muriendo en todo el mundo. Es alucinante. Es tan sorprendente algo como esto después de tantos años de vida tranquila, ya sabes. Que de repente algo espeluznante como esto pueda aparecer.

¿Haz realizado shows por streaming?

No. Me lo han sugerido, pero yo soy el tipo de persona que quiere girar en vivo frente a audiencias y hacer discos. A eso estoy acostumbrado, eso es lo que quiero hacer y en eso soy bueno. No soy muy técnico, le tengo un poquito de fobia a la tecnología. Soy más bien análogo. Entonces, cuando se trata de streamings y cosas así, soy más bien tímido. Yo se que mucha gente lo ha hecho y le ha ido bien. Realmente, y siendo honesto, lo haría si fuera totalmente organizado de una manera en que pudiera comprender cómo podría funcionar de una buena forma. No salto en situaciones desesperadas sin entender como funcionan. Si me llamaran y me explicaran bien todo, eventualmente lo haría. De todas formas, las cosas se ven mejor ahora con esto de la vacuna, así que parece que no pasará mucho tiempo hasta que todos puedan salir otra vez.

¿Ya te vacunaste?

¡Sí! Ya me pusieron la primera dosis y me toca la próxima en mayo.

null

Repasemos tus cinco décadas de música. ¿Cómo recuerdas la década de los 70?

Toda mi vida ha sido un viaje musical. Soy un artista, toco desde el corazón. Toco música de Michael Schenker. No escucho otra música. Me mueve una pura autoexpresión. Creé mi propio sonido basada en la pureza. Cuando sonaba en Lonesome Crow (Scropions) o Phenomenon (UFO), nunca se había escuchado antes algo igual. Quería ser una guitarra líder, expresarme puramente como Michael Schenker. ¿Por qué debía copiar a alguien más? Y aprendí eso muy temprano en mi vida. Hice algo inusual que no estaba en el mercado y que influenció a mucha gente. Y creo que por eso tuve tantos fans músicos en los 80. Creé una nueva tendencia.

Tuve que irme a Inglaterra porque en Alemania no entendían lo que estaba haciendo. En Inglaterra había manejo profesional, la música era respetada y aceptada como una profesión y ahí la gente entendió lo que estaba haciendo.

¿Es cierto que te pidieron entrar como guitarrista de otras bandas?

Sí, rechacé la oferta de tocar con Ozzy Osbourne porque estaba en mis primeros años como solista, quería experimentar. Tenía demasiada creatividad dentro de mi que tal vez no era adecuada para el éxito comercial en ese momento. Así que me salí de la escena y experimenté. Muchos músicos me pidieron que me les uniera. Mötorhead, Thin Lizzy, Deep Purple. Pero no hubiera podido hacer lo que hice en mi carrera con ellos, ni tampoco hubiera sido bueno para ellos, porque ellos estaban buscando éxito comercial y yo estaba buscando el ser feliz como artista.

¿Qué te motivó a ser un solista?

Después de Strangers in the Night (álbum en vivo que fue el último de su primera etapa en UFO) completé la primera parte de mi desarrollo musical y sentí que ese era el momento de avanzar. Ya no quería escribir hits, quería experimentar. De esa forma tuve la libertad de hacer las cosas que quería hacer.

Pero en 1987, tu disco Perfect Timing con Robin McAuley sonó bastante ochentero, tal como sonaban las cosas por esos días. ¿Qué pasó ahí? ¿Hubo presión del sello?

Estaba buscando un nuevo cantante y quería una sociedad de 50 y 50 y así fue como me uní con Robin. La que pasó fue que muchas de esas canciones fueron escritas por otras personas y por eso quedaron así.

Durante los 90 y la primera década del 2000, comenzaste a hacer muchos discos “unplugged” e incluso sacaste 4 discos donde sólo eres tú y la guitarra, los “Thank You”. ¿Por qué decidiste dejar de lado la guitarra eléctrica?

Tuve la experiencia con Robin de hacer un disco unplugged y quedé fascinado con el sonido acústico de guitarra con un poquito de reverb. Me inspiró mucho. Y cuando yo y Robin dejamos de tocar juntos, un chofer de limusina me dijo “Michael, ¿sabías que te estafan a diestra y siniestra?” Yo le dije que la verdad no lo sabía, pero me puse a pensar después sobre su comentario. Y pensé que, si realmente me están estafando, entonces mejor hago algo completamente por mi mismo para ser independiente. Entonces tuve la idea de un disco acústico instrumental para decirle “Gracias” a mis amigos por apoyarme todos esos años, así que hice la auto inversión de grabar “Thank You 1”. Y luego recorrí más de 10 mil millas a través de los Estados Unidos, de ciudad en ciudad yendo a las estaciones de radio sin una cita previa y pidiéndoles si podían entrevistarme y tocar mi nuevo disco. Y el 80% dijo que sí. Y me fue tan bien que me hice rico, ya que todo iba directo a mi bolsillo. Cuando regresé a casa luego de ese viaje, tuve que contratar contadores, tuve mi propia compañía. ¡El chofer de la limusina tenía razón!

En los 90 también regresaste con UFO. ¿Fue una buena decisión?

En el 93, Scorpions me pidió tocar con ellos en Japón y Europa. Creo que ellos querían mi nombre para hacer creer que estaba ocurriendo una reunión y así vender los conciertos. Pero yo estaba haciendo lo acústico. Por esas mismas fechas, Deep Purple me estaba pidiendo unirme a ellos. Pero un día me llama Phil Mogg (cantante de UFO) y me dice que lo ayude a reconstruir a UFO. Le dije que sólo si cumplían con 3 condiciones. Primero, si vendíamos los discos nosotros mismos. Segundo, si me entregaba el 50% del nombre de la banda para que no destruyera UFO otra vez. Y tercero, tenía que ser con la formación original. Él estuvo de acuerdo. Paralelamente, un sello japonés me hizo una oferta para un disco de Michael Schenker Group, la que acepté, pero les dije que sólo lo haría si me daban el mismo trato para un disco de UFO, a lo que accedieron. Así que todos estaban felices. Fue una continuación perfecta después de 17 años. Comenzamos a girar y nos convertimos en una de las bandas que más entradas vendió en Estados Unidos en 1995. Pero un día Phil vino y me dijo que no quería vender más el disco en forma independiente, me imagino que quería volver a estar presente en los rankings. Así que hasta ahí llegué. Luego en 2002, Phil quiso negociar conmigo para que le regresara la otra parte del nombre y yo le dije “te la doy gratis, disfruta tu vida”.

¿Y cómo te gustaría que fuera esta sexta década de música? ¿Cuál es tu plan?

Qué ocurra lo que tenga que ocurrir. Pero me he dado cuenta de que Ronnie Romero estaba destinado a grabar un disco completo y por esto del virus no pudimos hacerlo. Así que mi plan es hacer un disco completo con él, ya que es un cantante fantástico.

Con 67 años a cuesta, y con un disco de alta factura recién lanzado, no deberíamos sorprendernos de que Michael Schenker cumpla con ese plan. Y con muchos otros más. Tal vez todo dependerá más de cómo se desarrolla todo lo que hoy ocurre en el mundo. Sin embargo, su energía e inquietud por hacer discos, uno tras otro, están ahí intactas. Sólo debemos comprender que con Scorpions y con UFO las puertas están totalmente cerradas. Conocida es su rivalidad con su hermano, tópico que, si bien no tocamos durante esta entrevista, en más de una oportunidad le hizo algún guiño. Divisiones que, a estas alturas, probablemente ya no puedan ser reparadas.

Una Respuesta

  1. Avatar
    Rodrigo Angulo

    Extraordinario, uno de los guitarristas más importantes de todos los tiempos y que década tras década nos sorprende con obras maestras dentro del género

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.