Epica en Teatro Caupolicán: Gala de metal con rostro de mujer
Banda invitada: Crisálida
24 de Noviembre 2022.

Por Paulo Domic.
Fotografías por Javier Martínez

La elegancia del metal de voces femeninas melódicas ha ido ganando cada vez más terreno en el panorama internacional y este año han sido protagonistas de varios conciertos en que han sido protagonistas. Esta vez fue el turno de Epica, banda neerlandesa de metal sinfónico que con más de dos décadas de existencia, ha sido uno de los estandartes del metal con voces de mujeres. Una jornada que acogió el Teatro Caupolicán, escenario que pisaron por quinta vez consecutiva y al que regresaron en un momento muy alto de su carrera, muy consolidados como referentes del estilo que cultivan.

Desde 2005 que Epica visita Chile con cierta periodicidad. Esta fue la octava presentación en nuestras tierras, confirmando que es un lugar al que disfrutan mucho volver. Y por supuesto, porque hay la suficiente demanda de seguidores que permiten que regresen acá. Tienen una base de leales fans que jamás se restan de verlos en vivo. Este show estaba originalmente planeado para 2019, pero como su fecha original era un 30 de octubre, fue uno de los tantos eventos que fueron pospuestos debido a la contingencia social. Luego, la causa del reagendamiento fue la emergencia sanitaria. Por todo esto, la presentación de anoche tuvo también un dulce sabor a revancha, tanto para ellos como para los fanáticos que vieron este momento tantas veces postergado.

Bajo el brazo traen el recientemente lanzado nuevo EP, The Alchemy Project. Un proyecto en el que los neerlandeses se aventuraron -junto con músicos y otras agrupaciones- a experimentar musicalmente. Material que fue co escrito e interpretado con la colaboración de diversos invitados del metal que van desde músicos del metal extremo como Fleshgod Apocalypse, Niilo Sevänen (Insomnium), Björn ‘Speed’ Strid (Soilwork) y Sven de Caluwé (Aborted), hasta maestros melódicos como Tommy Karevik (Kamelot) o Roel van Helden (Powerwolf).

Los invitados a esta fiesta fueron Crisálida, una banda chilena de vanguardia que fusiona lo mejor del rock, metal y folclore. Activos desde 1997 y liderados por la voz inconfundible de su cantante, Cinthia Santibáñez, ya tienen vasta experiencia abriendo conciertos internacionales y sin duda alguna son una de las bandas más importantes y reconocidas del metal progresivo nacional. Durante la mañana antes del show tuvimos la oportunidad de conversar con Cinthia y preguntarle cómo se sentían de cara a este nuevo desafío artístico en un gran escenario. Esto nos contó: “Me siento súper bien, súper tranquila. Hemos hecho un trabajo super profesional con la actual formación de la banda, muy apoyados por el equipo que trabaja con nosotros. Será un show especial, ya que como nuestras canciones son largas, hemos ajustado muchas versiones, como un gran medley. Terminaremos con un par de canciones del disco nuevo. Así que estamos muy felices y esperamos que la gente lo disfrute mucho”.

Y cuando habla de “actual” formación, se refiere al hecho de que hace poco han experimentado un cambio de guitarrista. Damián Agurto, que los acompañó por más de siete años, ya no está en la banda y ahora está Augusto Maldonado, con quien ya llevan un año trabajando y componiendo nuevo material.

null
null

A las 20:00 comenzaron su presentación, dándole la bienvenida musical a los numerosos asistentes que llegaron temprano para verlos. De hecho, hacia el final de su show, el teatro estaba virtualmente repleto. Partieron con “Cabo de Hornos”, canción que también abre su último disco, Tierra Ancestral de 2015. Luego hicieron el medley prometido y culminaron su presentación con dos canciones que formarán parte de su próximo disco. Gran actuación brindaron, muy aplaudidos por la gente.

null
null

Poco después de la 21:00, llega el instante aplazado por tres años cuando encabezados por Mark Jansen y Simone Simons, Epica sale al escenario del Caupolicán. Recibieron una emocionante ovación y la banda se dio cuenta inmediatamente de que sería una noche especial. “Abyss of Time – Countdown to Singularity” del último disco fue la escogida para abrir el show y el teatro se venía abajo. Continuaron con “The Essence of Silence” y después de terminarla bajo vítores ensordecedores, saludaron y confesaron lo felices que se sentían de estar de vuelta, confesando que nunca habían visto tanta gente en uno de sus show en Chile. Algo que los emocionó mucho y que los motivó a dar un espectáculo con la energía a tope.

null

La voz de Simone, su vestido de princesa blanco y plateado que contrastaba con la rudeza de metaleros vestidos de negro de sus compañeros, y la bella elegancia de sus movimientos, la hacían ver como un ángel en el escenario entremedio de otros cinco demonios de azotaban sus instrumentos. Una diva que es parte de las cuatro grandes del metal melódico de Países Bajos, junto a Anneke van Giersbergen (The Gathering), Floor Jansen (Nightwish) y Sharon Sharon den Adel (Within Temptation). Referente de muchas otras mujeres que se han atrevido a cantar metal, algo que hace 20 años no era tan común como hoy. Parte de esas pioneras que comenzaron a hacer un camino que hoy tiene al metal melódico de voces femeninas como un estilo bastante popular en Chile y que está sembrando seguidores en nuevas generaciones que ayer se vieron muy entusiasmadas viendo a Epica en vivo.

null
null

La inclusión de “Illusive Consensus” de su primer disco de 2003, desató el delirio de sus fanáticos, que la cantaron comporta junto a ellos. Un regalo especialmente para aquellos que siguen a la banda desde sus inicios. Otro momento muy emotivo y especial del concierto fue cuando tocaron “Rivers”, bella balada para la cual Simone pidio a todos que encendieran las luces de sus teléfonos ya que la filmarían para un futuro registro audiovisual. En efecto, para esa canción, se subió un camarógrafo a registrar esa canción, motivando aún más a la gente a cantar con fuerza.

Cerraron la primera parte del show con “Design Your Universe”, para luego retirarse por unos momentos a esperar la ferviente solicitud de bis por parte de sus fans. Regresaron para sellar una contundente presentación con “Cry for the Moon”, “Beyond the Matrix” y “Consign to Oblivion”. Tremendo cierre para una noche realmente perfecta de metal melódico, con un sonido impecable y una banda en llamas que no dejó a nadie sentado. Un nuevo paso triunfal de los holandeses por Chile, donde se consolidan cada vez más como artistas muy queridos y que logran convocar a un público muy transversal a sus actuaciones.

null
null
null

El poder femenino se hizo presente en esta velada metalera y melódica en el Caupolicán. Una cita perfecta con la música de Crisálida y Epica que se complementaron muy bien para entregar una experiencia que será un lindo recuerdo para quienes estuvimos ahí presentes para disfrutarla. Redonda presentación de ambas agrupaciones, dando su 100% sobre el escenario y demostrando el valor de todos esos pergaminos que han acumulado a lo largo de las más de dos décadas de experiencia y vigencia que tienen encima. Una mezcla virtuosa entre la energía del metal y las elegantes melodías que las musas entonaron.

Setlist Crisálida:
Cabo de Hornos
Medley: Araucana / Bajo Tierra / Raco / Solar
Morir Aquí
Volcano
El Niño

Setlist Epica:
Abyss of Time – Countdown to Singularity
The Essence of Silence
Victims of Contingency
Illusive Consensus
The Final Lullaby
Kingdom of Heaven
The Obsessive Devotion
In All Conscience
Rivers
Code of Life
Design Your Universe

Encore:
Cry for the Moon
Beyond the Matrix
Consign to Oblivion

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

X