Un día en la vida de la artista como la representación perfecta de la inmensidad de los procesos que vivimos cotidianamente, sin siquiera salir de nuestra rutina.

La intimidad que fue capaz de retratar Felicia Morales en “Mentir”; el estreno de su debut como cantante en solitario, hoy presenta su línea audiovisual en una pieza que logra transmitir el peso del vacío y de ensimismarse.

La multiinstrumentista abraza su música y la lleva a este nuevo plano, donde la voz se transforma en el canal necesario para cerrar ciclos, curar heridas y transitar hacia un brillante futuro en solo que viene a engrosar su carrera, compuesta por importantes aportes en proyectos como Fakuta, Gepe y Alex Anwandter.

Sebastián Soto, músico y director de clips de artistas como Mon Laferte, es el encargado de retratar cuidadosamente los sentimientos que entrega “Mentir”. “La inspiración está dada por lo que me hizo sentir la canción, muy íntima y minimalista. La intención fue retratar esta intimidad-reflexión en un día de su vida, donde finalmente hay algo que sorprende o rompe esa monotonía”, explica.

Grabado en un solo día, con un equipo compuesto por la cantante y el director, la pieza da pistas orgánicas de los procesos vividos por la compositora. Un viaje en el que un almuerzo en soledad, el contemplar los espacios y aferrarse a la vida mediante otros afectos, como los gatos, cobran un inmenso sentido.

Deja un comentario