Jauría en Blondie: La manada eterna del punk rock
31 de agosto 2019.

Por Jorge Fernández.
Fotografías por Agustín León.

La noche del último día de agosto era extraña. Todas las noches del mes lo fueron en realidad. También los días y las horas de este caluroso invierno que vaticina un futuro con desesperanza. Sábado muy de tarde y por las cercanías del metro Unión Latinoamericana se empiezan a escuchar los primeros aullidos. Son perros callejeros que se entrecruzan con los gritos de los fanáticos de la banda argentina Jauría, ya preparada para presentarse en la mítica Blondie.

Pero como toda banda de punk rock hermana que se place de serlo, los trasandinos unieron la fuerza de su música a los nacionales BBS Paranoicos, banda que se encargó de abrir los fuegos de la noche. Hablar de la potencia de BBS es, a estas alturas del partido, redundar en lo mismo. Decibeles exacerbados emanando no solo de los parlantes, sino también de toda la fanaticada que corea hasta la última letra cada canción. Con un show redondo y siempre con gusto a poco por su enorme calidad, la banda otorgó una dosis cualitativa de resonados hits en un setlist que había sido construido previamente por recomendaciones hechas de sus seguidores.

null

De esta manera, junto con tocar canciones de su alabado y reciente disco tales como “Mis Demonios” y “No lo veo como tú” se pasearon por su discografía de antaño con puntos altos de la jornada en sencillos como “Imperfecto” y “Tanto insistir” de Algo no anda (2000) e incluso más atrás, con ese extraordinario Hardcore para Señoritas (1997), placa que contenía canciones que pasaban de oído en oído cuando los noventas ya cerraban sus cortinas. Precisamente fue “El regreso” la canción más bullada de aquella jornada de punk rock que se inició con broche de oro.

null
null

La algarabía ya se sentía en todos los rincones del recinto cuando cuatro salvajes cánidos comenzaron a recorrer cerros desiertos y secos. Desde sus rostros peludos se distinguían unos ojos profundamente rojos. Tenían rabia, pero más que todo, ansiedad ya que, después de años, volvían a pisar un escenario chileno y la fiesta se hizo esperar.

Sebastián y Mauro Ambesi, en guitarra y bajo respectivamente, Ray Fajardo (ex El otro yo) en batería y el talento indiscutido de Ciro Pertusi (ex Attaque 77) son los integrantes de esta tremenda banda trasandina que cuenta a su haber con dos discos y un pequeño puñado de viejos clásicos de la emblemática ex banda del frontman. Parecía que el show se podría alargar para toda la noche, pero lo cierto es que fue más bien breve. Problemas técnicos retrasaron el inicio y un show que marchaba sobre ruedas sufrió variaciones finales que provocaron un corte brusco.

null

A pesar de todo, el talento no se discute y la entrega de la banda fue increíble. Así quedó demostrado durante toda la presentación con canciones que tienen un peso gigantesco en las gargantas de los fanáticos que se apostaron en pleno centro de la capital para verlos tocar. “No pertenecemos”, “Indios Kilme” y “El pobre” son solo una pequeña muestra de ello.

El “Olé Olé” clásico de Attaque 77 salió a relucir entre el público y antes del “cada día te quiero más” el coro se hacía difuso al nombrar a ambas bandas al unísono. Pasado y presente cruzado por letras y no debe haber reproche pues la adolescencia y la juventud de los seguidores de aquella noche estaban también en esa sensación de nostalgia que tanto gusta por momentos.

null
null

Ciro Pertusi lo sabe muy bien y es por ello que su setlist también incluyó canciones que pertenecieron a su ex banda tales como “Ojos de Perro” y “El pájaro canta antes de Morir” del disco Antihumano (2003) y “Por qué te vas” y “Perfección” que, si bien, no son de su autoría, se hicieron populares con sus voces. Precisamente esta última canción fue una de las más coreadas de la jornada que se dio en el momento más álgido también, pues estuvo acompañada de los éxitos de Jauría “Morgue Corazón”, “Adiós a Dios” y “El puente más allá de lo vivido”.

null
null

Es de esperar que el paso de Jauría por nuestro país no sea tan esporádico. La sensación fue que faltó mucho más por entregar, pues canciones exitosas tienen por montón. Por lo demás, sus compañeros nacionales en el escenario tienen una fanaticada garantizada para conformar la amalgama perfecta de buenos sonidos. Con ello, lo que se cosecha finalmente, es una manada hermana de lobos solitarios que solo quiere seguir escuchando punk rock.

Setlist BBS Paranoicos:
Imperfecto
Corazón al barro
Mis demonios
Ruidos
La victoria del perdedor
Delusional
Tanto Insistir
Esperando un adiós
Sonríe
Mentira
Taquicardia
El regreso
Algo no anda
Como una sombra
No lo veo como tú

Setlist Jauría:
Guerra en las galaxias
El tren
No pertenecemos
Por qué te vas
Indios Kilme
Océano Anárquico
Blues del karma
Ojos de perro
Amigo mío
Ella
Religionaré
El pájaro canta hasta morir
Morgue Corazón
Adiós a Dios
El puente más allá de lo vivido
Perfección
Y además…
El pobre

>>> REVISA NUESTRA RESEÑA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<

Deja un comentario