Eric Martin en Club Chocolate: Desempolvando el legado
7 de mayo 2022.

Por Paulo Domic.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Cuando el arte se guarda en el cajón, comienza a ser olvidado. Eric Martin no quiso que las canciones de Mr. Big se quedaran ahí, juntando polvo a la espera de que el resto de sus miembros, muy ocupados con otros proyectos, sientan ganas de volver a darles un espacio en sus congestionadas agendas. Con esa motivación emprendió esta gira a través de varios países, ofreciendo un viaje a través de lo mejor del repertorio del cuarteto que durante los noventa fue uno de los números más cotizado del metal melódico, resistiendo y compitiendo codo a codo con el embate del grunge y de las tendencias de rock más oscuro y alternativo.

El norteamericano llegó al clásico recinto de Bellavista para cumplir con su segunda presentación en Chile en este paso por Latinoamérica. Luego de estar en Concepción la noche del viernes, anoche aterrizó en Santiago para presentarse junto a su banda conformada íntegramente por destacados músicos del rock chileno: Nacho Torres de FHT en guitarra, Joaquín Quezada de Sobernot en el bajo y Felipe Cortés de Crisálida en batería.

En la previa conversamos con él y nos comentó sobre cuán feliz estaba con este trío chileno como soporte. Luego de pasar por México y Colombia, quedó totalmente cautivado por ellos y desafiado a igualar su energía sobre el escenario. Junto a ellos cumple el deseo de volver a tocar fuera de los Estados Unidos luego de tanto alejado de los escenarios producto de los cierres de las fronteras.

Chile no es una tierra extraña para Eric Martin. Primero como solista el 2007 y luego con Mr. Big el 2011, 2015 y 2017, este quinto paso por Chile tiene el condimento especial de venir con una banda de chilenos que tenían muchas ganas de que llegaran estas fechas a su país natal. Y había mucha expectativa también entre quienes los siguen localmente en sus carreras. Todo esto configuró un cuadro donde el ánimo estaba a tope y por la nubes el ánimo por finalmente ver este esperado concierto, que originalmente estaba planificado para marzo y que sufrió una alteración en su planificación original.

Alrededor de las 21:30, luego del Meet & Greet en que Eric saludó y firmó discos de sus más fanáticos, salen a escena para inmediatamente golpear con “Daddy, Brother, Lover, Little Boy”, canción que abre el clásico Lean To It de 1991 y que fue la entrada ideal para una noche se llenó de melodías y riffs inolvidables. Así como en el disco, la siguiente fue “Alive and Kickin’” y la emoción se mantenía a tope entre quienes justamente vinieron a eso, a revivir canciones que son parte de lo más destacado del rock melódico de los 90 y que fueron compañeras de ruta de muchos generaciones que tuvieron en Mr. Big un contrapeso melódico al rock más oscuro e introspectivo que se tomó la década de los noventa.

null

Con algunos problemas técnicos en su sonido sobre el escenario, Eric estuvo un poco incómodo al inicio y hasta que no los soluciono, no comenzó con “Wild World”. La verdad no sabemos si hubo una prueba de sonido antes, pero al menos hacia afuera el sonido era bueno.

La química entre Eric y su equipo musical chileno fluyó mucho. No escatimó en lisonjas hacia sus nuevos amigos, a quienes bautizó como “Los Cóndores”. Al trío anoche se sumó el cantante Boris Cid de Ten Richter, que fue un gran apoyo a las voces y para quien también Martin solo tuvo alabanzas. De verdad fue un orgullo que un grupo de talentos chilenos cumpliera una labor tan profesional junto a un grande del rock. Muy sólidos y compenetrados, muy atentos a las improvisaciones del norteamericano y con una puesta en escena energética que fue un espectáculo muy entretenido de ver.

null
null
null

Eric Martin sostuvo una guitarra acústica prácticamente durante todo el concierto. Algo que no hacía en Mr. Big. Sin duda eso también aportó al sonido distinto que entregaba el grupo, ya que tocó muy bien y fue un excelente ingrediente adicional para las canciones. Y de hecho, canciones como “Shine” y su clásico “To Be With You”, de las más cantadas y disfrutadas por la audiencia, gracias a su aporte en la acústica llegaron a una dimensión distinta a las que conocíamos de sus versiones originales.

null

Con “Colorado Bulldog” sellaron una noche intensa y a la vez íntima, en la que Martin se tomó el tiempo para dialogar con la gente, decir todo lo que quiso, jugar y entretenerse sobre el escenario y cantar con la mucha voz que conserva a sus 61 años, desplegando una energía que muchos ya quisieran tener a esa edad. Una persona que irradia simpatía y humildad, que se entrega a su público y al espectáculo, y que tiene un genuino cariño y respeto por quienes lo siguen. Un artista que claramente tiene cuerda para rato y que esperamos pueda continuar trabajando con este equipo chileno en el futuro.

Setlist:
Daddy, Brother, Lover, Little Boy
Alive and Kickin’
Wild World
Undertow
Superfantastic
Promise Her the Moon
Temperamental
Shine
Electrified
Take Cover
Just Take My Heart
Take a Walk
To Be With You
Addicted to That Rush
Dancin’ with My Devils
Colorado Bulldog

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.