Por Jorge Fernández.

Europe es una legendaria banda sueca, cuyo nombre no tiene relación con el continente al que su país pertenece, por lo menos no directamente, pues las raíces de la agrupación nacen de la pasión de sus integrantes por la música misma. Es así como su marca está encriptada en el conocimiento colectivo mundial gracias al tributo que ellos hicieron al álbum Made in Europe de Deep Purple.

Y que no se diga que este origen es una coincidencia forzada, pues ya desde muy pequeños sus miembros fundadores, Joey Tempest y John Norum, hicieron igual cosa con el nombre que llevaban a cuestas, Force, en tributo al disco Force It de una de sus banda más influyentes: los británicos UFO.

Europe visita nuevamente nuestro país y esta vez lo hace por partida doble, pues a su show previsto para el próximo jueves en el Festival de la Canción de Viña del Mar, los oriundos de Estocolmo confirmaron una segunda fecha para este viernes 23 de febrero en el Arena Monticello, recinto apostado en San Francisco de Mostazal.

La emblemática banda de hard y glam rock partió por allá por el año 1979, precisamente bajo el nombre de Force. Sin embargo, su primer disco nació en 1983. Para ese entonces ya se llamaban Europe y el disco recibió el mismo nombre. En él resaltaron las primeras canciones que los irían encumbrando en su país y en Japón, principalmente. La más significativa de todas es el sencillo “Seven Doors Hotel”.

Al año siguiente vendría el disco Wings of Tomorrow en el que destacan “Open Your Heart”, “Dreamer” y “Stormwind”. Para ese entonces ya comenzaban a brillar con mayor efervescencia entre su fanaticada.

El éxito rotundo e indiscutido de la banda vendría de la mano de su disco consagratorio a nivel mundial: The Final Countdown (1986). De aquí es de donde salieron un sinfín de temas que se han transformado en clásicos de la música alrededor del orbe. A las reconocidas “Rock the Night” y “Cherokee” se adhieren con peso mayor e independiente los dos temas más importantes que ha creado la agrupación sueca: la hermosa balada “Carrie” y el indiscutido mayor triunfo de todos, “The Final Countdown”, canción que, además de darle nombre al disco funcionaría como caballo de batalla a lo largo de toda su carrera musical.

Esa fue la época de mayor trascendencia para la banda. Con sus grandes temas, alcanzaron la cima del estrellato en diversos territorios a nivel mundial. Sin embargo, su primera disolución no tardaría en llegar, pues a comienzos de los años 90 su estilo comenzaba a decaer y a mudar en otras vertientes del rock como el popular grunge que traían bandas ícono como Soundgarden o Nirvana. Dos álbumes más se dieron en el intertanto de su deceso: Out of This World (1988) y Prisoners in Paradise (1991). El primero con mayor suerte que el segundo, aunque de ambos cabe mencionar canciones como “Supertitious”, “Let the Good Times Rock”, “Prisoners in Paradise” y “I´ll Cry for You”.

Trabajos personales, disolución mediática obligatoria y reencuentros escuetos y repentinos fue lo que funcionó como interludio para la banda durante los años 90 y principios del nuevo siglo. 2003 fue la fecha en que volvieron al ruedo con Tempest y Norum nuevamente a la cabeza. En esta década, la banda resurge con un estilo mucho más apegado al hard rock y con buenos discos bajo el brazo: Start from the Dark (2004), Secret Society (2006) y Last Look at Eden (2009).

Frescos de nuevo y como si la disolución hubiese sido un pequeño bache superfluo en su carrera. los suecos volvieron a posicionarse en los escenarios y listados del mercado musical con canciones como “Got to Have Faith”, “Always the Pretender” y “Last Look at Eden”, sólo por nombrar algunas.

La segunda década del nuevo siglo no los adormeció en lo más mínimo. Europe aún sigue en el ruedo y se han encargado de demostrarlo con otros tres discos hasta la fecha: Bag of Bones (2012), War of Kings (2015) y el reciente Walk the Earth (2017). En estas contemporáneas producciones destacan temas como el exitoso sencillo “Not Supposed to Sing the Blues” y los homónimos “War of Kings” y “Walk the Earth”, respectivamente.

Todo listo y todo dispuesto para disfrutar por partida doble a estos incombustibles de la movida rock mundial. Las presentaciones, de seguro traerán la cosecha de los últimos años y, sin lugar a dudas también, sus más grandes éxitos de todos los tiempos.

null

Deja un comentario