Foals en Cúpula Multiespacio: una noche para dormir cansados
2 de abril 2019.

Por Constanza Paredes.
Fotografía del show de Lollapalooza por Lotus Producciones.

Es extraño volver a caminar por el Parque O´Higgins un par de días después de Lollapalooza sin todo lo colorido y rimbombante del ambiente vivido el fin de semana; todo está mayoritariamente oscuro, y de ruido y música no mucho la verdad, cualquiera que no supiera que en este lugar hubo un multitudinario festival los últimos días de marzo ni siquiera le pasaría por la mente, pues la imagen es en cierto punto nostálgica y extraña, como ocultando lo que se vivió, quizás porque lo que deja ese festival es siempre un poco de complicidad y secretismo entre los que tuvimos la oportunidad de participar, pero también la necesidad de más: podría haber habido otro día o empezar más temprano, podrían haber participado más bandas, siempre se puede un poquito más. Y como eso es lo que pasa, que se queda siempre con ganas de que no hubiera acabado nunca, me encuentro en dirección al sideshow de Foals, los británicos que mantienen un público cautivo, adultos jóvenes que caminan tranquilos en dirección a la entrada para ubicarse en el íntimo lugar que proporciona la Cúpula Multiespacio para quedarse con lo poco que queda de la conexión con Lollapalooza Chile.

La gente demoró en llenar el lugar, la ansiedad recaía en la impuntualidad de los asistentes que recién cuando hicieron el cambio de luces en el escenario anunciando que el show estaba próximo a comenzar se aglomeraron y repletaron cada rincón, el calor se hizo sofocante y el ambiente muy húmedo, así recibíamos a Foals; ellos se mostraban alegres, enérgicos y con cierta cercanía que no sabían cómo transmitir pues era como que ninguno se atrevía acercarse al micrófono para saludar. “On the luna” fue la primera, buena elección pues lo que los trajo al escenario de Lollapalooza fue su más reciente trabajo que ni siquiera ha cumplido un mes desde su lanzamiento: Everything Not Saved Will Be Lost: Part 1, álbum que se convirtió en el quinto que saca la banda y que ya presenta éxitos como “Exits” (que también formó parte de la presentación) con su video novedoso y llamativo.

Las primeras palabras dirigidas a nosotros en boca de Yannis Philippakis fueron “Hola Santiago”, lo que provocó que la gente saltara y comenzara una de las favoritas del público: “My number”, infaltable por supuesto. La noche continuó y el mar de gente en que se transformó el recinto fue angustiante en ciertos momentos, no se dejó de saltar ni cantar en ningún instante pues era canción tras canción. El show fue mucho más transversal a su carrera, si bien estuvo cargado principalmente por su nueva producción, también pasaron por aquellas que las hicieron conocidos y con las que recolectaron éxitos. Evidentemente tuvimos un poco más de lo que hicieron en Lollapalooza 2019, “A knife in the ocean” fue una de las agregadas al setlist.

El espectáculo fue redondito, ni más ni menos, sus letras dan para pensar y el público es de esa edad intermedia, lo que hizo que el ambiente fuera más relajado, pero no por eso más tranquilo. Fue como si los que repletaban el lugar hubieran dejado una cuota de lo que no gastaron en el festival para este día, y aquellos que no estuvieron en su presentación en Lolla, se hubieran preparado todo el tiempo para este instante. Saltaban, gritaban, cantaban y yo solo pensaba que al otro día sería miércoles y que muchos de ellos llegarían tarde al trabajo, que quizás la adrenalina quedó tan arriba que no los dejaría llegar a dormir inmediatamente, pero que en definitiva el cansancio llegaría. Y así, con cierta incertidumbre de lo que depararía el resto de la semana y el final de la jornada, “Two steps, Twice” terminó de sonar y nosotros nos fuimos apurados para alcanzar el metro y llegar a dormir cansados pero satisfechos.

Setlist:
On the Luna
Mountain at My Gates
In Degrees
Balloons
Olympic Airways
My Number
Black Gold
Spanish Sahara
Syrups
Providence
Sunday
Red Socks Pugie
A Knife in the Ocean
Exits
White Onions
Inhaler

Encore:
What Went Down
Two Steps, Twice

X