Kaiser Chiefs en Chile: Hooligans con instrumentos
Teatro La Cúpula, 6 de junio 2016.

Por Patricio López.
Fotografías por Francisco Aguilar A.

Kaiser Chiefs es de esas bandas directas, intensas, que tienen como estandarte al extrovertido Ricky Wilson, que a ratos, se roba completamente la película y muestra, con clase, la mejor versión de un frontman de rock.

Nueve en punto y deja de sonar la música envasada para dar paso a los integrantes en una fría noche de junio. Las más de mil personas asistentes responden con gritos al sonido de los primeras notas del teclado del tema “Everyday I Love You Less and Less”, de su primer álbum. Los oriundos de Leeds comienzan con todo, y la contundencia escénica de Wilson se hace notar inmediatamente. Luego, vienen más clásicos “Everything Is Average Nowadays”, “Never miss a beat” y la gente coreaba los temas, como cánticos futboleros, haciendo girar bufandas. Suena “Modern Way” y a ratos Wilson privilegia más la performace que su interpretación, actitud total, digna de un frontman que no perdía la conexión con su público: rock en su máxima expresión.

Luego vienen “Parachutes”, “Ruby” coreado a más no poder, “Take my temperature”. En el tema “The Angry Mob”, Wilson pide al público corear “We are the angry mob We read the papers everyday…” a lo cual el público acompaña tal cual como en un estadio. Para cerrar la primera parte, suenan “i predict a riot”, “Misery Company” y cierran con el primer single de su último disco “Coming Home”.

Regresan con sólo dos temas, “Hole in my soul” y “Oh My God”, el cierre redondo para un concierto que no superó los 80 minutos, pero que tuvo todo lo apropiado para ser una excelente jornada.

Kaiser Chiefs supo combinar nuevos temas con lo más popular. Ahora bien, hubo un par de temas que sostuvo con valentía Wilson, “Parachutes” y “Hole in my soul” que dentro del formato más crudo de la banda, se alejan de su “sonido”, dando paso a secuencias electrónicas modernas y bailables, que si bien no prendieron al público, la banda se dió el lujo de tocarlas ofreciendo un concierto con distintos matices. Una excelente jornada de rock en la que a ratos, pareció ser la jornada de Ricky Wilson.

Setlist:
Everyday I Love You Less and Less
Ruffians on Parade
Everything Is Average Nowadays
Little Shocks
Never Miss a Beat
Modern Way
Parachute
Ruby
Take My Temperature
The Angry Mob
I Predict a Riot
Misery Company
Coming Home
Encore:
Hole in My Soul
Oh My God

>>> REVISA NUESTRA GALERÍA FOTOGRÁFICA PINCHANDO EN ESTE TEXTO <<<<

X