Las Migas en Teatro Nescafé de las Artes: fusión gitana entre amigas
2 de abril 2019.

Por Manuela Beltrán.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Las Migas es un cuarteto de mujeres españolas que rescata la tradición, el folclor y la fiesta flamenca. Con mucho sentimiento, dan vida a sus instrumentos que dialogan entre ellos, en ritmos que llegan a un alto nivel de dramatismo y una profundidad a veces oscura y otras veces tierna. Con 15 años de carrera, el concierto del 2 de abril en el Teatro Nescafé de las Artes fue su primero en Chile. La banda ha cambiado varias veces de integrantes lo que provocó que a esta gira vinieran las guitarristas Marta Robles y Alicia Grillo, la violinista Carolina Durán y en la voz flamenca Bego Salazar.

null

“Con toda palabra” fue la canción que dio inicio al concierto, una versión flamenca de la mítica composición de Lhasa de Sel, con un violín agudo que dejaba escuchar un eco sordo en su amplificación, dando una atmósfera profunda que inundó el escenario. Luego, sin pausa, siguió el tema “Vente conmigo” que da el nombre a su tercer disco de estudio. Entre juegos musicales prodigiosos, terminan cantando al unísono a cuatro voces.

Las Migas hacen una pausa para interactuar con el público, aprovechan de anunciar el nuevo disco que vienen a promocionar llamado Cuatro, e invitan igualmente a dejarse emocionar con el concierto, que como dicen tiene muchos sentimientos, “un poquito de tristeza también”, añaden. Así es como empiezan guitarras punteando a contrapunto, Bego Salazar levantando los brazos y utilizando el zapateo como pequeñas percusiones. La canción “Allí estaré” tiene momentos de intercambios en la voz, a veces carraspeada otras veces dulces, asa lo mismo con las guitarras, que también cambian a veces redoblan en drama y luego se calman suaves.

null

En “Tangos de repompa” todo en escena sube su volumen para que se noten por sobre todo las guitarras y voces, le siguen palmas y zapateos, gritos como si fueran de dolores, instrumentos con auras oscuras en punteos graves y fusionando ritmos flamencos que transportan a sueños de medio oriente. “Este es el momento en que el concierto es vuestro” dice una de Las Migas y así empieza el verso muy flamenco que hace cantar al público: “Calabacita, calabazón, este bicho lo mato yo”. Entre olés y aplausos las Migas siguen comentando “sois un público fantástico, nos dijeron que eran tímidos y la verdad que no”. Lo que generó una ovación muy grande.

En la siguiente canción, “Soñé”, entra el invitado chileno Antonio Restucci, amigo personal de la banda de larga data. Con una mandolina bajo el brazo el conjunto de cuerdas transporta a este ambiente onírico, con punteos y armónicos de cuerda, mientras que la voz de la cantante recita tiernas letras con voces fuertes: “Soñé que me querías la otra mañana y soñé al mismo tiempo que lo soñaba”.

null

En la siguiente canción la agrupación revela una pequeña incógnita que es la de su curiosidad del origen de la palabra “tararear”. Las tararas y los tararos, dijeron, eran históricamente las personas que andaban por los campos cantando como locos, sin saber la letra ni nada. “La tarara” es una canción tradicional española con orígenes en el siglo XIX y ha tenido una tradición oral, gozando de múltiples versiones como la de Federico García Lorca, Camarón de la Isla, entre otros. Las Migas revisaron también la canción popular para hacer una versión personal con golpes de violín y punteos profundos.

“Ahora una canción de Jorge Drexler” anuncia en el siguiente tema la vocalista. En “La milonga del moro judío” es invitado a cantar Manuel García quién las acompaña cantando a dúo con tono alto y fuerte, rindiendo tributo a la tradición española. El siguiente tema fue en formato instrumental. El dúo de guitarras de Marta Robles y Alicia Grillo, tocaron un prodigioso diálogo de cuerdas, acompañado de palmas huecas que el público siguió y celebró con alta ovación. Le siguió a su vez un solo de violín por parte de Carolina Durán que con vibratos graves/agudos provoca que nos hundamos en una profundidad un tanto oscura. “Y al escuchar lo temible” canta Durán para luego cambiar de colores con su violín, con golpes y ritmos como rasgueos de guitarra flamenca. “Carolina que bonito” vuelve diciendo su colega Bego Salazar mientras entra al escenario. La siguiente canción fue recibida con ovación. Con muchísima fuerza sonó el clásico del tango “Nostalgia” con esta versión de mujer gitana con un solo de voz y la compañía de un solitario violín.

null

Vuelven las guitarras al escenario y antes de comenzar, la cantante dice “Larga vida al loco”, que a la vez es el título de la siguiente canción. Posteriormente la canción “La Maleta”, fue dedicada a todas las personas del público y a todas aquellas como ellas que están días enteros en un avión. Entre zapateos y juegos de voces Las Migas interactuaron con el público que a pesar de su empeño, dejaron ver su timidez en la descoordinación del tarareo. Prosiguió la interacción con el público, preguntando y bromeando sobre cuántas personas había enamoradas en el teatro. Una de Las Migas, por su parte, llevaba enamorada un mes de los cuales había estado 3 semanas de gira. Así entre risas se introdujo “Con lo bien que yo estaba sola”, y le siguió la última canción del concierto “Vengo Venenoso”.

null

El grupo volvió después de la ovación final a agradecer a la producción del concierto y de la gira. “Que viva Lola Flores” dijo una de la banda, a lo que su compañera completó: “Esta canción la tienen que bailar sino suena muy ridícula”. “Tu boca” de Lola Flores y re-versionada por Las Migas sonó rápida y animada, un clásico español para cerrar y en el que en lugar de esperar una siguiente ovación en el escenario, la banda siguió cantando sin amplificación, bajando por un costado del escenario. Atravesaron el pasillo y todavía sonando fuerte hasta llegar al hall central del teatro, se detuvieron en la salida para saludar al público como amigas cercanas.

Setlist:
Con toda palabra
Vente conmigo
Allí esperaré
Tangos de la repompa
Soñé – con Antonio Restucci
La tarara
La milonga del moro judío – con Manuel García
Dúo guitarras
Solo violín
Nostalgia (duo)
Larga vida al loco
La maleta
Con lo bien que yo estaba sola
Vengo venenoso

Encore:
Tu boca

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario