Fiskales Ad-Hok en Teatro Cariola: La rabia que rompe el flagelo
15 de diciembre 2019.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Eric Parra.

Cuando recordamos que todo tiempo pasado no fue mejor y miramos en retrospectiva un camino apedreado por la inconsecuencia y atropellamiento de un escalafón social que mantiene en yugo a la sociedad ordinaria y carente de justicia, resulta imposible no cruzar la mirada con una agrupación emblemática de la crítica ácida y sin fisuras que otorga el punk rock. Si a esto le sumamos que la presentación de Fiskales Ad-Hok en el Teatro Cariola está instaurada además para presentar su más reciente disco, luego de una década desde el último publicado, estamos frente a un momento propicio y atingente para lograr escupir la rabia que ha recorrido las venas abiertas nacionales.

El Flagelo (2019) vino a ser esa especie de catarsis preconcebida de lo que forzosamente se ha venido a llamar “Estallido social”. Un disco que está cargado de canciones que dictan cátedra sobre el descontento social que ha ido en constante ascenso desde hace algún tiempo a esta parte y así se vio reflejado en la pantalla gigante que acompañaba a los músicos a sus espaldas: ardientes llamas y espadas cruzadas en el ojo de políticos en boga eran solo la guinda del pastel que se cocinaba sobre el escenario.

Pero retrocedamos unas pocas horas, porque si bien el telón lo bajó toda la euforia de Fiskales, como buena hermandad patriótica la fiesta partió con varias agrupaciones invitadas, las que tenían como denominador común la descentralización capitalina, pues todas nacieron en regiones. Los encargados de abrir la jornada fueron los oriundos de Villa Alemana La Floripondio quienes, con esa mezcla híbrida de sonidos hicieron bailar a medio mundo ya apostado en las inmediaciones del lugar. A ellos se les sumó al poco rato, la agrupación penquista Machuca, los que obviamente tienen un arrastre increíble con el público, especialmente con sus clásicos más grandes “Al Patíbulo” y “Corazón Desilusionado”. Finalmente, y por cosas de logística, la última banda invitada en presentarse fue Alectrofobia. Los oriundos de Temuco desplegaron un arsenal de canciones consecuentes con la respiración entrecortada de rabia de los presentes y cruzaron, desde el inicio, sus sensaciones con indistintas imágenes de una figurita que perdió el control (de sí mimo y del país) para retratar la potente “Imbécil”.

Lo primero que hay que destacar en el concierto es considerar la tremenda sensación que se logra al ir a un evento donde se presenta un disco y escucharlo de principio a fin y de manera continuada. Y así fue, la primera parte del show estuvo dedicada de manera íntegra a recorrer de punta a cabo El Flagelo con “El Canto”, la canción inicial, siguiendo con temas ya integrados en la mente de los fanáticos como “Música de Mierda” y “Palo sin Bandera” para terminar con la balada punk rock encauzada en “Vienen por el agua” con un telón de fondo que destacaba la figura del comunero mapuche Camilo Catrillanca.

Con un discurso político tan evidente que ha destacado a Fiskales durante los más de 30 años de carrera, Álvaro España y toda su labia incendiaban con transparencia la mente de sus fanáticos y, a paso infranqueable, iban avanzando por el cortejo musical entre vientos de bronce y músicos invitados. Una vez que el último disco fue presentado a cabalidad fue el turno para rememorar varios clásicos que provocaron la catarsis voluntaria de los seguidores de antaño que se reunían en las dependencias de San Diego. “Lindo Momento”, “El Patio con Rejas en el Cielo” y “Odio” es solo una muestra de la ensordecedora alegría que se vivió durante la segunda parte y final de la presentación.

Fiskales Ad-Hok tiene cancha y voz para destrozar el flagelo de las poderosas manos ensuciadas que comandan las decisiones insanas de un país en conflicto. Múltiples generaciones se apostaron durante la tarde noche del domingo 15 de diciembre, porque son una banda que no se rinde, que resiste los embates y se mantiene erguida frente a todo como reza fielmente una canción.

Setlist:
El Canto
Mal
Música de Mierda
No Va a Pasar
Se Nos Va
Humanidad
La Manada
Dulce y Tierno Hooligan
Palo sin Bandera
Falso
Pastillas de Cabrón
Vienen por el Agua
Lindo Momento
Caldo e´ Caeza
El Patio con Rejas en el Cielo
Calavera
Campanitas
Esa Vida
Odio
El Proceso

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario