Con broche de oro, el artista cierra el ciclo de canciones que marcaron la celebración de los 20 años del disco “Vivo” realizado en noviembre de 2019.

Para homenajear el emblemático disco “Vivo”, Joe Vasconcellos realizó el multitudinario concierto “Qué Buena Onda” en el principal escenario musical de Santiago. En aquella ocasión, ante un Movistar Arena a su máxima capacidad y acompañado de la reciente nominada a los Grammy Awards, Cami, el cantautor finalizó el concierto con “Huellas”, una de sus canciones más coreadas y bailadas por el efervescente público que lo acompañó el 24 de noviembre del año pasado. Así como en aquel show, Joe concluye con este tema la presentación de los doce sencillos que forman parte de este registro, los que ha estado lanzando consecutivamente desde comienzos de 2020.

Para este concierto, Joe Vasconcellos invitó a destacadas y destacados artistas nacionales, y una de ellas fue CAMI. Con la joven cantante, que cuenta con una meteórica carrera, dos exitosos discos y que acaba de convertirse en la cantante chilena más joven en ser nominada a los premios Grammy por su álbum “Monstruo”, habían coincidido a lo largo de Chile por diferentes escenarios, pero no habían tenido la oportunidad de hacer algo juntos.

“Lo primero que recuerdo, cuando la llamé, fue su entusiasmo, me dijo: ¡no lo puedo creer! ¡Le voy a contar a mi papá!”, señala Joe. Sobre esta experiencia, agrega, “le dije haz lo que quieras, tú elige los mejores momentos y en qué parte quieres cantar o si quieres, cántalo entero; ensayamos el tema el mismo día del concierto y ella logró darle un estilo personal tremendamente power”.

Con el paso de los años, “Huellas” se ha convertido en un verdadero himno para las distintas generaciones que han seguido su carrera, siendo además una de sus creaciones con más historia. Su primera aparición fue en “Verde Cerca”, el segundo disco de Joe Vasconcellos (1992), para luego ser reinventada para “Toque” (1995) y posteriormente fue parte de “Vivo” (1999) y “Mágico – El Recital” (2009).

En medio de la revuelta social que había comenzado hace un mes en el país, “Huellas” fue parte de los últimos minutos del show, pero también se transformó en un respiro y en un momento donde todos sintonizaron la misma energía. “Terminamos el recital y nos preocupaba qué pasaba afuera, si estaba la policía, y no: todo bien”, recuerda Joe Vasconcellos con un detalle adicional en la memoria: “Hubo un chico que nos dijo ‘mis papás me llevaron a la Estación Mapocho a ver a Joe cuando yo tenía seis años, y ahora yo los traigo al Movistar Arena a vivir esta montaña rusa de emociones’. Porque eso fue, y lo sentimos desde el escenario”, expresa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.